¿Cómo hacer Simhagarjanasana o la actitud del león rugiente y cuáles son sus beneficios?

El nombre Simhagarjanasana se deriva del sánscrito, donde “Simha” significa “león”, “Garjana” significa “Rugido” y “asana” significa “Pose” o “Postura”.

El nombre en inglés de esta ásana se llama La pose del león rugiente. Si bien la práctica de las expresiones cambiará para parecerse a la de las expresiones del león, se llama Simha Mudra.

Lion’s Breath aumenta la temperatura interna del cuerpo y así te prepara para más yogasana.

Se considera mejor cuando Simhagarjanasana o La pose de León rugiente se practica temprano en la mañana. Sin embargo, si por alguna razón, no puedes practicarlo en la mañana, puedes hacer esta postura también por la tarde. Las mañanas son preferidas ya que la comida se digiere y tu cuerpo tiene la energía para realizar las asanas. Pero asegúrate de que cuando practiques esta postura por la noche, deberías tomarte la comida de cinco a seis horas antes de practicar, ya que la comida tarda tanto tiempo en digerir.

Simhagarjanasana o la pose del León rugiente es un estiramiento muy bueno y ejercicio relajante para el cuerpo. Es una asana de equilibrio y estira la columna vertebral, las piernas, los brazos, los músculos abdominales y el tórax. Puede ser realizado por personas de todos los grupos de edad. Es una pose de yoga muy simple y efectiva.

¿Cómo hacer Simhagarjanasana o The Roaring Lion Pose?

Para practicar Simhagarjanasana o la pose del León rugiente, primero debes entrar en Vajrasana.

Pasos para entrar en Vajrasana o la Pose Thunderbolt:

  • Para practicar Vajrasana, siéntate con las piernas estiradas en el suelo o en la estera de yoga.
  • Arrodíllate mientras doblas la parte inferior de las piernas de forma que se mantienen juntos y los dedos gordos de ambos pies se cruzan.
  • Para practicar Vajrasana, baje suavemente su cuerpo en la parte inferior de las piernas de tal manera que los muslos descansen sobre sus pantorrillas.
  • Mantenga su Pon las manos sobre las rodillas y fija la vista en un punto y mira hacia adelante mientras mantienes la cabeza y el cuello derechos.
  • Mantén la respiración mientras practicas Vajrasana. Debe inhalar y exhalar profundamente mientras está sentado en esta posición.
  • Cierre los ojos mientras respira y concéntrese en el centro del ojo y trate de calmar su mente.
  • Los principiantes deben tratar de permanecer en esta posición durante 5-10 minutos o hasta que tus piernas y pies comiencen a sentir incomodidad.
  • Los practicantes avanzados deben permanecer en esta postura durante 15-20 minutos o durante todo el tiempo que puedas.

Pasos para practicar Simhagarjanasana o La actitud del león rugiente

  • Practicar Simhagarjanasana o El león rugiente posa, entra en Vajrasana.
  • Asegúrate de que en esta posición, las rodillas estén un poco separadas a una distancia de 45-50 cm.
  • Coloca las palmas de las manos en el suelo, entre las rodillas
  • Asegúrate de que tus dedos apuntan hacia el cuerpo.
  • Inclina un poco hacia delante en esta posición.
  • Asegúrate de apoyar el cuerpo sobre los brazos.
  • Asegúrate de que tus brazos estén en esta posición. posición se mantienen derechos.
  • Desde esta posición, arquee la espalda e incline suavemente la cabeza hacia atrás para que haya una cómoda cantidad de tensión en el cuello.
  • Además, asegúrese de no forzar el cuello mientras practica este asana.
  • Abre los ojos y mira el centro de la ceja o puede concentrarse en el centro del ojo mientras mantiene los ojos cerrados.
  • En esta posición, también puede entrar en el mudra Shambhavi.
  • Relaje todo el cuerpo en la posición final del asana.
  • También asegúrese de mantener la boca cerrada.
  • Inhale lenta y profundamente por la nariz.
  • Al final de la inhalación, abra la boca y extienda la lengua lo más lejos posible hacia la barbilla.
  • Mientras lentamente exhalando, produce un sonido claro y constante de “aaah” desde la garganta, manteniendo la boca bien abierta.
  • Al final de la exhalación, cierra la boca e inhala.
  • Esto completa una ronda de la åsana. Puede practicar de 6 a 7 rondas de asana.
  • Los principiantes deben tratar de permanecer en esta posición durante 1 a 2 minutos o hasta que sus piernas y pies comiencen a sentirse incómodos.
  • Los practicantes avanzados deben permanecer en esta postura durante 3-4. minutos o durante todo el tiempo que pueda.
  • Después de la práctica, descanse su cuerpo en Shavasana durante 1-2 minutos.

