¿Cómo se puede saber si una persona tiene una infección de transmisión sexual?

Para la persona sexualmente activa de hoy en día, tener consentimiento para el sexo es una gran decisión que implica una gran búsqueda profunda, sopesando los pros y los contras de participar en el acto. La acción incluye una buena cantidad de resultados y complicaciones con los embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual que encabezan la lista. ¿Es probable que una persona tenga una infección de transmisión sexual que pueda contagiarme? Esta es una pregunta que enfrentan la mayoría de las personas justo antes de entablar relaciones sexuales con una persona desconocida. Poco sabido para ellos es que apenas se puede decir si uno está sufriendo de una infección de transmisión sexual. A veces, incluso la persona afectada no es consciente de que padece una enfermedad.

Factores de riesgo para las enfermedades de transmisión sexual

Se sabe que algunos hábitos aumentan las probabilidades de tener una infección de transmisión sexual. Incluyen tener múltiples parejas sexuales, tener un inicio temprano, relaciones sexuales regulares y sin protección, una pareja sexual de alto riesgo como una trabajadora sexual comercial y el uso de píldoras anticonceptivas en lugar de métodos de barrera que se sabe que ofrecen cierta protección contra las enfermedades. Hacerse la prueba es la forma más segura de saber si alguien tiene una infección de transmisión sexual. Sin embargo, el tratamiento de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual se realiza por su perfil sintomático y las pruebas de laboratorio solo son necesarias para la confirmación, más aún en entornos de escasos recursos. Por lo tanto, uno puede decir realmente qué infección de transmisión sexual está sufriendo una persona en función de sus síntomas.

¿Cómo se puede saber si una persona tiene una infección de transmisión sexual?

Cómo saber si alguien está sufriendo de una transmisión sexual infección basada en su perfil de síntomas? Las infecciones de transmisión sexual pueden clasificarse según su naturaleza de presentación. Las infecciones de transmisión sexual más comunes son aquellas que presentan secreción mucopurulenta. La gonorrea presenta secreción mucopurulenta de color verde amarillento y otras características incluyen micción frecuente, dolor al orinar y malestar rectal. Además de esto, la infección por clamidia, la infección de transmisión sexual más común entre las mujeres, se presenta con secreción blanca clara. La enfermedad tiene la capacidad de permanecer por mucho tiempo dentro del cuerpo a diferencia de otras infecciones de transmisión sexual.

Otro grupo de infecciones de transmisión sexual se presentan con lesiones ulcerosas. El herpes simple se presenta con lesiones dolorosas que pueden afectar las membranas mucosas genital u oral. El herpes simple tipo 1 también se conoce como herpes oral, ya que presenta llagas en la boca y alrededor de la cara, mientras que el herpes simple tipo 2 se conoce como herpes genital ya que presenta ulceración genital. La sífilis se presenta con llagas muy dolorosas conocidas como chancros. La enfermedad tiene la capacidad de empeorar muy rápido y causar daño neurológico y discapacidad. Se observan lesiones ulcerativas indoloras con linfogranuloma venéreo (LGV). Otras enfermedades de transmisión sexual que se presentan con manchas y protuberancias incluyen al molusco contagioso cuyos bultos tienen un hoyo central formado por un segmento blanquecino que se desprende para transmitir la infección y verrugas genitales debido al virus del papiloma humano cuyas lesiones son coliflor como crecimientos que tardan en desarrollarse. aclarar.

El tercer grupo de infecciones de transmisión sexual incluye aquellos que presentan picazón en la región genital. La vaginosis bacteriana polimicrobiana en las mujeres es la entidad más común que tiene una secreción maloliente además de la disuria y la irritación valvular que causa picazón irresistible. Otra enfermedad en esta categoría es la candidiasis que se presenta con la única secreción lechosa blanquecina dominada por sensación de picazón.

Sobre todo, es importante apreciar que la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual tienen un período asintomático entre la inoculación con el organismo causal y la presentación que puede tomar varias semanas. Durante este período, es difícil descartar la presencia de cualquier infección. Además, las enfermedades pueden ser muy graves para causar síntomas que sugieren una enfermedad más grave como uretritis, cervicitis y infección del tracto urinario que se presenta con dolor abdominal pélvico y síntomas constitucionales como náuseas y vómitos .

Conclusión

El mejor enfoque para la prevención de la adquisición de enfermedades de transmisión sexual no es identificar y evitar a las personas con las enfermedades, sino dedicarse exclusivamente al sexo protegido o abstenerse por completo.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment