Lipomatosis epidural: causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico

¿Qué es la lipomatosis epidural?

La lipomatosis epidural es una afección patológica de la columna vertebral en la que existe un crecimiento excesivo de tejido adiposo en y alrededor de la columna vertebral. Esta condición se debe a niveles anormales de grasa que se extienden en un área amplia, especialmente en la columna vertebral. Esta distribución de grasa no está en un patrón específico, pero se distribuye de manera desigual. Estos tejidos grasos a veces incluso invaden los tejidos musculares.

Loading...

La causa principal de la lipomatosis epidural se cree que es el uso excesivo de esteroides que da como resultado niveles anormales de esteroides en el cuerpo. Esto da como resultado la compresión de la médula espinal causando una variedad de síntomas neurológicos que incluyen dolor, entumecimiento y hormigueo. El uso excesivo de esteroides como resultado de la Lipomatosis Epidural puede deberse a alguna condición médica que requiera el uso excesivo de esteroides.

Los niveles anormales de esteroides también pueden producirse en el propio cuerpo debido a alguna condición de salud. También hay algunos casos en los que los esteroides no son responsables del desarrollo de la Lipomatosis Epidural. Estos se llaman lipomatosis epidural idiopática. La población de edad avanzada es más propensa a sufrir de lipomatosis epidural. Esta afección se puede tratar de forma conservadora y quirúrgica según la gravedad de la afección y el grado de estenosis causada por la lipomatosis epidural.

¿Qué causa la lipomatosis epidural?

¿Qué causa exactamente? La lipomatosis epidural aún no se conoce, aunque la lipomatosis epidural se relaciona con lo siguiente:

Loading...
  • El uso crónico de esteroides que puede deberse a diversas afecciones médicas es un factor importante para el desarrollo de la lipomatosis epidural
  • La lipomatosis epidural también puede ser causada por aumento de la producción de hormonas que causa desequilibrios hormonales. Esto se observa principalmente en afecciones médicas como la enfermedad de Cushing, obesidad y el trastorno tiroideo que causa la lipomatosis epidural.

¿Cuáles son los síntomas de la lipomatosis epidural?

Como se indicó, las personas con lipomatosis epidural tienen exceso de grasa deposición en el espacio epidural que es la capa más externa de la columna vertebral que resulta en la compresión de la médula espinal. El área más común donde ocurre la Lipomatosis Epidural es la columna torácica y la columna lumbar. Esta compresión de la columna causa síntomas que son de naturaleza neurológica e incluyen:

  • Dolor en la parte media e inferior de la espalda
  • Entumecimiento en las extremidades inferiores
  • Debilidad en las extremidades inferiores
  • Sensación de hormigueo en las extremidades inferiores
  • Reflejos anormales
  • Daño a la médula espinal
  • Incontinencia urinaria o intestinal en algunos casos.

¿Cómo se diagnostica la lipomatosis epidural?

Para diagnosticar la lipomatosis epidural, el médico tratante comenzará tomando una historia detallada del paciente sobre cuándo comenzaron los síntomas y sobre cualquier historial de uso crónico de esteroides. Una vez que la toma de antecedentes ha terminado, se realiza un examen físico exhaustivo para buscar áreas de entumecimiento y hormigueo y también signos de reflejos alterados.

En caso de sospecha de lipomatosis epidural, se realizarán más investigaciones en forma de estudios radiológicos del columna vertebral en forma de rayos X, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas. La mielografía también se puede hacer para ver si existe algún tipo de compresión de la columna causada por los depósitos de grasa.

Una vez que se observan depósitos de grasa en los estudios radiológicos, se realiza una biopsia de tejido graso en un tejido de el depósito de grasa se toma y se envía para su análisis. Los resultados de todos estos estudios confirman el diagnóstico de Lipomatosis Epidural.

¿Cómo se trata la lipomatosis epidural?

Como se indicó, la lipomatosis epidural se puede tratar tanto de forma conservadora como quirúrgica. Los enfoques conservadores para tratar la lipomatosis epidural pueden incluir el uso de medicamentos que reducen los niveles de esteroides en el cuerpo, reduciendo así la acumulación de grasa alrededor del espacio epidural de la columna vertebral. Sin embargo, antes de adoptar este enfoque, es importante determinar la causa del uso de esteroides, es decir, la afección subyacente por la que se administró el esteroide en primer lugar.

Si la obesidad es la causa de la lipomatosis epidural, perder peso en un la manera saludable es el mejor enfoque de tratamiento para tratar la lipomatosis epidural. Si hay niveles anormales de esteroides producidos en el cuerpo, encontrar la causa de esta sobreproducción y tratarla es la mejor manera de tratar la lipomatosis epidural.

Si los enfoques conservadores no proporcionan ningún alivio de los síntomas de la lipomatosis epidural, entonces las opciones quirúrgicas incluye un procedimiento quirúrgico llamado laminectomía descompresiva. Este procedimiento ayuda a aliviar la presión ejercida sobre la médula espinal por el tejido adiposo debido a la lipomatosis epidural y alivia así los síntomas. Esta cirugía se realiza principalmente en pacientes que no tienen una causa conocida de lipomatosis epidural y tienen síntomas graves debido a esta afección.

Después del procedimiento, el paciente deberá someterse a una terapia física extensa para mejorar la fuerza y ​​flexibilidad de la columna vertebral y reducir dolor y malestar El paciente deberá abstenerse de realizar cualquier ejercicio pesado o actividad extenuante hasta que la herida cicatrice y el paciente haya adquirido la fuerza suficiente de la columna vertebral. Los seguimientos diligentes después de la cirugía y los exámenes regulares siempre se recomiendan para ver cualquier signo de recurrencia de la Lipomatosis Epidural.

Cuál es el pronóstico de la lipomatosis epidural

El pronóstico de la lipomatosis epidural depende de varios factores e incluye

  • La causa subyacente de la condición
  • La gravedad de los síntomas y la extensión del daño a la médula espinal
  • Salud general del paciente y la respuesta del paciente al tratamiento

La lipomatosis epidural es una afección que puede tratarse tanto con abordajes conservadores como quirúrgicos, según la causa del trastorno y la gravedad de los síntomas. Con seguimientos diligentes y exámenes de detección cercanos, un post-tratamiento individual puede tratarse con éxito desde la Lipomatosis Epidural.

Leave a Comment