Patrón de respiración que se debe seguir mientras se practica Simhagarjanasana o la actitud del león rugiente

  • Inhale profundamente mientras se separa las rodillas de las dos piernas una de la otra mientras se encuentran en Simhagarjanasana o La pose del León rugiente.
  • Mantén una respiración constante mientras estás en Simhagarjanasana o La pose del León rugiente Sigue inhalando y exhalando profundamente mientras estás en Simhagarjanasana o en la pose del León rugiente.
  • Exhale profundamente una o dos veces después de liberar la pose.

Poses preparatorias y de seguimiento que se practicarán con Simhagarjanasana o La actitud del león rugiente

Poses preparatorias: Las diversas posturas preparatorias que deben practicarse antes de Simhagarjanasana o La pose del León rugiente son Dandasana o La pose del personal, Simhagarjanasana o La pose del león rugiente.

Poses de seguimiento: Las diversas posturas de seguimiento o pranayamas que se practicarán después de Simhagarjanasana o La pose del león rugiente son Anulom Vilom o La respiración alternativa de las fosas nasales, Kapalbhati Pranayama, Vajrasana o La pose del diamante, Uttanasana o La pose de flexión hacia delante, Balasana o El niño Pose y Dhanurasana o The Bow Pose.

Beneficios de practicar Simhagarjanasana o La actitud del león rugiente

  • Simhagarjanasana o La pose del león rugiente es la postura de meditación más fácil y cómoda.
  • Esta postura facilita el equilibrio mental y físico sin causar tensión o dolor.
  • Simhagarjanasana o La pose del león rugiente es buena para practicar meditación y pranayama.
  • Esta postura de yoga es la alternativa más fácil para aquellos que tienen caderas apretadas y no pueden sentarse en posturas avanzadas como Padmasana.
  • Trae una sensación de calma y paz a través de su mente y cuerpo.
  • Simhagarjanasana puede ser utilizado sin efectos negativos por personas que no pueden sentarse en las posturas de meditación más difíciles.
  • La pose de León rugiente ayuda a relajar el cerebro.
  • Tu espalda se vuelve más fuerte y estable con la práctica regular de esta pose de yoga.
  • Simhagarjanasana o la pose de León rugiente le da a tus rodillas y tobillos un buen estiramiento.
  • Tu alineación corporal se mejora con la práctica regular de esta postura.
  • Practicar Simhagarjanasana o la pose de León rugiente ayuda a alargar tu columna vertebral.
  • Mientras practicas este ejercicio de yoga, sentirás el estrés, la tensión y la ansiedad derritiéndose en tu cuerpo.
  • Simhagarjanasana ayuda a equilibrar la mente, aumenta el poder de concentración e induce la relajación física y mental rápidamente. El proceso de pensamiento se vuelve muy claro y preciso con la práctica regular de The Roaring Lion pose.
  • Te refresca y rejuvenece y también te alivia del estrés y la depresión leve.
  • Simhagarjanasana pose ayuda a aumentar la flexibilidad en situaciones difíciles. Trae y mantiene un estado de perfecta salud de los riñones, la próstata y el tracto urinario.
  • La práctica regular de la postura del león rugiente previene la hernia.
  • Esta postura de yoga promueve la flexibilidad en el cuerpo.
  • Este ejercicio es generalmente practicado en combinación con sarvangasana y shalabasana.

Precauciones y contraindicaciones al practicar Simhagarjanasana o la actitud del león rugiente

  • Evita practicar Simhagarjanasana o la pose del león rugiente si tienes lesiones de cadera y rodilla, o si ambas están inflamadas.
  • Las personas con problemas de disco deslizado deben practicar The Roaring Lion posar con mucho cuidado.
  • Puedes usar amortiguación para ponerte cómodo mientras practicas Simhagarjanasana.
  • No practiques esta postura si no te sientes cómodo durante la práctica.
  • No haga este ejercicio en exceso si siente dolor en su cuerpo.
  • Comience la práctica suavemente y luego aumente las repeticiones según su capacidad.
  • Si usted tiene alguna duda sobre su condición, consulte a un médico antes de practicar Simhagarjanasana o La postura del León rugiente y siempre practique asana bajo la supervisión de un experto en yoga entrenado.
  • No se esfuerce demasiado mientras practica La pose del León rugiente. No te esfuerces más allá de los límites. Ir tan lejos como lo permita tu cuerpo.
  • Es más beneficioso cuando te mantienes consciente de los estiramientos mientras practicas Simhagarjanasana.
  • Esta postura está prohibida para las personas que sufren de ciática, pero la gente dice que si la practican moderadamente las personas sufriendo de ciática, ayuda a aliviar el dolor ciático.

Consejos mientras practica Simhagarjanasana o la actitud del león rugiente

  • Simhagarjanasana o La pose del león rugiente es una postura relajante que puede practicarse después de largos períodos de sesión en siddhasana o padmasana .
  • Asegúrate de mantener la columna recta mientras practicas Simhagarjanasana o la pose del León rugiente.
  • Concéntrate en el centro del ojo y trata de igualar el peso en el lado derecho e izquierdo del cuerpo mientras practicas la pose del León rugiente. .
  • Mientras sostiene Simhagarjanasana, coloque las manos sobre las rodillas en Chin o Jnana mudra para obtener los máximos beneficios de la asana.
  • Puede experimentar con varias h Ochos de apoyo para encontrar la posición más adecuada para que usted mantenga esta postura durante más tiempo.
  • Los principiantes o personas mayores o personas con caderas muy apretadas pueden practicar la postura sentada en una silla. Dejando un pie plano en el piso, cruce el tobillo opuesto sobre la rodilla del pie con conexión a tierra. Mantenga la postura hasta por un minuto y luego repita en el lado opuesto.
  • También puede sentarse con la espalda contra la pared para el apoyo de la espalda al principio mientras practica esta postura de yoga.
  • También puede colocar un bloque de yoga entre la pared y los omóplatos para sostenerlo hacia atrás y sostener la postura en la postura correcta mientras practica Simhagarjanasana o La pose del León rugiente.
  • Cuando se sienta tenso y frustrado, simplemente entre en Simhagarjanasana para encontrar la paz. Súbete al piso y siéntate en silencio. A medida que disminuya la velocidad y profundice su respiración, sentirá la frustración al dejar su cuerpo lentamente.
  • También puede mantener una manta doblada debajo de las nalgas. Ya sea que se use una manta o no, es importante que las nalgas descansen firmemente en el suelo para estimular el chakra muladhara.

Simhagarjanasana o las variaciones de la actitud del león rugiente

Variación I:

  • Para practicar esta variación de Simhagarjanasana o la pose del León rugiente, entra en Vajrasana.
  • Asegúrate de que en esta posición, las rodillas estén un poco separadas entre sí, con una separación de 45 a 50 cm.
  • Coloque las palmas de las manos en el piso entre las rodillas
  • Asegúrese de que sus dedos apuntan hacia el cuerpo.
  • Inclínese un poco hacia adelante en esta posición.
  • Asegúrese de que está descansando el cuerpo en los brazos.
  • Asegúrate de que los brazos en esta posición se mantienen derechos.
  • Desde esta posición, arquea la espalda e inclina suavemente la cabeza hacia atrás para que haya una cantidad cómoda de tensión en el cuello.
  • Además, asegúrese de no forzar su cuello mientras practica este asana.
  • Abra los ojos y mire el centro de las cejas o puede concentrarse en el centro del ojo mientras mantiene los ojos cerrados.
  • En esta posición , también puedes entrar en Shambhavi mudra.
  • Después de realizar shambh avi mudra, realizar kechari mudra.
  • Mantener la boca cerrada.
  • Doblar la lengua hacia atrás para que la punta y la parte inferior presionen contra el velo del paladar.
  • Inhale lenta y profundamente por la nariz.
  • fin de la inhalación, suelte la lengua, abra la boca y extienda la lengua lo más lejos posible.

Variación 2:

  • Para practicar esta variación de Simhagarjanasana o la pose del León rugiente, entre en Vajrasana.
  • Asegúrese que en esta posición, las rodillas deben estar separadas con una separación de 45 a 50 cm.
  • Coloque las palmas de las manos en el piso entre las rodillas
  • Asegúrese de que los dedos estén apuntando hacia el cuerpo.
  • Inclínese un poco hacia adelante en esta posición.
  • Asegúrese de que está apoyando el cuerpo sobre los brazos.
  • Asegúrese de que los brazos en esta posición se mantengan derechos.
  • Desde esta posición, arquee la parte posterior e inclina suavemente la cabeza hacia atrás para que haya una cantidad confortable de tensión en el cuello.
  • Además, asegúrese de no forzar su cuello mientras practica este asana.
  • Abra los ojos y mire el centro de las cejas o puede concentrarse en el centro del ojo mientras mantiene los ojos cerrados.
  • En esta posición, también puede entrar en Shambhavi mudra.
  • Inhale lenta y profundamente por la nariz.
  • Al final de la inhalación, abra la boca y extienda la lengua lo más lejos posible hacia la barbilla.
  • Mientras exhala lentamente, produce un sonido claro y constante de “aaah” desde la garganta, manteniendo la boca bien abierta.
  • Mueve la lengua lentamente de un lado a otro, mientras haces un sonido largo de “aaah”.
  • En al final de la exhalación, cierre la boca y aspire.
  • Esto completa una ronda de la åsana. Puedes practicar de 6 a 7 rondas de asanas.
  • Los principiantes deben intentar permanecer en esta posición durante 1 a 2 minutos o hasta que las piernas y los pies comiencen a sentirse incómodos.
  • Los practicantes avanzados deben permanecer en esta postura durante 3-4. minutos o durante todo el tiempo que pueda.
  • Después de la práctica, descanse su cuerpo en Shavasana durante 1-2 minutos.

Bhadrasana o La actitud graciosa

  • Para practicar Bhadrasana o La actitud amable, siéntese con las piernas extendidos en el piso o en la estera de yoga.
  • Arrodíllate mientras doblas la parte inferior de las piernas hacia atrás de manera que se mantengan juntas y los dedos gordos de ambos pies se crucen.
  • Practicar Bhadrasana o La Pose graciosa, baje suavemente el cuerpo sobre la parte inferior de las piernas de forma que los muslos descansen sobre las pantorrillas.
  • Mantenga las manos sobre las rodillas y fije la vista en un punto y mire hacia delante mientras mantiene la cabeza y el cuello directo.
  • Mantén la respiración mientras practicas Bhadrasana o La pose graciosa Debes inhalar y exhalar profundamente mientras estás sentado en esta posición.
  • Cierra los ojos mientras respiras y céntrate en el centro del ojo y trata de calmar tu mente.
  • Permanece en esta posición durante algunas respiraciones mientras practicas Bhadrasana. o The Gracious Pose
  • Ahora, desde esta posición, separa las rodillas lo más que puedas
  • Asegúrate de que, al separar las rodillas, los dedos de los pies estén en contacto con el suelo.
  • Separe los pies lo suficiente como para permitir las nalgas y el perineo para descansar en el suelo entre los pies mientras se practica Bhadrasana o La actitud amable
  • Trata de separar las rodillas más lejos o tan lejos como puedas al practicar Bhadrasana o La actitud amable
  • Asegúrate de hacerlo no te esfuerces mientras separas tus rodillas mientras tratas de entrar en Bhadrasana o La Pose Graciosa
  • Coloca las manos en las rodillas con las palmas hacia abajo mientras practicas Bhadrasana o La actitud graciosa
  • Cuando el cuerpo i s cómodo puede practicar nasikagra drishti y concentrarse en la punta de la nariz.
  • A medida que los ojos se cansan, ciérrelos por un corto tiempo y luego reanude y fije su mirada en la punta de la nariz mientras practica Bhadrasana o La actitud graciosa
  • Este es el Bhadrasana final o La Pose Graciosa
  • Los principiantes deben tratar de permanecer en esta posición durante 5-10 minutos o hasta que sus piernas y pies comiencen a sentir incomodidad.
  • Los practicantes avanzados deben permanecer en esta postura durante 15-20 minutos. o durante el tiempo que puedas.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment