Pruebas y procedimientos

Riesgos de ultrasonido fetal

Se realizan procedimientos de ultrasonido para evaluar diversos aspectos de un embarazo. En los últimos años, con los avances tecnológicos, los resultados de los ultrasonidos han ayudado a determinar con precisión el progreso del embarazo. Los ultrasonidos fetales se sugieren al inicio del embarazo para determinar la existencia de un feto vivo, la viabilidad del embarazo y el embarazo ectópico. Es una forma de crear imágenes del feto para determinar e identificar la progresión del embarazo. La razón más importante para realizar una ecografía fetal es detectar anomalías o defectos de crecimiento en el feto. Durante el ultrasonido, se controlan los latidos del corazón del feto, el crecimiento físico del feto, las condiciones circundantes, como la colocación de la placenta, la adecuación del líquido amniótico y la posición del feto. También se controlan otras evaluaciones, como anormalidades del saco gestacional, útero o cualquier malformación en el útero.

¿Cuáles son los riesgos comunes asociados con el ultrasonido fetal?

Los riesgos que se encuentran en un ultrasonido fetal suelen ser una leve molestia y ligeros calambres. No hay mayores riesgos o efectos secundarios involucrados en el ultrasonido fetal.

Ha habido pocas teorías que sugieran que la energía utilizada durante la realización del ultrasonido fetal puede provocar defectos de nacimiento o daños en el sistema nervioso del feto. Se piensa que la causa es el aumento repentino de la temperatura o las vibraciones durante el ultrasonido fetal. Otro posible riesgo que puede ocurrir es el nacimiento prematuro o el crecimiento restringido del feto. Aunque estas teorías no han sido probadas, se recomienda encarecidamente realizar un ultrasonido fetal por un profesional capacitado para obtener los mejores y más seguros resultados.

¿Cuáles son las diferencias? ¿Cómo se puede realizar el ultrasonido fetal?

El ultrasonido se puede realizar de dos maneras: abdominal y transvaginal. En la ecografía abdominal, un dispositivo de imágenes llamado sonda se mueve sobre el abdomen para capturar imágenes del útero y el feto. En la ecografía transvaginal, la sonda se inserta ligeramente en la vagina para capturar imágenes del útero y el feto. Ambos tipos de ultrasonidos se consideran seguros ya que no hay compromiso de radiación, proceso quirúrgico o inserción de aguja.

¿Cuán seguro es el ultrasonido fetal?

El ultrasonido fetal generalmente es seguro y no afecta al feto ni a la madre de cualquier manera. Los dispositivos utilizados para realizar el ultrasonido envían ondas de sonido para capturar las imágenes del útero. La energía emitida por estas ondas de sonido no daña al feto de ninguna manera. Los únicos efectos de la ecografía fetal incluyen molestias leves por la inserción de la sonda en la ecografía transvaginal o la alergia al gel lubricante o la cubierta de látex utilizada durante la ecografía. El ultrasonido fetal ha ganado mucha popularidad ya que brinda resultados precisos para detectar el progreso del embarazo e identificar posibles defectos en el feto. Es esencial realizar un ultrasonido fetal a un profesional capacitado para evitar cualquier otro riesgo. El profesional capacitado conoce apropiadamente la forma de utilizar el equipo en ultrasonido fetal de modo que afecte menos a la madre o al feto y los mantiene sanos y salvos durante el procedimiento.

¿Cuál es la necesidad del ultrasonido fetal?

El ultrasonido fetal es una rutina seguida para controlar la progresión del embarazo durante los nueve meses. Es un procedimiento seguro y de bajo riesgo que proporciona información importante sobre el feto y el embarazo. El ultrasonido fetal explora la cabeza, el abdomen, el estómago, los brazos, las piernas, el cerebro, el corazón y las cámaras del corazón, las válvulas cardíacas, los riñones, el cordón umbilical y la columna vertebral para su crecimiento apropiado y oportuno en el útero. Además de estos, el ultrasonido fetal también ayuda a determinar la ubicación de la placenta en el útero para identificar la aparición de una condición llamada placenta previa. Es esencial asegurarse de que haya suficiente líquido amniótico en el saco gestacional, que puede determinarse mediante una ecografía fetal. Además de identificar cualquier anormalidad de crecimiento, la ecografía fetal también proporciona información como la existencia de más de un feto vivo en el útero.

Identificación de anormalidades de crecimiento mediante ultrasonido fetal

La ecografía fetal implica el uso de ondas de energía para capturar imágenes del útero y el feto. A veces, debido a la mala nutrición u otros factores externos o internos, el desarrollo fetal puede restringirse y causar anormalidades en el crecimiento. Un ultrasonido fetal muestra una imagen precisa y clara del crecimiento de varias partes del cuerpo del feto y luego, comparado con la edad gestacional, se verifica el crecimiento adecuado. Partes del cuerpo como brazos, piernas, médula espinal, cara, nariz y orejas son revisadas por su crecimiento apropiado de acuerdo a la edad gestacional. Además de estos, se comprueba el funcionamiento del corazón fetal y el desarrollo de los vasos, válvulas y cámaras cardíacas. Si se encuentra alguna anormalidad durante la ecografía fetal, el médico sugiere atención o tratamiento adecuado para la misma.

¿La ecografía fetal ayuda en la evaluación del desarrollo cerebral y anormalidades del feto?

Ecografía fetal comprueba el desarrollo adecuado de el cerebro y la aparición de cualquier anormalidad en el feto. Si el desarrollo del cerebro está restringido, el feto puede nacer con problemas como el autismo o el síndrome de Down. La determinación previa de tales condiciones se realiza para que se tomen las medidas de tratamiento adecuadas o se tenga cuidado antes del nacimiento del feto. Mientras que algunos creen que los ultrasonidos frecuentes pueden provocar tales afecciones, no hay pruebas de que el ultrasonido fetal no sea seguro.

Ecografía fetal: CONCLUSIÓN

Para asegurarse de que el crecimiento del embarazo sea consistente y de acuerdo con la edad gestacional, el ultrasonido fetal beneficia en gran medida esta determinación. Las imágenes capturadas durante el ultrasonido fetal tienen en cuenta el crecimiento físico del feto y verifica cualquier anormalidad en el feto. Aunque no hay un riesgo importante involucrado en la ecografía fetal, se deben tomar ciertas medidas higiénicas para evitar cualquier infección o incomodidad. También es esencial buscar la intervención de profesionales capacitados para realizar el ultrasonido para obtener resultados precisos y adecuados.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment