Síndrome del alcoholismo fetal: causas, signos, síntomas, tratamiento, efectos, pronóstico, prevención

Las mujeres embarazadas a menudo son castigadas por consumir alcohol ya que se dice que es dañino para el feto en el útero de la madre. El consumo de alcohol en esta etapa conduce a un amplio espectro de condiciones en el niño que conduce a complicaciones en su desarrollo normal, tanto fisiológico como psicológico. Este amplio espectro de condiciones en el niño que puede estar indicado por una altura corta, cabeza más pequeña con respecto al cuerpo, bajo peso corporal, problemas de coordinación deficientes, problemas de comportamiento y aprendizaje en la escuela, impedimentos visuales y / o auditivos y similares pueden ser denominados trastornos del espectro del alcoholismo fetal o EDAF. Si bien hay muchas variaciones de FASD, el síndrome de alcoholismo fetal o FAS es la forma más grave.

¿Qué es el síndrome alcohólico fetal?

En pocas palabras, el síndrome de alcoholismo fetal se puede definir como el fisiológico y daño psicológico que ocurre en un niño debido a la exposición al alcohol mientras está en el útero. El Síndrome de Alcohol Fetal se caracteriza por una clase de síntomas que involucran deterioro cerebral, deterioro del crecimiento fisiológico y anormalidades en la formación de rasgos faciales.

El consumo de alcohol por mujeres durante el embarazo ha sido el factor causal detrás del Síndrome de Alcohol Fetal. Se ha encontrado que es una de las razones dominantes detrás de las deformidades de nacimiento en los Estados Unidos con tantos como 5000 a 12000 bebés que nacen cada año con esta condición, también conocida popularmente como síndrome de abuso de alcohol fetal.

Signos y Síntomas del Síndrome de Alcohol Fetal:

El Síndrome de Alcohol Fetal o FAS usualmente se caracteriza por anormalidades fisiológicas y de comportamiento. Sin embargo, el diagnóstico del Síndrome de Alcohol Fetal solo es posible cuando el niño manifiesta los principales síntomas asociados de la enfermedad que son los siguientes-

  • Crecimiento fisiológico retardado en el niño con síndrome alcohólico fetal – Es probable que el niño tenga retraso en el crecimiento en términos de fisiología en relación con el índice de crecimiento considerado normal para niños del grupo de edad contemporáneo.
  • Características o características faciales del síndrome de alcoholismo fetal – Las características faciales de los niños que sufren de síndrome de alcoholismo fetal son probablemente diferentes el índice normal con ojos pequeños, nariz respingona y corta, labio superior delgado, philtrum aplanado.
  • Síndrome alcohólico fetal y problemas en el sistema nervioso central – Las complicaciones en el sistema nervioso central causadas por el síndrome alcohólico fetal son caracterizado por retraso mental, deterioro del desarrollo del lenguaje, retraso en la tasa de desarrollo de actividades motoras, tanto brutas como finas, i mpulsiveness, hiperactividad y convulsiones.

Además de los síntomas antes mencionados, el síndrome de alcoholismo fetal también puede conducir a ciertas condiciones secundarias en el niño que pueden enumerarse de la siguiente manera-

  • Problemas psicológicos en niños con síndrome de alcoholismo fetal – El niño con Síndrome de Alcohol Fetal puede sufrir problemas como ADD o Trastorno por Déficit de Atención, depresión, trastorno de conducta y similares.
  • Problemas para mantener la ley y el orden – Los niños con síndrome de alcoholismo fetal a menudo se convierten en adolescentes y adultos , incapaz de cumplir con las normas, reglas y regulaciones sociales y legales, enfrentando así problemas de conducta severos, tales como problemas de manejo de ira, frustración y otros problemas similares. Esto conduce a altas tasas de suspensión y expulsión de las instituciones educativas, abuso de drogas, incapacidad para conservar un trabajo y vivir de forma independiente, etc.

Pronóstico del Síndrome del Alcoholismo Fetal

Como muchas otras enfermedades, el Síndrome del Alcoholismo Fetal no tiene un conjunto fijo de resultados universales; varían de un niño a otro. Sin embargo, uno de los resultados más comunes que se pueden observar es que ninguno de los niños que padecen el Síndrome de Alcohol Fetal tendrá un desarrollo normal del cerebro. El mejor curso que se puede tomar es ir a un diagnóstico temprano y tomar las medidas apropiadas a fin de elaborar ciertas estrategias de comportamiento y educación que se ajusten a las necesidades del niño. Sin embargo, debe entenderse que el Síndrome de Alcohol Fetal es una afección irreversible; el impacto se puede controlar en cierta medida mediante programas de intervención temprana, pero no se puede erradicar por completo.

Epidemiología del Síndrome del Alcoholismo Fetal

Entre las muchas sustancias que causan daño al sistema fisiológico y psicológico humano, el alcohol definitivamente se encuentra cerca de la parte superior de la lista, ya que es el tetragón más común con efectos adversos. Aunque es dañino para las personas en todas las etapas, las mujeres embarazadas corren un riesgo mayor ya que el alcohol viaja fácilmente a través del placenta al sistema del feto. Es difícil registrar una cifra exacta del número de personas que padecen el Síndrome de Alcohol Fetal debido a la cantidad de factores, a saber, definiciones variables, renuencia en el diagnóstico, escasez de métodos y herramientas de recopilación de datos confiables y similares. Aproximadamente 0.5 – 2 de cada 1000 nacidos vivos se ven afectados por el Síndrome de Alcohol Fetal en los Estados Unidos. Sin embargo, este número varía mucho con las comunidades, la comida, la cultura y los hábitos de estilo de vida, tradiciones y factores similares. Esto ha sido probado por las cifras de Italia y la provincia de West Cape en Sudáfrica, donde los números van desde 40 por cada 1000 niños y 89 por cada 1000 niños respectivamente.

Causas del Síndrome de Alcohol Fetal

La causa principal detrás del Síndrome de Alcohol Fetal es el consumo de alcohol por mujeres que están embarazadas o que están planeando tener un bebé. Aunque el alcohol resulta ser fatal para la mujer embarazada y su hijo en todas las etapas, el primer trimestre (3 meses) es el más crucial. Sin embargo, esto no significa que las mujeres embarazadas puedan consumir alcohol después de esta fase. No existe un nivel seguro de consumo de alcohol para las mujeres embarazadas, con el factor de riesgo aumentando con el nivel del alcohol.

El desarrollo del corazón y otros órganos, huesos, sistema nervioso central y características faciales son la fase más importante del desarrollo durante el primer trimestre. Por lo tanto, el consumo de alcohol en esta etapa conduce a deformidades y el riesgo aumenta con los niveles de alcohol y las fases del embarazo.

Efectos del Síndrome de Alcohol Fetal o el Mecanismo de la Ocurrencia del Síndrome de Alcohol Fetal

Un mecanismo claro, concluyente y universal para el desarrollo del Síndrome de Alcohol Fetal no ha sido identificado debido a la existencia de varias formas diferentes en que el alcohol podría penetrar el sistema del feto después de su consumo por la madre embarazada.

El alcohol ingresa al torrente sanguíneo y llega al feto en el útero por medio de la placenta. Esto da como resultado niveles más altos de acumulación de alcohol en la sangre del feto que da como resultado un desarrollo anormal. Esto se debe a que los fetos tienen un sistema de metabolismo más lento. La intervención del alcohol en la transmisión de oxígeno y los niveles óptimos de nutrición a los tejidos, varios órganos del cuerpo y el cerebro conduce a la deformidad.

El hígado, que es el órgano dominante para la desintoxicación del etanol en los adultos, es incapaz de hacerlo en el caso de fetos ya que las enzimas ALDH y ADH aún no son funcionales. Esto garantiza la exposición del feto al etanol en el líquido amniótico durante un período de tiempo más largo, lo que provoca convulsiones.

Diagnosticando el Síndrome del Alcoholismo Fetal

Es importante introducir a un niño con Síndrome de Alcohol Fetal en terapias de intervención en el primer caso posible para ganar cierto control sobre su condición y esto solo es posible por medio de un tratamiento apropiado. diagnóstico. Hay cuatro criterios clave que deben tenerse en cuenta al diagnosticar a un niño con síndrome de alcoholismo fetal:

  • Deficiencia en términos de crecimiento: la altura y el peso del niño, tanto prenatal como postnatal, serán más bajos que el índice normal.
  • Las características faciales, tales como ojos pequeños, nariz respingona, cabeza más pequeña y similares estarán presentes.
  • Daño en el sistema nervioso central
  • Exposición prenatal al alcohol por medio de la madre embarazada.

Es Es importante hacer evaluaciones basadas en un enfoque multidisciplinario para evaluar completamente los cuatro criterios y llegar a una conclusión. Si bien muchos médicos simplemente tienen en cuenta la defoliación del crecimiento y las características faciales características, algunos médicos también tienen en cuenta las anomalías en la estructura del Sistema Nervioso Central.

Tratamiento para el Síndrome de Alcohol Fetal

En el inicio, se debe entender que el Síndrome de Alcohol Fetal es un proceso irreversible. Aunque la enfermedad es incurable por sí misma, se pueden tratar algunos de los síntomas asociados y para esto es necesario diagnosticar el Síndrome de Alcohol Fetal en la etapa más temprana posible.

Los niños con Síndrome de Alcohol Fetal pueden enfrentar problemas psicológicos. Permitir que esos niños participen en actividades de educación especial y actividades sociales puede ayudarlos en gran medida. Desde entonces, los niños que sufren del Síndrome de Alcohol Fetal enfrentan problemas de comportamiento; se les puede proporcionar un entrenamiento especial que los ayude a ser más sociables. Los problemas del habla también se pueden resolver mediante terapias de lenguaje y otras medidas.

Aunque no se receta ningún medicamento para el Síndrome de Alcohol Fetal, existen ciertos medicamentos que abordan los síntomas, como antidepresivos, ansiolíticos y neurolépticos. Diversos tipos de sesiones de terapia, como fisioterapia terapia del habla y el lenguaje, etc. también pueden ayudar a los niños con Síndrome de Alcohol Fetal.

Formas de prevenir el síndrome de alcoholismo fetal

Solo hay una forma de prevenir el Síndrome Fetal de Alcohol en los niños y esa medida preventiva debe comenzar desde el momento en que los padres comienzan a planificar para un bebé. La madre embarazada o las mujeres que planean tener un bebé deben abstenerse del consumo de alcohol, que es la raíz de todo el problema. Por lo tanto, abandonar el alcohol por completo durante el embarazo es la única forma de evitar que los niños tengan el Síndrome de Alcohol Fetal.

Para evitar que los niños tengan esta afección médica, es muy útil que las madres se abstengan de beber. Como el Síndrome de Alcohol Fetal no tiene tratamiento o cura, siempre es mejor que las madres sean lo suficientemente cuidadosas como para brindarle al niño una vida saludable por adelantado al prevenir el trastorno.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment