¿Cuánto tiempo deben seguirse las precauciones esternales para la cirugía a corazón abierto?

Las precauciones esternales estándar son un conjunto de precauciones que el paciente debe seguir después de someterse a una cirugía a corazón abierto para facilitar la recuperación. Estas precauciones están dirigidas a proteger el esternón o el esternón para sanar después de la cirugía. En una cirugía típica de corazón abierto, el esternón se divide quirúrgicamente para ver el corazón y sus válvulas a reparar. Una vez que se completa la cirugía, el esternón dividido debe ser reparado. Un método de reparación implica el uso de un cable muy fuerte para mantener los huesos juntos mientras continúa la curación. El médico recomienda las precauciones esternales estándar para asegurarse de que el cable permanezca en el lugar exacto y se evite cualquier forma de tracción durante el procedimiento de curación. Estas precauciones también mantienen a raya cualquier tipo de infección postoperatoria.

En realidad, depende del proceso de curación del paciente y varía de un paciente a otro. Se supone que el médico y el fisioterapeuta deben supervisar el proceso de curación y sabrán mejor cómo deben seguirse estas precauciones. En un sentido general, el esternón generalmente se cura después de un período de seis semanas de cirugía de corazón abierto. Una vez que se ha producido la curación considerable, se pueden levantar las precauciones esternales. Sin embargo, es importante hablar con el médico al respecto. En la mayoría de los casos, el médico le informa al paciente cuándo está bien dejar de seguir las precauciones. Sin el consentimiento del médico, nunca debe interrumpirse el seguimiento de las precauciones esternales.

¿Qué incluyen las precauciones esternales estándar?

Las precauciones estándar para el esternón incluyen un conjunto de hacer y no hacer por parte del paciente para evitar lesiones en el esternón. Incluyen-

  • El paciente debe mantener sus brazos lo más cerca posible de sus costados. Se permite el movimiento limitado de los brazos, como usarlos al levantarse de la cama o sentarse en una silla.
  • Después de la cirugía, se debe colocar una almohada sobre el pecho del paciente para apoyar el lugar de la incisión y mantenerla alejada de los peligros.
  • Al estornudar , toser o hacer ejercicios de respiración, el paciente debe mantenerse en el pecho para ayudarlo.
  • Los brazos no deben moverse hacia atrás para evitar estirar la incisión.
  • Los pesos pesados ​​no deben levantarse mientras el médico lo solicite. El paciente ni siquiera debe tirar o empujar un peso de más de 10 libras.
  • Los cuidadores tampoco deben empujar o tirar de los brazos del paciente mientras lo ayudan a moverse. Si se necesita ayuda, se puede dar apoyo debajo de los brazos o se puede sostener el cinturón de marcha.
  • Es importante mantenerse activo después de la cirugía. Sin embargo, no es necesario empujarse. El movimiento debe hacerse tanto como el paciente se sienta cómodo.
  • En caso de que el paciente sienta un tirón en el esternón, incluso accidentalmente, debe informarlo al médico.

¿Qué recordar al seguir las precauciones esternales?

  • La movilidad después de la cirugía puede ser difícil al principio, pero el médico y el terapeuta designado ayudarán al paciente con las precauciones esternales.
  • Conocer las precauciones esternales y su aplicación es un aspecto importante en la rehabilitación cardíaca.
  • Los cuidadores también deben entender la importancia de las precauciones esternales estándar para ayudar al paciente con el movimiento.

Conclusión

Las precauciones esternales estándar son un conjunto de precauciones que ayudan con el proceso de curación después de una cirugía a corazón abierto. En realidad, protege el esternón o el esternón del paciente que se corta en una cirugía a corazón abierto. Estas precauciones generalmente se siguen durante un período mínimo de seis semanas después de la cirugía mientras se realiza la curación. Sin embargo, seguir estas precauciones no debe detenerse a menos que el médico lo indique.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment