¿Cómo manejar un brote de fibrosis pulmonar idiopática?

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es un tipo de enfermedad pulmonar crónica y progresiva que se caracteriza típicamente por cicatrización (fibrosis) del tejido pulmonar. A medida que progresa la fibrosis pulmonar idiopática, hay una disminución marcada e irreversible en la función pulmonar. Los síntomas de la fibrosis pulmonar idiopática generalmente incluyen la aparición gradual de tos seca y dificultad para respirar. La progresión de la fibrosis pulmonar idiopática es un proceso lento y ocurre durante varios meses o, a veces, durante varios años. Si comienza a experimentar un rápido empeoramiento de los síntomas, esto generalmente indica que está experimentando un brote de fibrosis pulmonar idiopática, también conocida como una exacerbación aguda. Someterse a un brote de fibrosis pulmonar idiopática puede ser difícil, a medida que sus síntomas se vuelven severos y su tratamiento puede no funcionar lo suficientemente eficiente como para controlar los síntomas. Entonces, ¿cómo manejar un brote de fibrosis pulmonar idiopática? Vamos a ver.

Uno de los primeros y más evidentes síntomas de la fibrosis pulmonar idiopática es la falta de aliento. Si está experimentando un brote idiopático de fibrosis pulmonar, entonces uno de los primeros cambios que notará probablemente estará en su respiración. Si anteriormente no experimentó dificultad para respirar mientras dormía o en momentos de descanso, puede comenzar a experimentarla durante un brote idiopático de fibrosis pulmonar. También puede experimentar muchas dificultades en la respiración general, especialmente durante cualquier actividad.

También es probable que la tos empeore durante el brote de fibrosis pulmonar idiopática.

Algunos de los otros síntomas de fibrosis pulmonar idiopática ocurren durante un período de tiempo, a medida que avanza la enfermedad. Sin embargo, cuando experimenta un brote de fibrosis pulmonar idiopática, puede comenzar a experimentar los siguientes síntomas con mayor intensidad y frecuencia: falta de apetito, aumento del estrés, fatiga y dolores y molestias en todo el cuerpo.

No puede determinar si está experimentando un brote de fibrosis pulmonar idiopática comparando sus síntomas con los de otro paciente. Esto se debe a que los síntomas de cada persona son diferentes y la experiencia de cada uno de la fibrosis pulmonar idiopática también es diferente. Sin embargo, como regla general, si observa que los síntomas de la fibrosis pulmonar idiopática empeoran y aumentan en gravedad, es más que probable que esté experimentando un brote de fibrosis pulmonar idiopática.

¿Cómo manejar un brote de fibrosis pulmonar idiopática?

Es importante que informe a su médico si siente que está experimentando un brote de fibrosis pulmonar idiopática. Su médico puede recetarle algunos medicamentos adicionales durante un brote de fibrosis pulmonar idiopática para ayudar a lidiar con los síntomas graves de la FPI que está experimentando. Si bien los medicamentos no tratan realmente los brotes de fibrosis pulmonar idiopática, aún reducirán la frecuencia y la gravedad de algunos de los síntomas.

Algunos de los tratamientos que le pueden recetar durante un brote incluyen:

  • Terapia de oxigeno
  • Antifibroticos
  • Antibióticos para el tratamiento de posibles infecciones.
  • Supresores de la tos

Sin embargo, no opte por tomar medicamentos de venta libre sin el consentimiento de su médico.

Aumento de la ingesta de oxígeno para gestionar el brote de IPF

Durante una crisis de fibrosis pulmonar idiopática, uno de los problemas más comunes que enfrentará será su respiración. Sus pulmones no podrán consumir la cantidad de oxígeno que necesitan y esto no solo dificultará la respiración, sino que también tendrá un efecto en todo el cuerpo. Su sangre no tendrá suficiente ingesta de oxígeno para producir glóbulos rojos, y tampoco podrá suministrar el oxígeno requerido a otras partes del cuerpo, como su cerebro.

La terapia de oxígeno ayuda a manejar este problema durante un brote de fibrosis pulmonar idiopática. Según las observaciones de la American Lung Association, la mayoría de los pacientes que sufren de fibrosis pulmonar idiopática terminan requiriendo terapia de oxígeno en algún momento u otro durante su enfermedad. Al proporcionar a su cuerpo más oxígeno durante el brote de fibrosis pulmonar idiopática, se asegura de que el cuerpo siga recibiendo suficiente oxígeno para que todos los órganos y procesos funcionen sin problemas. También te sentirás más enérgico después de la oxigenoterapia.

Si ya está tomando terapia de oxígeno como parte de su tratamiento estándar de Fibrosis Pulmonar Idiopática, entonces es posible que necesite aumentar la cantidad de oxígeno durante un brote de Fibrosis Pulmonar Idiopática. Esto podría requerir que también use la terapia de oxígeno en la noche, además de la terapia diurna que ya está tomando.

El descanso es crucial para la gestión de los ataques de IPF

Es muy importante que descanse mucho durante un brote de fibrosis pulmonar idiopática. Durante un brote de fibrosis pulmonar idiopática, es más probable que se sienta fatigado de lo normal. Esto se debe principalmente a que no está obteniendo una cantidad suficiente de oxígeno. De acuerdo con las recomendaciones de la Fundación de Fibrosis Pulmonar, al menos ocho horas de sueño cada noche debe ser lo mínimo que debe obtener. Después de una buena noche de sueño, no solo descansará más, sino que también beneficiará a su sistema inmunológico.

No exageres en las actividades físicas

Cuando tiene fibrosis pulmonar idiopática, se vuelve difícil mantenerse físicamente activo, especialmente durante un brote de fibrosis pulmonar idiopática. Es importante obtener un descanso adecuado para controlar un brote de fibrosis pulmonar idiopática. Si bien no debe dejar de realizar sus actividades físicas por completo, necesita limitarlo solo a un nivel que pueda sostener fácilmente. Mantenerse activo es importante durante cualquier enfermedad, ya que ayuda a aumentar la resistencia del cuerpo, especialmente de sus pulmones. El ejercicio también aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo, lo que ayuda a prevenir la depresión, la tristeza y también reduce los niveles de estrés.

Sin embargo, la exageración en la actividad física durante un brote de un brote de fibrosis pulmonar idiopática le quitará energía. Debe intentar tomar las cosas lentamente o reducir la intensidad de su rutina de ejercicios. Si se está realizando una rehabilitación pulmonar, debe asegurarse de informar a su equipo que está experimentando un brote de fibrosis pulmonar idiopática, ya que ciertas actividades están fuera del límite durante un brote de FPI.

Conclusión

Es absolutamente crítico que cuando sufras de fibrosis pulmonar idiopática, debas actualizar a tu médico o a tu equipo de atención médica sobre cualquier cambio en tu condición. Estos incluyen cualquier cambio en sus síntomas, así como cualquier cambio en su apetito o salud general. Debe informar a su médico si siente que está teniendo un brote de fibrosis pulmonar idiopática, ya que quieren ajustar su tratamiento o realizar pruebas adicionales si es necesario.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment