Qué es el sangrado de implantación, conocer sus causas, síntomas y cuándo consultar a un médico

Si ha estado planeando tener un bebé, observar que la hemorragia leve puede ser una indicación de embarazo. Se conoce médicamente como hemorragia de implantación y ocurre pocos días después de la concepción. Algunos pueden sentir que es períodos regulares, pero si es ligero, las posibilidades de estarlo son altas. Conozca sobre la hemorragia de implantación, las causas y qué esperar durante esta fase.

No necesita preocuparse por el sangrado de implantación, ya que es solo una indicación de embarazo precoz. De hecho, el sangrado abundante es motivo de gran preocupación, ya que puede ser realmente peligroso. Puede ser necesario consultar a un médico experto, si el sangrado abundante se acompaña de varios otros problemas, como dolor intenso, calambres, resfriado, fiebre, trastornos gástricos, etc.

¿Qué es el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación es muy diferente de los períodos normales, ya que la intensidad del dolor y el reloj de sangre son muy diferentes en ambos. Como es un sangrado vaginal, el sangrado de implantación puede considerarse como el comienzo de períodos menstruales . Por lo tanto, es importante tener el conocimiento correcto sobre ambas afecciones.

El sangrado de implantación se produce en las fases iniciales del embarazo. Cuando el óvulo femenino es fertilizado con éxito por el esperma del macho, se forma un embrión, que se multiplica para crecer más. Junto con eso, el revestimiento interno del útero, denominado endometrio, comienza a cambiar. Como parte del ciclo menstrual, el endometrio continúa espesándose después de la ovulación, para prepararse para el implante del embrión.

Después de que se completa el proceso de fertilización, el embrión se traslada al útero, a través de la trompa de Falopio . En esta etapa, el embrión necesita más alimento, ya que está en una fase de crecimiento. El endometrio que se había estado preparando para el embrión es el único responsable de proporcionar los nutrientes más esenciales para el embrión. Esta es la razón principal por la cual el embrión se adhiere al endometrio en el útero y continúa creciendo hasta convertirse en un feto. El proceso de incrustación del embrión en el endometrio se llama implantación. Recibe nutrición y suministro de sangre en esta área y continúa creciendo.

Durante esta fase, cuando el embrión se empuja hacia el endometrio, algunos vasos sanguíneos diminutos en el revestimiento interno del útero se rompen. Esta es la razón principal de una hemorragia leve durante esta fase, que se denomina hemorragia de implantación. El color de la sangre que se descarga, puede variar de rosado a marrón oscuro. Después de completar la fertilización, el sangrado de implantación ocurre en cinco a diez días, dependiendo de la salud general de la mujer.

Causas del sangrado de implantación

Si bien este es un proceso normal, algunas de las causas del sangrado por implantación pueden ser las siguientes.

Después de la formación del embrión, se transfiere al revestimiento del útero de modo que puede implantarse en sí mismo. Puede suceder que el proceso de implantación pueda golpear el útero un poco más duro, lo que puede causar un leve sangrado.

Ciertos factores como la salud de la madre, el estilo de vida y las condiciones médicas existentes a veces pueden influir en el proceso de implantación. Por lo tanto, cada mujer puede experimentar esta fase de una manera ligeramente diferente. La hemorragia por implantación es extremadamente normal y no tiene ningún efecto secundario en el desarrollo del bebé.

Síntomas de sangrado de implantación

Algunos de los síntomas comunes que se experimentan con el sangrado de implantación incluyen la descarga de sangre que generalmente es de color más claro que la sangre durante los períodos. Otro síntoma importante de la hemorragia de implantación son los calambres leves. El sangrado de implantación se produce en las primeras etapas cuando la mujer está a punto de quedar embarazada y ni siquiera lo sabe.

¿Cuándo ver a un médico?

Si bien no es necesario el tratamiento de la hemorragia de implantación, se sugiere vigilar de cerca. Por lo general, se detiene automáticamente después de unos días. Pero si el sangrado ocurre en exceso, debe consultar inmediatamente a un médico. Tenga en cuenta la cantidad y el color de la descarga para proporcionar información adecuada al médico.

Existen otras afecciones que pueden causar hemorragia vaginal y pueden requerir atención. Cualquier sangrado abundante con calambres dolorosos debe informarse de inmediato. El sexo es uno de los principales motivos que puede dar lugar a un sangrado vaginal. Los cambios en las hormonas son una razón muy común que causa sangrado repentino. Esta condición es muy común en las primeras etapas del embarazo.

Otra razón importante que puede causar hemorragia vaginal es embarazo ectópico en el cual el embrión se desarrolla fuera del útero. El sangrado junto con los calambres de alta intensidad son muy comunes en esta afección, que también pueden provocar un problema grave, si no se toman medidas inmediatas.

El sangrado repentino también puede ser una causa de aborto espontáneo. Alrededor del 15% de las mujeres sufren un aborto involuntario en los primeros meses de su embarazo. Es sabido que los calambres y las hemorragias son muy comunes en este tipo de afecciones, en cuyo caso debe consultar inmediatamente a un médico profesional.

Dado que la implantación del sangrado es básicamente un signo para comprobar si una mujer está o no embarazada, puede confundirse fácilmente con períodos normales y sangrado de implantación. Hasta ahora no hay una prueba exacta disponible, que pueda distinguir claramente la diferencia, por lo que uno solo puede esperar unos días más y estar seguro de la condición. Después de esperar unos días más, puede someterse fácilmente a una prueba de embarazo y estar segura del motivo real del sangrado.

Recordar la fecha exacta en que la pareja tuvo relaciones sexuales puede ser de gran ayuda para determinar la hemorragia de implantación. Si las manchas de sangre ocurren después de dos semanas, hay mayores posibilidades de tener un sangrado de implantación, asegurándose de que esté embarazada.

Entonces, si una mujer experimenta sangrado muy leve durante su embarazo temprano, allí no tiene que preocuparse en absoluto, ya que es solo una parte de la hemorragia de implantación. Si el sangrado no se detiene, entonces es importante buscar atención médica.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment