Maneras de ayudar a la parálisis cerebral El niño vive una vida mejor

La parálisis cerebral es una amenaza que casi todos los padres temen. No solo en India, sino también en el resto del mundo, es un fenómeno común con el que los niños sufren o nacen. Solo en la India, 1 de cada 500 niños nace con parálisis cerebral y el número aproximado de afectados es 33,000 según lo establecido por el Instituto Indio de Parálisis Cerebral. Mientras que en los Estados Unidos de América, de acuerdo con un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, 3.1 niños de cada 1000 sufren de PC, con un total de 764,000 estadounidenses con PC.

Echemos un vistazo a qué es la parálisis cerebral y sus síntomas para comprender cómo las personas con parálisis cerebral y los padres podrían vive mejor.

¿Qué es la parálisis cerebral?

El término parálisis cerebral o parálisis cerebral generalmente se refiere a un rango de trastorno neurológico que puede afectar a bebés o bebés en su primera infancia, pero no más tarde. Sin embargo, es una condición permanente que afecta el movimiento del cuerpo y afecta la coordinación muscular. Pero sigue siendo el mismo durante toda la vida y no empeora.

Por lo general, se desarrolla dentro de los niños en su edad de 2 o 3 años, donde las partes del cerebro que controlan el desarrollo muscular están dañadas. Por lo tanto, el niño se paraliza por el resto de la vida.

Síntomas de la parálisis cerebral:

Aunque CP puede afectar a un bebé desde su nacimiento, es decir que puede nacer con la enfermedad, pero no es hasta que pierda los hitos del desarrollo (lograr control de la cabeza, equilibrio sentado, de pie por nombrar algunos) que se puede entender o reconocer que han sido las víctimas de esta enfermedad. Los primeros signos y síntomas a través de los cuales se puede identificar son:

  • Problemas de ataxia – problemas de coordinación muscular mientras se realizan actividades voluntarias
  • Problemas de espasticidad – reflejos exagerados y rigidez en los músculos
  • Caminando en dedos de los pies, arrastrando piernas, marcha en cuclillas
  • Problemas de aprendizaje – problemas de habla o lenguaje, visión y audición
  • Razonamiento y dificultad para pensar
  • Ataques ocasionales.

Se encuentra que uno de cada 3 pacientes sufre de CP tiene convulsiones ocasionales y 35% a 50% de los niños con parálisis cerebral tienen algún nivel de retraso mental.

Los niños con parálisis cerebral definitivamente pueden vivir una vida mejor a pesar de sus limitaciones y problemas y sus padres siempre pueden ayudarlos a hacerlo. En todo el mundo hay muchas escuelas especiales disponibles para niños con parálisis cerebral. Estas escuelas juegan un papel crucial en impartir conocimiento a los niños. Muchos están equipados de una manera para atender la educación especial de acuerdo con la capacidad intelectual del niño. Les ayuda a recuperar el estilo de vida normal, los hace autodependientes y prolonga su vida útil. Además de los tratamientos convencionales de fisioterapia las terapias alternativas resultan ser muy útiles para estos niños ya que sirven para varios propósitos y se centran en desarrollar las habilidades que los niños no tienen.

Lo que los padres deben saber sobre la parálisis cerebral:

Descubrir que su hijo es víctima de parálisis cerebral es una situación difícil de enfrentar. Pero tan pronto como se acostumbre a este hecho, podrá vivir con esta verdad y también organizar y proporcionarle una vida mejor a su hijo. Como en su mayoría, esta enfermedad es una discapacidad asociada solo a dificultades físicas, con apoyo de leve a fuerte, dependiendo de las necesidades de los pacientes, sin duda puede darles tanto como la libertad de vivir como cualquier otra persona requeriría. Aquellos que tienen trastornos cognitivos pueden ser apoyados con tratamientos y terapias alternativas para brindarles una vida mejor.

Ayuda con el apoyo terapéutico para la parálisis cerebral:

Los padres que tienen hijos con parálisis cerebral siempre pueden brindar a sus hijos una vida mejor a través de la exposición a terapias alternativas.

Los niños que padecen parálisis cerebral siempre pueden adquirir una mayor independencia con respecto a su condición. Los bebés y niños con esta discapacidad y que pertenecen al grupo de edad de 0 a 6 años, siempre pueden recibir los programas de intervención temprana realizados por centros que trabajan para y con pacientes con parálisis cerebral. Como la etapa tierna es temprana, esto puede ser muy útil para usted como padre para brindarle a su hijo un apoyo que lo ayude a adaptarse a sus dificultades. Todos y cada uno de los niños que padecen parálisis cerebral tienen capacidad en algunas de las esferas y, por lo tanto, estos programas los ayudan a descubrir y trabajar en esa fortaleza. Terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, fisioterapeutas, psicólogos clínicos y trabajadores sociales trabajan juntos para que esto suceda.

Capacitación del niño con parálisis cerebral para obtener el control sobre la expresión – La mayor dificultad para los pacientes con parálisis cerebral es su incapacidad para participar en la comunicación verbal y no verbal. Con una terapia del habla, puede ser mejorada por expertos. Los expertos trabajan con el desarrollo del músculo oral del paciente, el control de la mandíbula y la deglución para mejorar las habilidades del lenguaje. Es de gran ayuda para los niños darles un dominio sobre su expresión.

Entrenar al niño con parálisis cerebral para que coma solo – Como los niños con parálisis cerebral a menudo sufren de apetito insaciable debido a su deterioro de la deglución, a menudo tienen un cambio de humor. Los médicos de atención primaria determinan una dieta de suplementos que puede ayudarlos a dejarlos comer gradualmente por sí solos. Esta terapia de nutrición y dieta puede ser seguida por su hijo, por sí misma. A los padres se les aconseja cómo mantener la dieta y cómo cuidar el hábito de alimentación del bebé y se ayuda a los niños a aprender a comer.

Entrene al niño con parálisis cerebral para que sea dependiente de sí mismo – Niños con discapacidad neurológica y de movilidad puede aprender a resolver problemas con una educación integral, así como desarrollar una personalidad “ortofuncional” autosuficiente. Esto puede seguir la formación profesional y el asesoramiento en función de la inteligencia, los intereses, las aptitudes, las capacidades y los niveles de habilidad. En la mayoría de los casos, estos terapeutas se asocian con empresas, instituciones educativas, agencias gubernamentales e industrias de empleo que entretienen oportunidades mutuamente beneficiosas para estos niños especiales.

Establézcase – Una capacitación ocupacional adecuada puede mejorar el día del paciente- actividades actuales en el hogar, la escuela, en el público o en el trabajo. El razonamiento, la capacidad de resolución de problemas, la coordinación en el trabajo, la toma de decisiones, la comprensión de secuencias y la memoria se mejora a través del apoyo terapéutico. Dado que cada niño con imparidad física o imparcialidad cognitiva en algunas áreas, tiene la capacidad de florecer en otra, identificarlos y alentarlos a través de terapias ocupacionales adecuadas asegurará que tengan un mayor y mejor significado de la vida.

Las terapias son individualizadas y están diseñados para ayudar a los pacientes a vivir una vida mejor. Sin embargo, estos son procesos largos que requieren que los padres mantengan su paciencia y continúen junto con otros procedimientos de tratamiento tradicionales en los hospitales a través de cirugías y medicamentos, pero los efectos secundarios son nulos y pueden beneficiar al niño de varias maneras.

Vivir una vida feliz y mejor con un niño que sufre de parálisis cerebral:

Es un hecho que ningún padre desea tener un hijo con una condición insalubre y eso también para siempre. Sin embargo, aquellos que tienen un hijo que padece esta enfermedad no deben perder la esperanza ni afligirse para siempre por esto. Aunque aceptar la verdad es difícil, sin embargo tomarlo como un desafío y vivirlo de forma deportiva te proporcionará un poco de alivio e incluso podrás darle a tu hijo una vida mejor.

Descubrir y ajustar con la verdad:

Lo primero que le preocupa a la mayoría de los padres es el descubrimiento de la enfermedad. En una etapa muy temprana, cuando el bebé no tenga las habilidades de comunicación desarrolladas, no podrá informar a los padres sobre el problema y es posible que los padres no identifiquen los problemas como inusuales. Solo cuando haya un retraso en el crecimiento y desarrollo del bebé y uno vaya al médico, descubrirán el hecho. Esta es la fase más difícil ya que los sueños parecen romperse. Sin embargo, sea paciente y acostúmbrese con la verdad, ya que solo cuando se está estable se puede brindar esperanza al niño.

Comprender al niño y educarse a sí mismo:

El problema más básico es comprender al niño y sus problemas. En tal caso, los institutos locales y nacionales de parálisis cerebral podrán ayudarlo. Allí encontrará a otros padres con problemas similares que usted enfrenta, y hablar con ellos lo ayudará a comprender cómo entender, enfrentar y enfrentar un problema y descubrir nuevas técnicas que sean adecuadas para usted y su hijo.

Además, Antes de cargar a su hijo con demasiados terapeutas, es muy importante que se eduque a sí mismo. No espere demasiado del niño y no espere una recuperación completa. Con pequeñas mejoras, trate de sentirse satisfecho y tenga paciencia con su hijo.

Identificando el potencial del niño con parálisis cerebral:

Es un hecho que ninguno de los niños con parálisis cerebral tiene condiciones y experiencias similares. Cada uno es un individuo y debe ser tratado individualmente. El objetivo de los padres debe ser identificar el potencial completo de sus hijos. Lo que la mayoría de las personas se equivoca es que nunca intentan reconocer las capacidades de sus hijos y los consideran “incapaces” de nada.

Pero el hecho es que la parálisis cerebral no impide que los pacientes vayan a la escuela, hagan amigos o hagan otras tareas que la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a considerar como ‘normales’. Solo hacen estas cosas un poco diferente. Comprenda que se trata de un trabajo en equipo en el que trabajará con expertos multidisciplinarios, como médicos, terapeutas, incluidos físicos, ocupacionales y del habla, psicólogos, enfermeras, educadores y maestros de educación especial. Con su ayuda, desarrolle las habilidades de comunicación básicas y cognitivas de su hijo y, de este modo, descubra gradualmente qué es lo que más le interesa hacer o lo que hace mejor. Aliéntelos a realizar esas tareas y disfrute de cada momento con ellos cuando intenten lograr algo por su cuenta.

Obtén ayuda y sé feliz:

Si considera que la parálisis cerebral de su hijo es el fin del mundo, no podrá aceptarla ni ayudar a su hijo a comprender sus derechos y brindarles una mejor vida futura. Pide ayuda de otros. Pase tiempo con sus seres queridos, para que la vida parezca estar sin ningún problema. Si está contento, podrá alegrar a su hijo. Si tiene otros hijos, no los ignore y no dedique toda su atención a tratar a su hijo con parálisis cerebral. Ya que descuidar a un niño y prestar toda la atención al otro puede traer rivalidad entre hermanos y también hacer que su hijo con parálisis cerebral sea demasiado mimado. Esto, a su vez, puede representar un obstáculo para su voluntad de superar su fracaso y la rivalidad entre los dos niños podría traerles problemas en el futuro y también un estrés y tensión adicionales para usted. Si es necesario, realice los cambios constructivos necesarios en la casa, de modo que ayude a su hijo con parálisis cerebral a adaptarse mejor y ser independiente a su manera.

Aunque es muy difícil lidiar y enfrentar los desafíos que se presentan con parálisis cerebral, pero ayudarse unos a otros y ser pacientes los ayudará a usted y a su hijo a vivir una vida mejor. Trate de ayudar a su hijo a hacer las cosas por sí mismo y asegure un futuro que no sea demasiado ambicioso. Esto facilitará las cosas para ambos.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment