¿Los huevos causan gas?

Es razonable decir que eres intolerante con los huevos si experimentas alguno de los síntomas gástricos inmediatamente después de consumir huevos duros. La intolerancia dietética podría conducir a la producción de gas, lo que dificulta que el producto se rompa por completo en el intestino.

La intolerancia se produce cada vez que intentas consumir un huevo y además causa complicaciones digestivas. La intolerancia es completamente diferente de una alergia al huevo. La razón de la intolerancia se debe a la falta de enzimas en el cuerpo que son fundamentales para descomponer los alimentos en el proceso de digestión. La alergia al huevo se debe a una reacción causada por el sistema inmune del cuerpo debido a las proteínas presentes en el huevo. La alergia al huevo promueve la producción de gas además de producir otros problemas gástricos.

¿Los huevos causan gas?

Sí, los huevos pueden causar gases. La producción de gas después de comer huevos se debe a que su sistema digestivo no puede descomponer las proteínas que contiene la yema del huevo. Después de consumir cualquier alimento, el cuerpo produce enzimas que ayudan a descomponer las partículas de alimentos para facilitar la digestión y separar los azúcares y las proteínas. Si su cuerpo tiene problemas para producir las enzimas requeridas, entonces las proteínas permanecen en el intestino sin someterse al proceso de digestión. Debido a esto, las bacterias se forman en la región del colon que rodea la proteína almacenada, desarrollando los síntomas de intolerancia al huevo.

Si crees que eres susceptible a la intolerancia al huevo que está conduciendo al desarrollo de gas, puedes verlo en su etapa inicial entendiendo los síntomas. Estos incluyen gases, hinchazón, dolor en la región abdominal, calambres, náuseas, diarrea y vómitos . Podrá ver estos signos en cualquier lugar después de 30 minutos y dos horas después del consumo de un huevo. La gravedad de la afección cambia de uno a otro y según el nivel intolerante.

Existe la posibilidad de que el intestino grueso produzca las enzimas para quemar las enzimas almacenadas. En tales casos, puede esperar la digestión y la producción de gas. Sin embargo, si no es así y nota un dolor intenso con sangre en las heces o los vómitos, busque atención médica inmediata.

Tratamiento del gas causado por los huevos

Como los huevos pueden causar la producción de gas y si padece intolerancia al huevo, es posible superarlo con el tratamiento adecuado. El paso principal incluye identificar el motivo, lo que ayudará a avanzar con el tratamiento. Acercarse a un gastroenterólogo ayudará a encontrar la condición. Después de completar el diagnóstico, lo primero que debe hacer es mantenerse alejado de los huevos y sus subproductos.

Los subproductos de los huevos pueden tener diferentes nombres en las etiquetas. Por ejemplo, huevo en polvo, globulina, proteína, lecitina, ovumucina y otros son subproductos producidos a partir de huevos. De acuerdo con las leyes, es importante mencionar el uso de huevos en la etiqueta del producto. Por lo tanto, lea las etiquetas antes de recoger un producto de la tienda local.

Consideración

Como la intolerancia al huevo y la alergia al huevo son diferentes, hablar con un médico evitará la confusión. Evitar la confusión es importante para identificar si la producción del gas se debe a intolerancia al huevo o alergia. Con los detalles y la información adecuados, es fácil optar por el mejor tratamiento, es decir, evitar consumir huevos y sus subproductos.

La aparición de gases en una persona es una dolencia común. De hecho, una persona pasa gas 13 veces en un solo día. Tendrá que preocuparse cuando sea consistente y causar dolor en la región abdominal. Si los huevos son la razón, quítelos de la dieta y verifique los cambios. Si persiste, busque atención médica para obtener los resultados adecuados.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment