Músculos y tendones

Mialgia: causas, síntomas, tratamiento, remedios caseros

La mialgia, simplemente dicho, es una panza muscular. En la mialgia, el dolor se origina principalmente en los músculos y puede estar relacionado con cualquier músculo del cuerpo. Si bien el dolor de los músculos es una queja común, algunas personas pueden experimentar mialgia durante un tiempo considerablemente más largo. Es importante evaluar las causas de la mialgia y planificar el tratamiento adecuado para manejar la mialgia de manera efectiva. Es aconsejable buscar una opinión médica para el diagnóstico y el tratamiento de la mialgia. Los remedios caseros para la mialgia también son una gran opción para algunos casos.

Los músculos están presentes en todas las partes del cuerpo. Los músculos esqueléticos, que son los músculos que sostienen los huesos y las partes circundantes, son los músculos más comúnmente afectados en la mialgia. El dolor muscular o la mialgia pueden estar presentes en un solo músculo o en un grupo de músculos que cubren un área más grande. Muchas personas que experimentan mialgia a menudo se quejan de diversos grados de dolor, de leves a graves y los síntomas de la mialgia también pueden cambiar su presentación en muchas personas. Como la mialgia es una condición que se presenta ampliamente, es importante comprender las diversas causas posibles de la mialgia y las posibles afecciones médicas subyacentes.

Causas de la mialgia

La mialgia es un dolor general o específico en los músculos y, como hay varios músculos en el cuerpo, existen numerosas causas de mialgia que provocan dolor muscular.
Algunas de las causas de la mialgia se consideran aquí.

El uso excesivo de los músculos causa la mialgia

Muchas personas están involucradas en actividades, ocupaciones o deportes que requieren el uso repetido de un grupo específico de músculos. Las personas que usan la computadora a menudo experimentan dolor en los músculos del cuello, la espalda y la mano. De manera similar, el caso de personas que levantan objetos pesados, juegan o participan en actividades que requieren el uso repetido de manos, piernas o la necesidad de realizar movimientos enérgicos. Esto no proporciona suficiente descanso a los músculos y funcionan más que su capacidad para tensarse, lo que produce dolor. El uso excesivo de los músculos o la lesión por esfuerzo repetitivo es una causa común de mialgia.

Una causa importante de la mialgia son las lesiones

Las lesiones son una de las causas más comunes de mialgia. Las lesiones en el cuello o la espalda, las manos o las extremidades o cualquier parte del cuerpo pueden provocar la tensión de los músculos alrededor de esa parte. Lesiones a huesos o fracturas, tejidos blandos lesionados, desgarros de ligamentos o cartílagos o problemas de disco intervertebral en la columna vertebral como hernia discal etc. a menudo dañan los músculos circundantes y pueden ser una de las principales causas de mialgia. Las lesiones se notan comúnmente en deportistas, caídas, golpes, accidentes o cuando las personas intentan levantar objetos pesados ​​o sobreexcitar sus músculos.

Mientras que las lesiones pueden causar mialgia o dolor muscular durante la fase aguda, muchas lesiones también afectan los tejidos blandos y causan mialgia a largo plazo en muchos casos. Las lesiones a menudo hacen que el área lesionada sea más débil y más susceptible a nuevas lesiones o más sensible al ligero uso excesivo, que puede causar mialgia, en los músculos lesionados.

Infecciones y mialgia

También se sabe que las infecciones, particularmente las fiebres virales, la influenza o aquellas infecciones que afectan los músculos también causan mialgia. Algunas infecciones, que pueden causar mialgia incluyen malaria, dengue, ébola y otras fiebres que causan daño a los músculos. Las infecciones como la polio no solo causan mialgia sino que también afectan la fuerza y ​​la capacidad de los músculos. La mayoría de las fiebres tienen mialgia o dolor muscular sordo en el cuerpo como síntoma asociado. Las infecciones bacterianas como la tuberculosis, cuando afectan la columna vertebral y los músculos también pueden causar mialgia. Las infecciones graves como VIH / SIDA pueden causar dolor en los músculos y la mialgia.

Los puntos sensibles en los músculos pueden causar mialgia

Muchas personas experimentan mialgia como resultado del aumento del estrés o la tensión en los músculos. Ciertas áreas de los músculos pueden permanecer sensibles a una lesión, infección o distensión anterior, que pueden activarse repetidamente y causar mialgia. Estos puntos son similares a los puntos gatillo, que, con el gatillo más leve como un tirón, una actividad de esfuerzo, fiebre, uso excesivo, etc. pueden provocar dolor en los músculos.

Las afecciones articulares y musculares pueden causar mialgia

Muchas condiciones que involucran la articulación y los músculos en el cuerpo a menudo causan mialgia. De hecho, el dolor muscular casi siempre está presente en cualquier afección que afecte al hueso, la articulación y los músculos. Las condiciones como la artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis séptica o cualquier forma de artritis pueden causar mialgia y la gravedad a menudo varía con la afección subyacente principal.

Trastornos autoinmunes y mialgia

Ciertos trastornos autoinmunes pueden causar dolor muscular y mialgia. Algunas de las afecciones más comunes, como la polimialgia reumática, los trastornos del tejido conectivo, el lupus (LES) o la esclerosis múltiple pueden afectar los músculos y causar mialgias.

Condiciones médicas que causan la mialgia

Algunas afecciones médicas como trastornos de la tiroides, fibromialgia, tono muscular bajo, niveles reducidos de potasio en sangre, neuropatía periférica, trastornos del estilo de vida que causan fatiga o dolor en los músculos pueden causar mialgia. Otras afecciones del sistema endocrino o algunas afecciones genéticas también pueden causar mialgia. Estos también pueden estar asociados con otros síntomas de los músculos aparte de la mialgia, en la mayoría de los casos. El síndrome de fatiga crónica es también una condición común que a menudo puede causar mialgia.

Mialgia causada por medicamentos

Ciertos medicamentos o su abstinencia también pueden causar mialgia. Medicamentos como medicamentos para reducir el colesterol, medicamentos para el control de la presión arterial u otras modalidades de tratamiento que afectan los músculos pueden causar mialgia. La suspensión de algunos medicamentos como los esteroides, la cafeína, los opioides, los medicamentos o la interrupción repentina del consumo de alcohol pueden provocar síntomas de abstinencia y causar mialgias.

Otras causas de mialgia

A veces, la deshidratación, la pérdida excesiva de líquidos debido a vómitos, diarrea, etc. también pueden causar mialgia. Otras causas de mialgia también pueden incluir ciertos tipos de cáncer, tratamiento del cáncer o período posquirúrgico, en algunos casos. La mialgia también se puede desencadenar en algunas personas que experimentan estrés crónico, ansiedad o falta de sueño adecuado. El trastorno de estrés postraumático, los problemas del estado de ánimo, los desequilibrios hormonales u otros factores estresantes también pueden contribuir al dolor muscular o empeorar la mialgia en algunos casos.

Síntomas de la mialgia

La mialgia es principalmente dolor en los músculos. Los otros síntomas de la mialgia incluyen una sensación de dolor en los músculos, una sensación tensa que puede hacer que los movimientos sean dolorosos y difíciles. La mialgia también puede presentarse con signos de lesión aguda como hinchazón, enrojecimiento o moretones en o alrededor del área lesionada.

La debilidad muscular es otro síntoma comúnmente asociado de mialgia. La fuerza muscular puede no ser adecuada y la persona puede no ser capaz de realizar el uso del doloroso grupo de músculos. Por ejemplo, si el cuello o las manos se ven afectados, la mialgia a menudo se asocia con la debilidad de los músculos de los brazos y las manos. Esto puede hacer que le resulte difícil o doloroso a la persona levantar objetos, levantar objetos por encima o causar molestias al realizar actividades relacionadas.

La mialgia puede ir acompañada de rigidez en los músculos y la articulación cercana, lo que hace que los movimientos sean dolorosos. Los músculos a menudo se tensan y los espasmos musculares son otro síntoma de la mialgia. Algunos incluso pueden experimentar espasmos musculares o contracciones del músculo alrededor del área muscular dolorosa o débil. Si un nervio se pellizca debido a los músculos tensos, puede causar dolor a lo largo del curso del nervio junto con la mialgia. En tales casos, puede haber entumecimiento, hormigueo o sensación de ardor y dolor en las extremidades, dependiendo de qué grupo muscular se vea afectado.

Las actividades diarias pueden verse afectadas debido a la mialgia y otras dolencias. Los síntomas de la mialgia pueden dificultarle a una persona realizar tareas y las quejas prolongadas pueden generar una sensación de desesperación. Algunas personas se quejan de un empeoramiento de los síntomas de la mialgia en el esfuerzo excesivo, viajar, jugar o realizar actividades extenuantes. Algunos incluso pueden notar un cambio en sus síntomas o un empeoramiento en la mialgia con cambios en el clima, durante ciertas fases o durante las fiebres.

Diagnóstico de mialgia

La mialgia tiene un conjunto complejo de síntomas y necesita una evaluación adecuada no solo para diagnosticar la mialgia sino también para detectar la afección subyacente que es la causa de la mialgia.

El examen clínico puede ser útil para determinar la fuerza muscular, el funcionamiento muscular y el rendimiento general. La historia ayuda a descubrir lesiones previas, historial médico y consumo de ciertos medicamentos, etc.

Algunas de las investigaciones realizadas para diagnosticar mialgia y encontrar las causas de la mialgia incluyen,

Se pueden recomendar exámenes de sangre para detectar la presencia de mialgia. infección, en caso de fiebre, inflamación o cuando se sospecha de ciertas infecciones, trastornos autoinmunes o artritis.

Las exploraciones pueden incluir radiografías, para estudiar anormalidades óseas, fracturas, etc. del área afectada, si se considera apropiado, como en casos de lesiones, artritis, condiciones degenerativas, etc. Se pueden ordenar tomografías computarizadas o MRI para detectar cualquier anormalidad del hueso, músculos y tejidos blandos en el área sospechosa para ayudar al diagnóstico de mialgia. También puede ayudar a detectar la presencia de crecimientos, compresión o lesiones musculares, que pueden ayudar a confirmar la causa de la mialgia.

Se pueden considerar estudios de electromiografía y conducción nerviosa para determinar la conducción de señales a través de los músculos y la participación de los nervios que suplen los músculos.

Tratamiento de la mialgia

El objetivo principal del tratamiento de la mialgia es aliviar el dolor, reducir la hinchazón y la incomodidad en el área, mejorar el movimiento y también tratar la causa subyacente.

Medicamentos como medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares, para relajar los músculos y reducir el dolor por lo general se dan. Se pueden considerar otros medicamentos que ayuden a aliviar la ansiedad, reducir los calambres y el entumecimiento en las manos. Si se encuentra apropiado o si hay calambres musculares, se pueden considerar suplementos de calcio y vitaminas. La deshidratación y el desequilibrio electrolítico pueden tratarse con suplementos adecuados y una mayor ingesta de agua.

Se puede recomendar fisioterapia, que puede ayudar a aliviar el dolor, tratar la mialgia y mejorar los movimientos. Inicialmente, se puede recomendar reposo y se puede aplicar el tratamiento de fisioterapia necesario. Esto generalmente es seguido por ejercicios de estiramiento suaves y ejercicios de fortalecimiento muscular gradualmente. Deben seguirse ejercicios progresivos para ayudar a mejorar la fuerza muscular y prevenir la mialgia.

Remedios caseros para la mialgia

En casos leves, la mialgia puede manejarse bien con remedios caseros y consejos para el manejo del estilo de vida. Algunos de los excelentes remedios caseros para la mialgia incluyen

Descanso – En la mialgia aguda, es importante descansar y permitir que la zona afectada sane. Lo mejor es detener las actividades que empeoran el dolor muscular, evitar el levantamiento de pesas, movimientos repetitivos y otras actividades o entrenamientos de alta intensidad.

Las lesiones o condiciones de dolor agudo pueden requerir un tratamiento adecuado, que puede incluir remedios caseros simples aplicando compresas de hielo. compresión de la parte y elevación de las extremidades para promover la cicatrización.

Keep Warm – Las compresas frías o tibias generalmente funcionan mejor para la mialgia. Algunas personas que son sensibles a los cambios climáticos pueden sentirse mejor cubriéndose en clima frío. El baño de agua tibia por la mañana y por la noche puede ayudar a aliviar los músculos duros y dolorosos de la mialgia.

Warm Bath – Empaparse usted mismo o la parte afectada en la tina de baño caliente es un excelente remedio casero para relajar los músculos doloridos. También puede agregar sales de Epsom al baño o agregar algunas gotas de aceites esenciales como eucalipto, lavanda, puede ayudar a aliviar la mialgia también.

Masaje – Algunos pueden sentir el masaje como una muy buena manera de obtener deshacerse de los músculos tensos, que pueden aliviar la mialgia en gran medida. Sin embargo, es importante entender la causa subyacente de la mialgia en cada caso, buscar opinión médica sobre terapia de masaje y obtener un masaje para la mialgia realizado solo por un experto.

Aplicar aceite – La aplicación suave de aceite de oliva, aceite de magnesio, aceite de madera de cedro, aceite de masaje o su aceite confiable para aliviar el dolor puede ser un remedio casero útil que puede ayudar a relajar los músculos y aliviar la mialgia.

La cúrcuma como remedio casero para la mialgia – La ​​cúrcuma es conocida por sus propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a relajar los músculos adoloridos de la mialgia y aliviar el dolor. Mezcle el polvo de cúrcuma en aceite de oliva, para hacer una pasta espesa y aplicar sobre el área lesionada, hinchada o dolorosa en la mialgia. El polvo de cúrcuma se puede mezclar y cocinar en leche y tomar de noche. Este es un antiguo remedio utilizado para tratar lesiones, dolores musculares y promover la curación para tratar la mialgia.

Agregar jengibre – El jengibre es un excelente medicamento antiinflamatorio que puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación en los músculos. , mejore la circulación de sangre y alivie la mialgia. Se puede usar en sopas, tés o cualquier plato que desee.

Algunos consejos para el tratamiento del estilo de vida para la mialgia incluyen:

  • Planifique un estilo de vida saludable que incluya un régimen de ejercicio de rutina o actividad física que se adapte a su estado de salud. Realice estiramientos suaves por la mañana, caliente antes de hacer ejercicio y estírese después. Los ejercicios acuáticos o aeróbicos en el agua son los mejores ya que ayudan a aliviar el dolor, sin sentir el peso.
  • Mantenga niveles de actividad regulares y evite un aumento repentino en la carga de trabajo o la intensidad del ejercicio. Cualquier cambio debe hacerse lentamente y de preferencia bajo guía médica. Evite utilizar en exceso el mismo conjunto de músculos, ajuste la estación de trabajo o los muebles y equipos en el hogar para satisfacer sus necesidades. Sé consciente de tu postura y mantente alineado cuando estés en el trabajo. Aprenda a detenerse y descansar, sin abusar de sus músculos.
  • Consuma una dieta rica en proteínas, tome una comida equilibrada y evite los alimentos con conservantes o condimentos fuertes. Beba mucho para regar y manténgase bien hidratado. Consuma frutas y verduras frescas para obtener un impulso natural de minerales y vitaminas. El consumo de alimentos integrales, proteínas magras y cortes de carne magra puede ayudar a desarrollar músculos fuertes, proporcionar la energía adecuada y controlar el peso.
  • Intente mantener un peso ideal con cambios graduales en su dieta y niveles de actividad para mantenerse en forma, saludable y prevenir problemas de salud como la mialgia. El exceso de peso no solo aumenta el dolor muscular sino que también aumenta el riesgo de otras dolencias, así que trabaje en el control del peso.
  • Trate de relajarse ya que el estrés puede aumentar la tensión muscular y empeorar la mialgia. Tómese un descanso del trabajo, disfrute de pasatiempos, practique técnicas de manejo del estrés, yoga y meditación. Los ejercicios de respiración pueden ayudar en gran medida a proporcionar relajación y circulación sanguínea mejorada, aliviando así la mialgia.

La ​​mialgia, que es dolorosa en los músculos, puede ser una afección leve provocada por el uso excesivo de los músculos o puede ser el resultado de una afección médica grave. El tratamiento y manejo de la mialgia depende de la causa y los síntomas. Por lo tanto, es aconsejable buscar asesoramiento médico oportuno y seguirlo en consecuencia.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment