Dieta y Nutricion

Efectos de la comida chatarra en su hijo

Cuando hablamos de hamburguesas o pizzas, parecen platos deliciosos. Esto es especialmente cierto en el caso de los niños. La facilidad con la que recibimos comida chatarra como las mencionadas anteriormente junto con su precio y sabor es una buena opción para mantener contentos a los niños, pero la desventaja de la comida chatarra con respecto a la salud general de los niños es algo que muy pocas personas entienden .

Los niños que tienen la costumbre de comer comida chatarra con frecuencia pagan un alto precio a la larga ya que el consumo frecuente de comida chatarra puede llevar a una variedad de problemas diferentes, tanto mental como físicamente. Comer comida chatarra es muy adictivo y hacer que los niños se alejen de ellos es muy difícil una vez que se han habituado a él. Comer comida chatarra puede no solo ocasionar la obesidad temprana en los niños, sino que también puede afectar la inmunidad general del niño y como consecuencia el niño se enferma frecuentemente debido a una u otra enfermedad o infección.

Comer La comida chatarra también puede provocar ciertos efectos psicológicos en los que el niño puede tener baja autoestima y terminar sufriendo una depresión que puede resultar muy costosa. El siguiente artículo ofrece una breve descripción de cómo la comida chatarra afecta negativamente a los niños.

Efectos de la comida chatarra en su hijo

Hemos hablado más arriba sobre las diversas desventajas de comer comida chatarra, especialmente en los niños. A continuación se mencionan algunos de los puntos sobre cómo la comida chatarra afecta negativamente a un niño.

Enfoque y concentración: Los estudios han demostrado que la dieta juega un papel muy importante en la forma académica de un niño. La comida chatarra es extremadamente alta en contenido de azúcar y grasas saturadas y esto absorbe toda la energía del niño y también afecta negativamente la capacidad de un niño para concentrarse y concentrarse en los estudios o tareas a mano durante un período prolongado de tiempo lo que resulta en la puntuación no de acuerdo a su potencial real. Este es solo un efecto de cómo la comida basura afecta negativamente a un niño.

Actividad física: Tanto como los estudios, la actividad física también es muy esencial para los niños para su desarrollo general, pero los niños que consumen comida chatarra con frecuencia no obtienen los nutrientes esenciales que los hacen inactivos físicamente y, por lo tanto, los hacen más letárgicos, lo que los incapacita para participar en cualquier tipo de actividad física. Este es otro efecto nocivo de la comida chatarra en su hijo.

Obesidad: Esta es otra condición que puede surgir de comer comida chatarra regularmente. Esto es más cierto para los niños, como lo demuestran los estudios realizados por varios investigadores. De hecho, está demostrado que la comida chatarra es un precursor peligroso para la obesidad y los niños que comen comida chatarra regularmente corren un mayor riesgo de tener sobrepeso y obesidad a una edad muy temprana que los atormentará no solo física sino también emocionalmente, ya que lo harán no poder participar en ninguna actividad física rigurosa y emocionalmente también estarán bastante deprimidos. El riesgo de obesidad aumenta cuando se consumen comidas rápidas, ya que contienen una gran cantidad de grasas saturadas, carbohidratos y azúcares añadidos en una sola comida, lo cual es demasiado para el cuerpo del niño y esta grasa comienza a almacenarse lentamente en el cuerpo que resulta en la obesidad.

Enfermedad crónica: Uno de los efectos nocivos de los niños que comen comida chatarra es que son más susceptibles a caerse caídos enfermos que sus compañeros. Los niños que se atracan con comida chatarra corren un mayor riesgo de desarrollar colesterol y problemas cardíacos a una edad temprana debido a la cantidad de grasa y colesterol presente en la comida chatarra. También puede dar como resultado una diabetes prematura .

Baja autoestima y depresión: Los niños con buena autoestima y una alta autoestima tienden a tener mejores resultados que los niños con bajo nivel de desarrollo autoestima. Comer comida chatarra de forma regular puede hacer que un niño tenga sobrepeso en poco tiempo, y esto anula la confianza en sí mismo de un niño a lo grande. Junto con la obesidad existen otros factores, como la incapacidad para concentrarse mucho y centrarse en los estudios que conducen a bajas calificaciones, lo que se suma a la ya baja autoestima del niño. A medida que pasa el tiempo, lo que comienza como baja autoestima y baja autoestima se convierte en una depresión que puede tener resultados desastrosos, incluyendo ideas suicidas u homicidas, y en algunos casos incluso puede llevar a intentos de hacerse daño.

En conclusión, puede ser dijo claramente que si bien la comida chatarra puede ser buena en cuanto a precio y agradable para las papilas gustativas, tiene efectos perjudiciales perjudiciales para el desarrollo y la salud de sus hijos.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment