Intestino

¿Cómo sabes si tienes Listeria?

La listeriosis, una enfermedad causada por Listeria monocytogenes, es fundamentalmente una enfermedad transmitida por alimentos, notificable, que puede ser difícil de diagnosticar.

Las especies de listeria están ampliamente diseminadas en el medio ambiente, aislándose del suelo, material vegetal putrefacto, aguas residuales, alimentos para animales, pollo fresco y congelado, alimentos frescos y procesados, queso, leche sin procesar, residuos de matadero, así como en el digestivo humano. Animales de vías y asintomáticos. Es por eso que tiene muchas oportunidades para contaminar los alimentos en diferentes etapas de producción, siendo esta la ruta más frecuente por la cual el ser humano adquiere colonización o infección. De hecho, es parte de la flora fecal de muchos mamíferos, se estima que entre el 1% y el 10% de los humanos son portadores intestinales de L. monocytogenes.

Para llegar al diagnóstico de listeria, debe haber una alta sospecha por parte del médico. Para poder hacer un diagnóstico definitivo, es necesario identificar el microorganismo causante en una muestra que generalmente debe ser estéril, como en cualquier otra enfermedad infecciosa. La muestra a recolectar depende de la presentación clínica.

La listeriosis causada por la listeria puede ocurrir esporádicamente o en brotes. La infección causa un espectro de enfermedades que van desde la gastroenteritis febril hasta la enfermedad invasiva, que incluye bacteriemia, sepsis, meningitis y meningoencefalitis, principalmente en pacientes con factores de riesgo de L. monocytogenes.

La listeria es una bacteria que afecta principalmente a huéspedes susceptibles, como ancianos, recién nacidos, mujeres inmunodeprimidas y embarazadas; Aunque afecta a personas sin factores de riesgo claros.

La incidencia de listeriosis causada por la listeria no es alta, pero está aumentando en los últimos años, principalmente debido al aumento de la población de edad o con factores predisponentes. Otras presentaciones clínicas menos frecuentes, pero también se describen, son endocarditis , linfadenitis, celulitis , neumonía , osteomielitis , artritis , conjuntivitis y aneurisma micótico .

La listeriosis causada por listeria tiene una alta mortalidad a pesar del tratamiento adecuado y precoz, y esto se relaciona con un diagnóstico complejo debido a múltiples aspectos.

Primero, L. monocytogenes puede contaminar una gran variedad de alimentos. En segundo lugar, el período de incubación es variable y prolongado (1 a 70 días), pudiendo ser incluso más alto en mujeres embarazadas que en casos con compromiso del sistema nervioso central (SNC).

En las presentaciones con gastroenteritis, la incubación puede durar menos de 6 horas y hasta 10 días. De hecho, se propone considerar una ventana de exposición de 14 días para el diagnóstico de casos de SNC y bacteriemia y 6 semanas en casos asociados con el embarazo. En tercer lugar, muchos productos pueden retener bacterias durante varios días o semanas y, por lo tanto, el paciente puede consumirlos en múltiples ocasiones.

L. monocytogenes se ha diferenciado en más de 10 serotipos; Como algunos de ellos están involucrados en la mayoría de los casos reportados de listeriosis humana, y algunos de ellos más involucrados en brotes, incluso pueden considerarse clones epidémicos.

Diagnóstico de Listeria

El diagnóstico de listeriosis causada por listeria es difícil. Lo principal para los médicos es tener la sospecha de este agente causal. La historia clínica y el examen físico, además de tener en cuenta las poblaciones más susceptibles, son fundamentales, además de tomar las muestras clínicas necesarias, principalmente hemocultivos. La bacteriemia se puede clasificar como primaria o secundaria; por lo tanto, también es importante recoger otras muestras como líquido cefalorraquídeo (LCR), líquido peritoneal, placenta y otros según las manifestaciones clínicas. Además de los factores del hospedador, los factores patógenos específicos también parecen ser importantes en la causa de la enfermedad y, por este motivo, son las diferentes presentaciones clínicas.

Es de destacar que en la meningitis debida a L. monocytogenes, a diferencia de otras meningitis bacterianas, es frecuente presentar un LCR claro o ligeramente opalescente, con menos de 1000 células / mm3 y con un porcentaje significativo de linfocitos, a veces predominante.

La identificación de L. monocytogenes se realiza mediante técnicas microbiológicas estándar. Las bacterias crecen en 24 a 48 horas, formando pequeñas colonias redondeadas y presentan hemólisis β en agar sanguíneo.

Las pruebas serológicas pueden ser útiles, particularmente en el estudio de pacientes portadores y en el estudio de brotes.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment