¿Cómo prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia?

Tratar de prevenir la enfermedad de Alzheimer y la  demencia tiene muy pocas posibilidades, es un hecho bien conocido desde hace muchos años. La verdad es que hay otra alternativa para prevenir y puedes hacerlo reduciendo el riesgo: haciendo ejercicio, comiendo bien, manteniéndote activo social y mentalmente y manteniendo los niveles de estrés bajo control. Liderar un estilo de vida cerebral saludable ayuda a prevenir los síntomas de la enfermedad de  Alzheimer y la demencia, y puede revertir el proceso de deterioro.

La tasa de prevalencia de la enfermedad de  Alzheimer está aumentando y, por lo tanto, ahora se concentra más en prevenir estrategias que en el tratamiento y la curación. Los investigadores están compitiendo para encontrar una cura, pero ahora consideran que lo mejor es prevenir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias siguiendo una combinación de hábitos saludables. La enfermedad de Alzheimer representa los casos de demencia en aproximadamente el 50 por ciento, donde la posibilidad de demencia vascular es del 40 por ciento en adultos mayores, y hay mucho que hacer para prevenir esta demencia. Por lo tanto, es mejor promover sus reservas cerebrales lo antes posible, independientemente de su edad, y puede hacerlo para que su cerebro esté sano. Adoptar buenos hábitos de vida protegerá su cerebro de la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

# 1: el ejercicio regular lo ayudará a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia

Los ejercicios físicos reducen casi el 50 por ciento del riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. El ejercicio regular ayuda a las personas que han comenzado a desarrollar problemas cognitivos. Iniciar programas de ejercicios no significa que debe comenzar con toda su fuerza uniéndose a un gimnasio. Puede considerar formas pequeñas de obtener movimiento, como subir escaleras, caminar desde el estacionamiento, caminar en la cuadra mientras está en su teléfono móvil o llevar sus compras. El ejercicio regular lo ayudará a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia. A continuación hay algunos consejos para comenzar y cumplir con su plan de ejercicios:

  • Iniciar ejercicio aeróbico durante 30 minutos cinco veces a la semana. Puede permitirse otras actividades como nadar, caminar u otras actividades que aumenten su ritmo cardíaco. Incluso las actividades regulares como la limpieza, la jardinería o ir a un mercado o un templo es lo mejor.
  • Aumenta la masa muscular para mantener la salud del cerebro. Puede combinar entrenamiento de fuerza y ​​ejercicios aeróbicos para hacerlo interesante. Las personas mayores de 65 años pueden reducir el riesgo aumentando 2-3 sesiones como rutina semanal.
  • Incluya ejercicios de coordinación y equilibrio. Esto lo ayuda a evitar derrames y mantenerse ágil. Realiza ejercicios usando bolas de equilibrio o discos de equilibrio.
  • Quédese con un programa de ejercicios durante un mes y hágalo un hábito. Si esto te parece interesante, prueba nuevos cambios manteniendo una rutina de ejercicios. Le dará una sensación natural. Haga una lista de entrenamiento y publíquelo en el lugar donde verá y recompénsese con frecuencia.
  • Un factor clave es proteger tu cabeza. Esto aumenta el riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Golpea en actividades deportivas como fútbol, ​​fútbol y boxeo o incluso cuando patina, un accidente en motocicleta o incluso una bicicleta. Protege tu cerebro usando cascos. Manténgase alejado de las actividades que afectarán su atención, como dejar de conducir mientras habla por celular. Un momento de distracción es suficiente para una lesión cerebral.

# 2: Prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia con hábitos alimenticios saludables

Puede prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia con hábitos alimentarios saludables. Tu cerebro como las otras partes del cuerpo necesita una buena dieta nutritiva. Coma frutas y verduras frescas en abundancia, y no deje de incluir grasas saludables y proteínas magras. Los hábitos alimenticios proporcionan un combustible constante y, por lo tanto, reducen la inflamación. Estos son algunos consejos sobre alimentos que garantizan la protección:

  • Coma una dieta mediterránea rica en nueces, aceite de oliva, pescado, granos integrales e incluye productos frescos en abundancia. Ocasionalmente, coma un chocolate amargo y beba un vaso o vino tinto.
  • Coma lo que es bueno para el corazón, ya que lo mismo también es bueno para el cerebro y, por lo tanto, reduce los problemas cardíacos y el riesgo de la enfermedad de Alzheimer.
  • Evite las grasas saturadas y trans evitando productos lácteos enteros, alimentos fritos, comidas rápidas, carnes rojas y alimentos envasados ​​o procesados.
  • Obtenga suficientes grasas omegas 3, ya que ayuda a prevenir la demencia y la enfermedad de Alzheimer. Incluye peces de agua fría como sardinas, salmón, caballa, trucha y atún.
  • Coma comidas pequeñas durante todo el día. Comer a intervalos regulares. Evite los carbohidratos refinados que tienen harina blanca y azúcar en grandes cantidades e inflaman su cerebro. Mantenga los niveles de azúcar en la sangre consistentemente.
  • Haga hincapié en las frutas y verduras. Incluya porciones diarias de vegetales de hojas verdes y bayas como un régimen de protección cerebral. Disfruta frutas coloridas
  • Toma té verde para promover la memoria y el estado de alerta mental. Los tés Oolong y blanco son geniales para un cerebro saludable. Beba diariamente 2-4 tazas y disfrute de los beneficios. Sin embargo, el café, no tan poderoso como el té, también asegura beneficios cerebrales.

# 3: Prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia con estimulación mental regular

Desafiando sus cerebros y en el proceso, aprender cosas nuevas es una forma hermosa de mantener a distancia la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Esto es porque tu cerebro está mentalmente activo. Las actividades que implican múltiples tareas o necesitan interacción, comunicación y organización brindan la mayor protección. Puedes estimular tu cerebro con actividades para aumentar el cerebro, de modo que seas mentalmente activo todo el tiempo.

  • Aprende un idioma extranjero, un lenguaje de señas, practica algún instrumento musical, adopta un nuevo pasatiempo o lee un buen libro o un periódico. Cuanto mayor sea el desafío, mayor será el funcionamiento de tus reservas cerebrales.
  • Memoriza como comenzar con algo corto y progresar a un poco más. Esto puede ser cualquier cosa como oraciones, o capitales de estado o rimas. Esto fortalece tus enlaces de memoria.
  • Capture detalles y entienda cada detalle como quién, dónde, qué, por qué y cuándo. Esto puede estar relacionado con las experiencias diarias y puedes practicar como detective del crimen.
  • Disfruta acertijos, acertijos y juegos de estrategia. Los juegos de estrategia y los acertijos ofrecen ejercicios mentales y ayudan a retener las asociaciones cognitivas. Juega cartas o juegos de mesa, juegos de números, trabaja con palabras, haz Sudoku o scrabble. Estos juegos son simples, pero dale a tu cerebro un poco de trabajo para mantenerlo activo. Funciona como un buen alimento saludable para su cerebro y garantiza que su memoria se mantenga en gran medida.
  • Tome nuevas rutas, reorganice el sistema informático y coma con una mano que no sea dominante. Sus hábitos se pueden cambiar dentro de ciertos límites para que no se sienta confundido, pero no abandone la búsqueda de nuevas vías y la estimulación de su cerebro.

# 4: el sueño de calidad puede ayudarte a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia

El sueño de alta calidad puede ayudarlo a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Tu cerebro requiere un buen sueño para funcionar bien. La privación de sueño deja a una persona cansada y malhumorada, además de afectar la capacidad de pensar, procesar, resolver problemas y recordar cierta información. El sueño profundo es esencial para la retención de la memoria. Existe un gran riesgo de desarrollar síntomas de Alzheimer, si se le priva de sueño nocturno y si esto afecta su estado de ánimo y su forma de pensar. La mayoría de los adultos requieren dormir 8 horas por la noche. Hay problemas si es menos de 6-7 horas.

A continuación hay algunos consejos para combatir el insomnio y recuperar el sueño:

  • Sigue un horario de sueño regularmente. Ve y levántate al mismo tiempo, para que tu reloj de cerebros responda a la regularidad.
  • Evita dormir la siesta. Si toma una siesta, ciertamente se está recargando. Sin embargo, para los adultos mayores empeora el insomnio. Evite dormir la siesta si el insomnio es un problema y si duerme la siesta, limítelo a 30 minutos y en los horarios tempranos del mediodía.
  • Reserve su cama para dormir; evite las computadoras y la televisión en el dormitorio, ya que conduce a obstáculos para conciliar el sueño.
  • Crea un ritual de la hora de dormir. Haz estiramientos ligeros, toma un baño, apaga las luces y escribe un diario. Como sigue el hábito, tu cerebro recibirá una señal para dormir.
  • Detener la charla interna. En caso de que encuentre ansiedad, el estrés o los diálogos negativos lo persiguen y no puede conciliar el sueño. Evite rodar sobre la cama. Lo mejor es relajarse leyendo o relajándose al escuchar música en otra habitación durante unos minutos y volver a la cama. Mantén alejado el reloj y no sigas mirando el reloj, ya que te alertará de que no puedes dormir. Calme su mente con oraciones y practique para mantener los pensamientos fuera de su mente. Inicialmente, puede ser un problema, con la práctica funcionará.

# 5: Controlar el estrés de manera efectiva lo ayudará a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia

El manejo eficaz del estrés lo ayudará a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia. El estrés tiene un alto costo y el área de memoria primaria se ve afectada. Por lo tanto, también dificulta el crecimiento de las células nerviosas y por lo tanto aumenta el riesgo de alzheimer. Hay herramientas para frenar o reducir los efectos nocivos. Pruebe los consejos a continuación para mantener los niveles de estrés bajo control:

  • El estrés se altera con tu ritmo de respiración. Puede hacer que su respuesta al estrés sea tranquila con la respiración profunda abdominal. Esto tiene un impacto en los niveles de oxígeno dentro del cerebro. Es simple, potente y gratuito que se puede practicar con regularidad. Por lo tanto, puede mantenerse libre de estrés sin esfuerzo.
  • Las actividades de relajación deben programarse diariamente. Esto se puede hacer manteniendo el estrés bajo control, pero solo es posible con un esfuerzo regular. Salga a caminar por el parque, haga yoga o juegue con su perro o un relajante masaje o baño, cualquier cosa que sea relajación debe ser su prioridad.
  • La conexión del cuerpo mental es realmente muy fuerte y, por lo tanto, asocia la espiritualidad. Esto nutre la paz interior. Sin embargo, la oración regular, la meditación, la reflexión y la práctica lo inmunizan del estrés y sus efectos dañinos.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment