Etapas del cáncer de la hipofaringe y su tratamiento, tasa de supervivencia, causas y síntomas

El cáncer de la hipofaringe es un cáncer maligno en el que las células cancerosas comienzan su crecimiento en la región donde se unen la laringe y el esófago, que se conoce como hipofaringe. Este cáncer es uno de los tipos más raros de cáncer y tiene la tasa de mortalidad más alta. Comienza a crecer en los tejidos que están muy adentro.

Anuncio

Etapas del cáncer de la hipofaringe

Las etapas del cáncer de la hipofaringe son las siguientes:

Etapa 0:

En el cáncer de la hipofaringe en estadio 0, el cáncer ha crecido solo en el revestimiento interno de la hipofaringe y se muestra solo en la capa externa de la misma. En esta etapa, las células cancerosas no se han diseminado.

Etapa I:

Esta es la etapa del cáncer hipofaríngeo donde las células han comenzado a crecer más profundamente, pero solo una parte está afectada y no ha crecido más de dos centímetros en el interior. Los ganglios linfáticos u órganos cercanos aún no se ven afectados en esta etapa.

Anuncio

Etapa II:

En el cáncer de la hipofaringe en estadio II, las células cancerosas han crecido en más de una parte de la hipofaringe o se han propagado a otros órganos. En esta etapa, también hay posibilidades de que las células crezcan a más de 2 centímetros y menos de 4 centímetros. El cáncer aún no ha alcanzado los ganglios linfáticos u órganos cercanos.

Etapa III:

En el cáncer de la hipofaringe en estadio III, el tumor es mucho más grande que 4 cm y ha comenzado a afectar las cuerdas vocales y las actividades del esófago. Los ganglios linfáticos aún no están perturbados.

Anuncio

Etapa IVA:

En la etapa IVA del cáncer de hipofaringe, el tumor ha crecido aún más en los cartílagos tiroides o el hueso hioides o la glándula tiroides o en cualquier músculo cercano. En este caso, o bien las células no han alcanzado los ganglios linfáticos cercanos o podría ser posible que haya alcanzado el ganglio linfático en un lado del cuello. Las células cancerosas aún no alcanzan partes distantes del cuerpo. Esto también se llama una enfermedad local moderadamente avanzada.

Etapa IVB:

Cáncer de la hipofaringe en estadio IVB, el cáncer generalmente comienza a afectar la columna vertebral en el área del cuello. También podría crecer hasta los pulmones. La enfermedad aún tiene que atacar las otras partes del cuerpo.

Etapa IVC:

Aquí, el tumor puede ser de cualquier tamaño, puede haber crecido hacia áreas fuera de la hipofaringe y se ha diseminado a órganos distantes también.

¿Cómo se determinan las etapas del cáncer de la hipofaringe?

Una vez que se diagnostica el cáncer de hipofaringe, el médico examina las células cancerosas para determinar la etapa y hasta qué punto se ha propagado el cáncer de hipofaringe o en qué medida ha afectado al cuerpo. El proceso en el que el médico determina la etapa del cáncer se denomina estadificación.

Las etapas del cáncer de la hipofaringe se determinan en función de unos pocos conjuntos de información. Son:

  • El tamaño del tumor (T). Dependiendo de la extensión del crecimiento del tumor y en qué medida se ha diseminado y alcanzado otros órganos, se decide la etapa.
  • Por su propagación hasta los otros ganglios linfáticos (N). Los médicos deben verificar si el cáncer ha afectado los nodos cercanos. Si es así, entonces cuánto ha crecido.
  • La propagación de las células (metástasis) en las áreas distantes también. Esto es cuando el cáncer se disemina a diferentes partes del cuerpo como el hígado, los pulmones o los huesos, etc.

Causas del cáncer de la hipofaringe

Pocos factores que podrían conducir al crecimiento de células cancerosas en esta región son:

  • De fumar
  • El consumo excesivo de alcohol
  • Mascando tabaco
  • Planes de mala alimentación.

Síntomas del cáncer de la hipofaringe

  • Un dolor de garganta en un área en particular que recurre incluso después del tratamiento
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en la zona del cuello.
  • El dolor fuerte y prominente en la región de la garganta y el cuello es un síntoma común del cáncer de hipofaringe.
  • Dolor que viaja desde la garganta hasta las orejas.
  • Los cambios notorios en la voz también son un síntoma del cáncer de la hipofaringe.

Diagnóstico del cáncer de la hipofaringe

Cuando un paciente presenta síntomas de cáncer de hipofaringe, el primer paso que tomará el médico es controlar la fiebre, la presión arterial y las condiciones generales de salud. Siguiendo con esto, el paciente se sometería a las siguientes pruebas según lo sugerido por el médico:

  • Se realiza un examen físico de los ganglios linfáticos inflamados en el área del cuello y las áreas anormales dentro de la garganta con un espejo.
  • MRI también se sugiere para una vista detallada de las áreas. También llamada imagen de resonancia magnética nuclear (RMN), el proceso consiste en tomar imágenes con la ayuda de un imán y ondas de radio.
  • La tomografía computarizada o la tomografía computarizada se realiza para obtener imágenes claras de áreas desde diferentes ángulos. El proceso también se conoce como tomografía axial computarizada.
  • Se realizan radiografías del cuello, el tórax, los huesos, la cabeza y otros órganos para verificar la condición interna.
  • La endoscopia se realiza para ver claramente el área hipofaríngea que no se pudo examinar durante el examen físico. Durante este proceso, se toma una muestra de tejido para otras pruebas y una biopsia.
  • También se realiza una radiografía del esófago, que se conoce como esofagograma de bario. Se le pide al paciente que tome un líquido que contenga bario, lo que le da un recubrimiento al esófago y la radiografía se vuelve más fácil.
  • Biopsia para examinar las células cancerosas.
  • La broncoscopia se realiza para revisar las áreas internas de la tráquea y los pulmones.

Tratamiento del cáncer de la hipofaringe

El cáncer en la hipofaringe se puede tratar de varias maneras. La eliminación del órgano es una opción cuando el cáncer de la hipofaringe está en una etapa temprana. El médico primero trabaja para eliminar las células cancerosas de los órganos. El tratamiento se decide teniendo en cuenta muchas cosas. La apariencia del paciente, la forma en que se siente, trabaja, actúa o se ve, todo debe tenerse en cuenta antes de dar un paso. El tratamiento del cáncer hipofaríngeo puede tener un impacto prominente en el paciente; por lo tanto, tiene que ser muy cuidadosamente llevado a cabo.

La radioterapia, la quimioterapia y la cirugía son los tratamientos más comunes para el cáncer de la hipofaringe, pero se realizan según el tratamiento planificado por el médico. Se puede administrar cualquiera de estos tratamientos o se puede ofrecer una combinación de estas terapias a un paciente, dependiendo de la etapa del cáncer de la hipofaringe. Esto agrava las posibilidades de matar las células malignas.

Sin embargo, cada paciente tiene una condición o etapa de cáncer diferente. Su cuerpo podría responder a los tratamientos de manera diferente. Varios efectos secundarios pueden aparecer hasta estos tratamientos de cáncer de hipofaringe y pueden dar lugar a una complicación diferente. Esto debe ser anticipado y pensado antes de comenzar el tratamiento.

Tasa de supervivencia para el cáncer de la hipofaringe

El 33% de los pacientes con cáncer hipofaríngeo sobreviven en base a los 5 años. Si el cáncer de hipofaringe se detecta temprano, cuando solo se ha desarrollado localmente, la tasa de supervivencia es del 53%. El 39% de los pacientes con cáncer hipofaríngeo sobreviven cuando están en el estadio II y en el estadio III. Sólo el 24% de los pacientes sobreviven en la etapa metastásica. Casi el 54% de los pacientes son diagnosticados con cáncer de hipofaringe en esta etapa.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment