¿Qué causa la disfagia y cómo se diagnostica y trata?

¿Qué es la disfagia?

La disfagia es una afección médica en la que a un individuo le resulta difícil tragar alimentos o cualquier sustancia. En algunos casos, esta dificultad para tragar también se acompaña de dolor en la garganta que hace prácticamente imposible que la persona ingiera alimentos. Normalmente, a una persona le puede resultar difícil tragar grandes bolos de comida que le resulta difícil atravesar el esófago, lo que provoca una sensación de ahogo y la comida vuelve a regurgitar en la boca. Esto es bastante normal y no es preocupante. El problema se convierte en una preocupación cuando la disfagia se vuelve persistente y afecta la vida del individuo. Esto puede deberse a alguna condición médica que puede requerir tratamiento emergente. Esta condición se ve más en la población adulta y la causa es diferente para diferentes personas.

¿Qué causa la disfagia?

Existen numerosas causas por las cuales una persona puede experimentar disfagia o dificultad para tragar En ocasiones, no se puede identificar una causa exacta de esta afección, aunque existen dos formas de disfagia que pueden afectar a una persona. Una es una forma de disfagia en la que el individuo experimenta la sensación de que la comida se atasca en la garganta. Esta forma de disfagia se llama disfagia esofágica. Existe una forma más de disfagia llamada disfagia orofaríngea en la que los músculos de la garganta se vuelven débiles, lo que dificulta que la comida se mueva de la garganta al estómago. La disfagia esofágica es causada por diferentes motivos, mientras que la disfagia orofaríngea es causada por diferentes motivos. A continuación se mencionan algunas de las causas de ambas formas de disfagia.

¿Qué puede causar disfagia esofágica?

Disfagia esofágica causada debido a acalasia: Esta es una condición médica en la que los músculos del esófago son débiles o el esfínter esofágico no se relaja adecuadamente y permite que la comida pase a través del esófago haciendo que la comida se atasque en el esófago o regurgite de nuevo a la boca. Esta condición tiende a progresar con el tiempo y necesita atención oportuna.

Disfagia esofágica causada por espasmos: Esta es una afección en la que el esófago experimenta espasmos o contracciones múltiples durante la deglución, lo que hace que la comida se atasque y cree problemas con la deglución.

Disfagia esofágica causada por estrechamiento esofágico: Esta es una condición bastante grave en la cual el esófago se vuelve estenosado o angosto. Este estrechamiento puede deberse a diversos factores, como tumores o enfermedad por reflujo gastroesofágico que necesita atención médica inmediata.

Disfagia esofágica causada por cáncer de esófago: La disfagia es uno de los síntomas de presentación de Cáncer esofágico que empeora progresivamente.

Disfagia esofágica causada por bloqueo esofágico: A veces, hay ciertas partículas de alimentos, como un hueso pequeño y similares, que se atasca en el esófago. Esto a su vez hace que sea difícil que el bolo alimenticio atraviese el esófago y cause disfagia.

Disfagia esofágica causada por esofagitis: Esta es una afección médica en la que hay inflamación de los tejidos del esófago. Esto puede ser causado debido a alguna forma de alergia a los alimentos. Esto también puede causar disfagia.

Disfagia esofágica causada por esclerodermia: Esta es una condición médica que tiende a debilitar el esfínter esofágico y dificulta la relajación del esfínter, lo que produce disfagia.

Esofágico Disfagia causada por tratamiento de radiación: La radioterapia para el tratamiento del cáncer, especialmente en la región del tórax, puede causar estrechamiento del esófago y causar disfagia.

¿Qué puede causar disfagia orofaríngea?

Disfagia orofaríngea causada por afecciones neurológicas: Ciertas enfermedades neurológicas como MS enfermedad de Parkinson y similares pueden causar que los músculos de la garganta se debiliten, lo que produce disfagia.

Disfagia orofaríngea causada debido a: Cualquier tipo de lesión en el cerebro o la médula espinal puede causar que un individuo pierda la capacidad de tragar la comida adecuada y causa disfagia.

Disfagia orofaríngea causada por cáncer: Ciertos tipos de cáncer como cáncer de pulmón que requieren radioterapia en la región del tórax pueden debilitar la garganta y los músculos esofágicos causando disfagia.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la disfagia?

Algunos de los factores de riesgo para tener disfagia son:

Edad: El proceso de envejecimiento natural de un ser humano hace que los músculos del cuerpo sean débiles, incluidos los músculos del esófago y la garganta que pueden causar disfagia.

Afecciones médicas: Ciertas afecciones médicas como cáncer de esófago acalasia o algún tipo de daño neurológico como el accidente cerebrovascular pueden causar disfagia.

¿Cuáles son los síntomas de la disfagia?

A continuación se mencionan algunos de los síntomas que acompañan a la disfagia:

  • El dolor al tragar es un síntoma común en la disfagia
  • Dificultad para tragar alimentos y otras sustancias ces
  • Las personas que sufren de disfagia a menudo tienen un síntoma de sensación de comida atorada
  • Babeo
  • Voz ronca
  • Uno de los síntomas de la disfagia es la regurgitación de los alimentos
  • Sensación persistente de acidez estomacal
  • Regurgitación de ácido estomacal en el esófago
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Tos dolorosa al deglutir
  • Ingesta de solo alimentos en puré y corte de alimentos en trozos extremadamente pequeños para evitar la aspiración de alimentos.

¿Cómo es la Causa de Disfagia diagnosticada

La disfagia tal como se establece es una condición extremadamente complicada y se debe determinar la causa exacta para formular un plan de tratamiento efectivo. Algunas de las pruebas, tanto clásicas como noveles, se mencionan a continuación, que ayudan al médico a identificar la causa exacta de la disfagia en un paciente.

Bario tragar para diagnosticar la causa de la disfagia: La primera prueba que hace un médico es el bario tragar el estudio. En esto, se le pide al paciente que beba una solución de bario que forma una capa sobre el esófago. A continuación, esta capa se rastreó mediante rayos X para descubrir dónde se estanca la comida. Esto también da una imagen clara de la estructura esofágica.

Prueba de deglución dinámica para diagnosticar la causa de la disfagia: Esta es una prueba en la que el médico le pedirá al paciente que trague los alimentos cubiertos con bario y luego rastree la comida a través de rayos X y descubra cuál es la causa de la Disfagia. Esta prueba puede determinar con éxito si la comida se está cruzando al tubo de viento causando disfagia.

Endoscopia para diagnosticar la causa de la disfagia: Este es también un examen muy potente en el que se puede determinar la causa de la disfagia. En este procedimiento, se inserta un endoscopio a través de la boca hacia el esófago y se ve la estructura del esófago en una cámara. Esto puede identificar fácilmente una causa de disfagia.

Evaluación de deglución endoscópica de fibra óptica: Esta es una prueba en la que se ve un endoscopio armado con una cámara especializada insertada en el esófago a través de la boca y la estructura interna del esófago para descubrir la causa de la disfagia.

Prueba de manometría: Esta es una prueba que evalúa la cantidad de contracciones musculares en los músculos del esófago y si hay algún espasmo presente. En esta prueba, se inserta un tubo que está conectado a un manómetro en el esófago y se registran las contracciones musculares durante la deglución.

Estudios radiológicos: Además de los estudios especializados mencionados anteriormente, estudios de imágenes como tomografías computarizadas y resonancias magnéticas también son útiles para determinar la causa de la disfagia.

¿Cómo se trata la disfagia?

El método de tratamiento adoptado para tratar la disfagia depende de la causa de la afección. Algunas de las medidas de tratamiento para la disfagia son las siguientes:

Si un paciente tiene disfagia orofaríngea en la que los músculos de la garganta son débiles, el médico puede derivar al paciente a un logopeda que se especialice en este tratamiento. El tratamiento será en forma de ejercicios diseñados específicamente para aumentar la coordinación muscular de los músculos deglutorios junto con diferentes técnicas para tragar los alimentos, como cambios en la postura al tragar o colocar el bolo alimenticio en diferentes partes de la boca.

El tratamiento para el esófago La disfagia es mucho más compleja e incluye lo siguiente:

Dilatación esofágica para tratar la disfagia esofágica: En caso de que un paciente tenga una afección como la acalasia, esta forma de tratamiento es bastante útil. En este tratamiento, el médico usará un endoscopio armado con un globo especial que expande suavemente el esófago para permitir que la comida pase a través de él cómodamente.

Cirugía para tratar la disfagia esofágica: Esto se realiza en casos de tumores esofágicos por lo que el bloqueo se elimina y la comida puede pasar suavemente por el esófago.

Medicamentos para tratar la disfagia: En caso de que la disfagia se deba a condiciones como la ERGE, se administrarán medicamentos recetados para reducir la producción de ácido estomacal. ese ácido mínimo es regurgitado de vuelta al esófago. Esto también es cierto para los espasmos del esófago, pero sin ninguna enfermedad por reflujo.

En los casos de formas graves de disfagia en las que el paciente no puede tomar ninguna forma de alimento sólido, el médico puede recomendar una dieta líquida o colocación de un tubo de alimentación para soporte nutricional.

Dieta para la disfagia

Si sufre de disfagia, los siguientes ajustes sutiles a la dieta pueden ayudar mucho a calmar los síntomas de disfagia.

Dieta ideal para las personas que sufren de disfagia deben intentar comer de dos a tres comidas pequeñas en un día y cortar la comida en trozos pequeños para que la comida no se atasque en la garganta. Los alimentos en puré también pueden ser útiles para las personas que sufren de disfagia.

Es importante para las personas que sufren de disfagia que prueben y consuman alimentos de diferentes tipos e intenten identificar qué tipo de alimento causa más problemas y lo evita. Intente tomar líquidos delgados como jugos de frutas o leche para mantener el suministro nutricional del cuerpo.

No tome ninguna forma de bebida alcohólica y evite fumar si padece disfagia. Además, si es posible trate de evitar la cafeína.

¿Cuáles son las complicaciones de la disfagia?

Si una persona tiene problemas para tragar alimentos, la primera complicación que se le viene a la mente es una nutrición inadecuada que puede causar una pérdida sustancial de peso o deshidratación. La disfagia también puede provocar la entrada de partículas de alimentos en el tubo de viento, lo que también puede causar problemas con el sistema respiratorio. Por lo tanto, es absolutamente importante mantener una nutrición adecuada si padece una enfermedad como disfagia.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment