¿Es la bronquiectasia una enfermedad pulmonar intersticial?

¿Es la bronquiectasia una enfermedad pulmonar intersticial?

La bronquiectasia es una enfermedad caracterizada por la dilatación de las vías respiratorias debido a la cicatrización del tejido pulmonar. Se asocia con engrosamiento de la mucosa y taponamiento del moco junto con un grado variable de sobre inflado del pulmón. Cuando el aclaramiento de moco y los mecanismos de defensa locales se ven afectados, se producen infecciones repetidas, que además causan daños en las vías respiratorias. Hay una mayor susceptibilidad a las infecciones repetidas en los pulmones, lo que conduce a infecciones crónicas en la mayoría de los pacientes. Todos estos factores conducen a la disminución de la función respiratoria.

La bronquiectasia no es una enfermedad pulmonar intersticial, que afecta a los tejidos y espacios alrededor de ellos, llamada intersticio. Los síntomas también varían en ambas enfermedades. Constituye un grupo de trastornos pulmonares que afectan el intersticio y dañan el tejido pulmonar. La enfermedad afecta a los hombres dos veces más que a las mujeres. Los pacientes suelen estar en el grupo de edad de 40 a 70 años de edad. La enfermedad intersticial no se puede curar completamente, pero su progresión se puede retrasar con el uso de un tratamiento adecuado. Por lo general, es más difícil de tratar en pacientes de edad avanzada. Tanto la incidencia de la enfermedad pulmonar intersticial como la mortalidad debida a la enfermedad pulmonar intersticial aumentan a medida que avanza la edad. La enfermedad afecta los alvéolos, las vías respiratorias (tráquea, bronquios y bronquiolos), el intersticio, los vasos sanguíneos y la pleura (revestimiento exterior del pulmón). Dependiendo del tipo de enfermedad pulmonar intersticial, una persona puede desarrollar diversos grados de fibrosis, inflamación y diferentes síntomas. A veces, el daño causado por la enfermedad pulmonar intersticial puede ser permanente e irreversible y no responde al tratamiento, sino que empeora con el tiempo.

Sintomatología de la bronquiectasia y la enfermedad pulmonar intersticial

Un paciente con bronquiectasias se presenta con quejas de tos productiva crónica (con esputo que puede ser amarillo o verde), que se observa con frecuencia en pacientes con enfermedad temprana. El esputo está asociado con un cultivo de un organismo patógeno. La hemoptisis puede presentarse junto con disnea o falta de aire y obstrucción del flujo de aire.

Mientras que un paciente con enfermedad pulmonar intersticial se presenta con síntomas de disnea o dificultad para respirar , la tos seca sin esputo. En caso de enfermedad prolongada, también pueden producirse hinchazón de las piernas e insuficiencia cardíaca. Otros síntomas son sibilancias , pérdida de peso, cianosis (decoloración azulada de la piel y de la membrana mucosa debido a la falta de oxígeno en la sangre) y paliza de los dedos.

Diagnóstico y manejo

La enfermedad pulmonar intersticial se diagnostica con la ayuda de pruebas de función pulmonar, tomografía computarizada de alta resolución, pruebas de ejercicio, biopsia transbronquial, lavado broncoalveolr (se toma muestra de líquido de los sacos de aire), radiografía de tórax, cirugía toracoscópica asistida por video (para confirmar el diagnóstico ) y prueba de gases en sangre donde se determina la cantidad de oxígeno presente en la sangre.

La bronquiectasia se diagnostica mediante TC de alta resolución y radiografía simple de tórax. Otras pruebas incluyen un análisis de sangre y un examen de moco.

El mejor tratamiento para la bronquiectasia es la prevención. La inmunización infantil temprana puede prevenir el desarrollo de la enfermedad. En las personas que ya han contraído la enfermedad es esencial luchar contra los principales síntomas de inflamación, infección y acumulación de moco. Los antibióticos ayudan en la lucha contra la infección bacteriana, mientras que los macrólidos se usan para matar las bacterias y para aliviar la inflamación, lo que reduce las exacerbaciones pulmonares y mejora la función pulmonar. Para evitar la acumulación de moco, se pueden usar diluyentes de moco y expectorantes. Los agonistas beta inhalados ayudan en el manejo de la obstrucción del flujo de aire.

El tratamiento de la enfermedad pulmonar intersticial es más fácil cuando se encuentra en la etapa inicial. Se debe alentar a los pacientes que fuman tabaco a que dejen de fumar si desean obtener mejores resultados.

Los antifibróticos reducen el desarrollo de tejido cicatricial y ayudan a retardar la progresión de la enfermedad. Las colchicinas y la D-penicilamina han mostrado resultados positivos en la mayoría de los casos. Los corticosteroides reducen la inflamación en los pulmones, pero a la larga causan glaucoma, pérdida ósea, niveles altos de azúcar en la sangre y una mala cicatrización de las heridas y una mayor susceptibilidad a las infecciones.

Un trasplante de pulmón es necesario para los pacientes que tienen una enfermedad pulmonar intersticial grave y que no responden a otras opciones de tratamiento. Para recibir un trasplante, una persona debe estar sana y estar dispuesta a seguir el programa médico. La terapia de oxígeno facilita la respiración y el ejercicio para los pacientes con enfermedad intersticial de pulmón.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment