Causas, síntomas de los nervios inflamados y su tratamiento, pronóstico

Nervio inflamado (también conocido como neuritis) es un término utilizado para describir la inflamación de un nervio o la inflamación generalizada del sistema nervioso periférico. A menudo se acompaña de cambios degenerativos en los tejidos nerviosos. Generalmente se caracteriza por dolor neuropático, hormigueo y sensación de aguja, parestesia, entumecimiento, debilidad, pérdida de función, etc. en el área afectada. Puede ser causado por múltiples razones que incluyen trauma o lesión a un nervio específico, deficiencias nutricionales, enfermedades infecciosas, herencia genética y presencia de enfermedades sistémicas subyacentes. Los síntomas dependen del tipo de nervio afectado, es decir, el daño a los nervios sensoriales causa síntomas que difieren de los síntomas causados ​​por el daño a los nervios motores.

Síntomas de la inflamación del nervio

Inflamación del nervio causada por la participación de los nervios sensoriales produce sensación de hormigueo o ardor, hormigueo y sensación de aguja, pérdida de sensibilidad, parálisis y dolor punzante en el área afectada. En caso de afectación del nervio motor, los síntomas incluyen debilidad, pérdida de tono muscular y desgaste muscular. La afección mixta del nervio, aunque rara, puede conducir a complejidades graves.

Los síntomas comunes del nervio inflamado incluyen:

  • Hormigueo en las extremidades
  • Agudo, dolor punzante
  • Entumecimiento en las manos y piernas
  • Debilidad en las extremidades con sensación ocasional de pesadez
  • Episodios frecuentes de caída de cosas
  • Parálisis facial en caso de afectación del nervio facial
  • Opresión en la zona afectada
  • Fluctuación en la presión arterial
  • Adelgazamiento de la piel
  • Disfunción sexual (más común en hombres)
  • Zumbido constante o sensación de shock
  • Problemas digestivos como estreñimiento y diarrea
  • Sudor profuso.

Epidemiología del nervio inflamado

Nervio inflamado puede ser causado por múltiples razones. Se ha visto que 1 de cada 400 personas desarrolla alguna forma de inflamación nerviosa durante su vida.

Pronóstico del nervio inflamado

El nervio inflamado generalmente tiene un buen pronóstico y el tratamiento produce buenos resultados. Sin embargo, en ciertos casos severos, los nervios inflamados pueden provocar daños permanentes y los síntomas pueden durar toda la vida. Si no se trata la inflamación del nervio puede provocar parálisis del área afectada, que puede durar toda la vida.

Causas y factores de riesgo del nervio inflamado

Las causas más comunes de inflamación del nervio son:

  • Trauma mecánico: Esto generalmente es causado por una lesión o presión que conduce al daño e inflamación del nervio.
  • Problemas vasculares: Esto es secundario a una obstrucción o hemorragia en los nervios.
  • Infección: La presencia de afecciones infecciosas como herpes zóster difteria, tétanos, lepra, polio, etc. pueden causar inflamación de los nervios.
  • Trauma químico: Trauma por nervios debido a la exposición a toxinas de metales pesados ​​como arsénico, mercurio y plomo; envenenamiento químico por drogas, alcohol y organofosforados; y los efectos secundarios de la vacunación en casos de El síndrome de Guillain Barre puede causar inflamación del nervio.
  • Condiciones sistémicas subyacentes: El nervio inflamado también puede ser causado por afecciones sistémicas como acidosis metabólica, diabetes deficiencia vitamínica, etc.

Afecciones médicas causadas por inflamación del nervio

Las afecciones médicas comunes causadas por inflamación de los nervios son:

  • Neuritis craneal o parálisis de Bell [19659007] Neuritis óptica
  • Neuritis braquial
  • Neuritis vestibular.

El nervio inflamado puede ser una afección temporal o un trastorno permanente. Puede afectar solo un nervio o múltiples nervios en el cuerpo. Esto también se conoce como polineuritis.

Tratamiento del nervio inflamado

El tratamiento de los nervios inflamados depende de la causa subyacente y la gravedad de la enfermedad. La modalidad de tratamiento incluye:

  • Medicamentos para controlar el nervio inflamado: Los medicamentos se administran según la afección de la siguiente manera:
    • Dolor leve: Los AINE, como el paracetamol y la aspirina, o la codeína generalmente se prescriben para tratar el dolor.
    • Dolor de dolor moderado a intenso Dolor de nervio: Esto requiere analgésicos opioides como tramadol, hidrocodona u oxicodona.
    • Dolor agudo: En casos graves de inflamación nerviosa, se pueden considerar corticosteroides.
    • Dolor neuropático crónico: Medicamentos como duloxetina, pregabalina, amitriptilina, carbamazepina , la capsaicina y la lidocaína se pueden considerar en función de la gravedad de la inflamación del nervio.
  • Fisioterapia: Puede que un fisioterapeuta experimentado necesite manipulación física. La fisioterapia ayuda a mejorar el tono muscular y el rango de movimiento. Un fisioterapeuta puede usar las siguientes modalidades según la afección:
    • Terapia de frío
    • Compresas de calor
    • TENS / estimulación nerviosa eléctrica transcutánea
    • Terapia de punto gatillo y acupuntura
    • Masajes
    • Con frecuencia se recomiendan ejercicios en el hogar.
  • Suplementos nutricionales para tratar el nervio inflamado: En los casos en que los nervios inflamados son causados ​​por deficiencias nutricionales, se recomiendan modificaciones dietéticas con suplementos adicionales. Se recomiendan los siguientes en función de la causa subyacente:
    • Vitamina B12: Ayuda al crecimiento y la regeneración de los nervios.
    • Vitamina B1: Promueve la curación de la lesión nerviosa.
    • Calcio y magnesio: Ayuda en mejora de la conducción nerviosa.
    • Lecitina: Protege y repara los nervios dañados.
    • Proteína: Promueve la reparación del nervio y mejora la función.
  • Cirugía para el nervio inflamado: La intervención quirúrgica se considera como el último recurso en el tratamiento de los nervios inflamados. Por lo general, se considera en casos de compresión nerviosa y lesión física. En algunos casos, se considera la denervación quirúrgica.

Diagnóstico del nervio inflamado

El nervio inflamado es tratado y diagnosticado por un especialista en nervios o un neurólogo. El objetivo principal es identificar la causa de la inflamación nerviosa y planificar un tratamiento en consecuencia. Se obtiene un historial de casos detallado, examen clínico de seguimiento con examen neurológico detallado. En algunos casos, es posible que no se requiera un tratamiento y los síntomas mejoren por sí solos. En otros casos, la modalidad de tratamiento puede incluir el tratamiento sintomático de la afección. Los siguientes estudios de investigación se llevan a cabo para diagnosticar el nervio inflamado:

  • Análisis de sangre: Se realizan análisis de sangre completos para detectar la presencia de una infección o inflamación como la tasa de sedimentación globular (ESR), conteo sanguíneo completo (CBC), anticuerpos, etc .; diabetes (GTT, HbA1C); deficiencias nutricionales como la deficiencia del grupo de vitamina B; enfermedades autoinmunes (prueba ANA).
  • Pruebas oculares (en casos de neuritis óptica): Pruebas oculares para evaluar la visión del color, pruebas de agudeza visual, examen ocular con un fundoscopio u oftalmoscopio; prueba para estudiar el reflejo de la luz, prueba de respuesta visual, etc.
  • Punción lumbar: Esto se hace para el análisis del líquido cefalorraquídeo. Esta prueba generalmente se lleva a cabo en pacientes con sospecha de meningitis o encefalitis.
  • EMG (electromiografía) y prueba de conducción nerviosa: La prueba de conducción nerviosa y EMG se llevan a cabo para estudiar el funcionamiento eléctrico de los nervios afectados. Mide la velocidad y la fuerza de las señales nerviosas que se transmiten. También es beneficioso para localizar el nervio afectado.
  • Biopsia de nervio: Es una prueba de rutina para confirmar el diagnóstico. Se toma una pequeña muestra del nervio afectado y se envía a un patólogo para su investigación.
  • Estudios radiológicos para el nervio inflamado: Las investigaciones radiológicas incluyen resonancia magnética, tomografía computarizada y rayos X en función del sitio afectado. Ayuda a identificar la compresión nerviosa, tumores, lesiones granulomatosas, sarcoidosis, etc.

Conclusión

El nervio inflamado o neuritis es una afección neurológica caracterizada por la inflamación de los nervios. Puede afectar solo un nervio o puede afectar múltiples nervios. Los síntomas varían según el tipo de nervio involucrado. La mayoría de los síntomas del nervio inflamado incluyen hormigueo, hormigueo y sensación de aguja, dolor, debilidad muscular, pérdida de función, entumecimiento, parestesia, etc. La modalidad de tratamiento depende del factor causal. Si bien en algunos casos, no se necesita un tratamiento activo para la inflamación nerviosa, en algunos casos puede ser necesario el tratamiento sintomático de los síntomas. El plan de tratamiento generalmente incluye medicamentos orales, terapia física, suplementos nutricionales y rara vez cirugía.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment