¿Puede el óxido darte tétanos?

El tétanos es causado por una bacteria clostridium tetany. Esta es una bacteria anaeróbica que está presente en abundancia en el polvo, el suelo, el estiércol y la saliva. Entra en nuestro cuerpo a través de una herida o lesión. Esta enfermedad se presenta con espasmos repentinos y rigidez o rigidez en los músculos de nuestro cuerpo. Estos espasmos son muy poderosos y extremadamente dolorosos y pueden causar un daño grave a los órganos. El tétanos también se conoce como la cerradura.

Antes de discutir si la roya nos puede dar el tétanos, es justificable que primero veamos la causa del tétanos.

Como se describió anteriormente, el tétanos es causado por la bacteria anaeróbica clostridium tetany. Esta bacteria prospera en el ambiente anaeróbico. Las esporas de esta bacteria se encuentran en abundancia en medios como el polvo, el suelo, el estiércol y la saliva. Entran en el cuerpo a través de una herida o una lesión y luego se convierten en bacterias. Desde allí viajan y alcanzan el sistema nervioso central y atacan los nervios. Aquí se adhieren a las terminaciones nerviosas y comprometen el trabajo de los nervios, que son responsables del control de los músculos que causan la contracción y la relajación en nuestro cuerpo. Producen una toxina conocida como tetanospasmina, que causa el mal funcionamiento de los nervios. La tetanospasmina es tan poderosa que puede causar espasmos de los músculos repentinos, dolorosos y poderosos. Esto generalmente comienza en la mandíbula y luego se extiende al resto del cuerpo.

Los músculos del abdomen, el tórax, la espalda y las nalgas pueden verse afectados. Esto puede causar graves daños a los sistemas del cuerpo, incluido el sistema respiratorio. Como resultado, puede producirse una insuficiencia respiratoria y la persona puede necesitar un ventilador mecánico. Debido a estos espasmos, hay un arco peculiar de los músculos de la espalda, como un puente o una forma de arco, que se conoce como opistótonos. Es una condición extremadamente dolorosa.

¿Puede el óxido darte tétanos?

El tétanos está muy comúnmente relacionado con la oxidación. Y aún más comúnmente con las uñas oxidadas. Se cree que una lesión con las uñas oxidadas puede causar tétanos. Sin embargo, esto es solo un lado de la historia. El otro lado de la historia dice que, el óxido en sí mismo no es una causa del tétanos. Sin embargo, puede ser un portador de la bacteria del tétanos. Como se dijo anteriormente, la tetania clostridium permanece en un hábitat que tiene mucho polvo y tierra. Este lugar generalmente se encuentra fuera de la casa, en los patios traseros, los desguaces, etc. Y, la oxidación generalmente ocurre en los objetos que se dejan afuera sin supervisión durante un largo período. Por lo tanto, tales objetos están naturalmente sobrecargados de suciedad, tierra y polvo. Estos proporcionan un buen ambiente para que vivan las esporas. Si un objeto de este tipo causa lesiones, existe una posibilidad evidente de que la bacteria entre en la herida junto con el polvo. Asi que, Cualquier objeto que acumule mucho polvo y suciedad, si causa una lesión, es un factor de riesgo potencial para el tétanos. De manera similar, un clavo, incluso si no está oxidado, pero tiene polvo y suciedad acumulados, también puede ser un factor de riesgo potencial para el tétanos.

La uña oxidada es un ejemplo clásico de un factor de riesgo potencial para el tétanos, ya que proporciona un medio excelente para el transporte de la bacteria en el cuerpo al atraer más esporas de C. tetania y también causar una herida profunda y perforada. Pero, de todos modos, un clavo no oxidado que estaba en el polvo plantea la misma amenaza de transferir la bacteria al cuerpo.

Por lo tanto, sobre si la roya nos puede dar el tétanos, se puede decir que es un portador conveniente para que se recojan las esporas. Y si tal objeto oxidado causa una lesión, entonces definitivamente existe el riesgo de ser infectado por el tétanos.

Es mejor que un médico lo evalúe para eliminar cualquier riesgo de contraer tétanos, ya que el tétanos es una enfermedad muy mortal.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment