¿Es el linfoma no Hodgkin en etapa 4 curable?

El linfoma es el cáncer de las células del sistema linfático conocido como linfocitos. Las células se dividen continuamente y funcionan de manera diferente en los linfocitos normales y, por lo tanto, comprometen el sistema inmunológico del cuerpo. Los síntomas del linfoma incluyen ganglio linfático agrandado, pérdida de peso, fiebre alta, pérdida de apetito y sudores nocturnos desgarradores. La diferencia entre el linfoma de Hodgkin y el no Hodgkin (LNH) es la presencia de un tipo específico de células anormales conocidas como células de Reed-Sternberg encontradas en el linfoma de Hodgkin. Se sabe que el linfoma es el cáncer con mayor tasa de curación.

Con el advenimiento de la nueva tecnología para el diagnóstico y el último tratamiento, los oncólogos ahora han podido combatir el linfoma en cualquier etapa. Se sabe que el linfoma es uno de los cánceres más curables. El diagnóstico temprano de linfoma conduce a una alta tasa de supervivencia y un pronóstico favorable. Sin embargo, el linfoma en etapa tardía también puede tratarse con una estrategia de tratamiento más agresiva. Es bastante obvio que cuanto más temprano se hace el diagnóstico, mejores son las posibilidades de supervivencia. Etapa 4 El linfoma no Hodgkin se caracteriza por la presencia de linfoma en órganos extranodales que no forman parte del sistema linfático. Estos órganos incluyen el hígado, los pulmones, la médula ósea y el SNC. Así, el tratamiento de estos sitios es bastante posible debido a la quimioterapia.ya veces se requiere intervención quirúrgica. La tasa de supervivencia media para el paciente con linfoma en etapa 4 depende de los subtipos de linfoma no Hodgkin y la edad de los pacientes. También depende del órgano afectado y la extensión del tumor.

Sin embargo, la tasa de supervivencia de cinco años oscila entre 55-60%. Además, la alta tasa de supervivencia del linfoma no Hodgkin se encuentra en aquellos pacientes que tienen una edad inferior a 60 años.

Etapas del linfoma no Hodgkin

Después de que se haya diagnosticado el linfoma no Hodgkin (LNH), lo siguiente importante es averiguar la etapa del linfoma no Hodgkin. La etapa de la enfermedad se encuentra en función de la extensión del linfoma. Esto ayuda al oncólogo a diseñar el curso del tratamiento y el pronóstico de la enfermedad. También ayuda a evaluar el efecto del tratamiento en el linfoma. Además, se realiza un diagnóstico adicional para conocer el subtipo de linfoma no Hodgkin y la diseminación en otras partes del cuerpo. Las siguientes son las etapas del linfoma no Hodgkin:

Etapa I: en la etapa I, el cáncer de linfoma no Hodgkin se encuentra en un solo ganglio linfático. La existencia extranodal del cáncer en estadio I se describe en el estadio IE. Esta etapa se caracteriza por la presencia de NHL en una región extranodal fuera de los ganglios linfáticos.

Etapa II: esta etapa del linfoma no Hodgkin se caracteriza por la presencia de más de un ganglio linfático afectado por encima o por debajo del diafragma. Además, el estadio IIE se identifica por la presencia de un tumor en un órgano fuera del ganglio linfático en el mismo lado de los ganglios linfáticos afectados.

Etapa III: esta etapa del linfoma no Hodgkin se caracteriza por la presencia de ganglios linfáticos cancerosos en el área por encima y por debajo del diafragma. El estadio IIIE se define por la presencia de ganglios linfáticos cancerosos por encima y por debajo del diafragma y también en el órgano cercano. El estadio IIIS se caracteriza por la presencia de ganglios linfáticos cancerosos y el cáncer en el bazo. El estadio IIIE + S se define por la presencia de ganglios linfáticos cancerosos arriba y debajo del diafragma, el cáncer en un órgano cercano y el cáncer en el bazo.

Etapa IV: el cáncer en esta etapa avanza hacia los órganos que no forman parte del sistema linfático. Estos órganos pueden estar lejos del ganglio linfático afectado o cerca de él. Los órganos que pueden afectar incluyen hígado, médula ósea, pulmones y líquido cefalorraquídeo.

Conclusión

Todas las etapas del linfoma no Hodgkin son curables. El pronóstico del linfoma no Hodgkin depende de la etapa en que se diagnostica la enfermedad, la edad del paciente, los órganos involucrados y la respuesta del paciente al tratamiento. A medida que avanza la etapa, se requiere un tratamiento más agresivo con una tasa de curación baja. La tasa de supervivencia general del linfoma en estadio 4 es del 55-60%.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment