Dolor de tobillo

Osteoartritis del tobillo: causas, síntomas, tratamiento, recuperación, diagnóstico

¿Qué es la osteoartritis del tobillo?

En el mundo competitivo de hoy, una persona tiene que estar pisándole los talones un montón para seguir el ritmo de los tiempos. Esto conduce a un aumento de la presión sobre las diversas articulaciones, músculos y huesos de nuestro cuerpo. A medida que crecemos, este aumento en el desgaste de diferentes partes del cuerpo aumenta y causa daños considerables a los huesos y las articulaciones. Esto conduce a una condición llamada Osteoartritis . La osteoartritis puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo, pero como el pie es la parte más utilizada del cuerpo, se ve principalmente en la rodilla y los tobillos. La osteoartritis del tobillo es una de esas afecciones en las que las articulaciones del tobillo se dañan debido al aumento de la presión y el paso del tiempo.

La osteoartritis del tobillo puede causar dolor intenso, hinchazón del tobillo y, en algunos casos, deformidad visible. La osteoartritis del tobillo es una afección relacionada con la edad y generalmente comienza a mediados de los 40 años. Esto es cuando el tobillo comienza a actuar cuando los tejidos del cartílago comienzan a descomponerse, causando dolor severo, hinchazón y deformidad en el tobillo. Con el paso del tiempo, los tejidos se deterioran y los huesos pierden su cubierta frotándose unos contra otros causando un dolor incapacitante en el tobillo.

¿Cuáles son las causas de la osteoartritis del tobillo?

La osteoartritis del tobillo es una afección degenerativa. Un individuo con antecedentes familiares de osteoartritis también puede tener esta afección en algún momento de su vida. La edad también es un factor como se indicó anteriormente en el desarrollo de la osteoartritis de tobillo. Cuanto más una persona está de pie, como alguien que trabaja como conductor de un vehículo de larga distancia o un portaaviones durante un período de tiempo, los tobillos comenzarán a actuar provocando una osteoartritis en el tobillo.

También puede producirse una lesión traumática en el tobillo causa la osteoartritis del tobillo. Esta condición se conoce como osteoartritis de tobillo postraumática. La afección puede desarrollarse mucho después de que el individuo haya tenido la lesión y también haya recibido el tratamiento adecuado. El traumatismo en el tobillo puede deberse a varios motivos, como un objeto que cae sobre el tobillo, un accidente de motocicleta donde el individuo sufre una inversión o una lesión de torsión en el tobillo, que incluso después de varios años puede causar osteoartritis del tobillo.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoartritis de tobillo?

Si un individuo tiene osteoartritis de tobillo, entonces tendrá síntomas de dolor y sensibilidad en el tobillo. También habrá síntomas y signos de rango de movimiento del tobillo reducido y doloroso. El individuo tendrá dificultad para poner peso sobre el tobillo afectado. La ambulación también puede ser más difícil. La osteoartritis del tobillo también puede causar que las articulaciones se vuelvan rígidas. Todos estos síntomas apuntan claramente a la osteoartritis del tobillo.

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis de tobillo?

Un paciente con síntomas de osteoartritis de tobillo primero será evaluado por un médico ortopédico. El médico llevará a cabo una historia detallada que le preguntará cuándo comenzaron los síntomas, si ha habido algún trauma en esta área actualmente o en el pasado remoto, y si hay antecedentes familiares de osteoartritis. El siguiente paso hacia el diagnóstico será un examen físico del tobillo afectado, que mostrará claramente la hinchazón y el dolor en el área. También puede haber una deformidad visible. El médico llevará a cabo una prueba de rango de movimiento para ver qué tan lejos se puede mover el tobillo sin la reproducción del dolor. El médico luego recomendará estudios de imágenes en forma de rayos X y resonancias magnéticas para observar las estructuras internas del tobillo que confirmarán la osteoartritis de manera confirmatoria.

¿Cuál es la El tratamiento para la osteoartritis del tobillo?

La osteoartritis en estos días es una condición bastante común y con el avance que ha hecho la ciencia médica hay numerosas opciones de tratamiento disponibles para el tratamiento de la osteoartritis del tobillo. Estos tratamientos pueden ser tanto conservadores como quirúrgicos dependiendo de la magnitud del daño que se ha causado a los tejidos, ligamentos y huesos por la osteoartritis del tobillo. El médico tratante presentará la mejor línea de acción para que el paciente observe la salud general del paciente, las comorbilidades, la edad y otros factores similares.

Tratamientos no quirúrgicos para la osteoartritis del tobillo:

Esta forma de abordaje se usa generalmente para aquellas personas que no pueden someterse a cirugía o que tienen una forma muy leve de osteoartritis de tobillo que se puede controlar con este enfoque. Este enfoque consiste en calmar la inflamación y el dolor asociados con la osteoartritis del tobillo con el uso de AINE o medicamentos para el dolor, modificación de la actividad para que no se aplique mucha presión sobre el tobillo afectado. Se recomienda descansar mucho y, en algunos casos, tomarse algunos días libres del trabajo si el paciente trabaja en un trabajo en el que tiene que permanecer de pie durante periodos prolongados o conducir largas distancias con frecuencia. En algunos casos, también se sugiere la modificación o el cambio de trabajo.

Las inyecciones de esteroides también son una opción para el alivio del dolor, aunque no ha demostrado ser muy prometedor en el tratamiento de la osteoartritis del tobillo. La aplicación de calor y hielo es también uno de los modos de tratamiento de la osteoartritis del tobillo. El hielo se puede aplicar al tobillo afectado de 15 a 20 minutos dos o tres veces al día para calmar la inflamación y el dolor. Debe asegurarse de que el hielo no se aplique directamente sobre la piel ya que puede provocar el desarrollo de ampollas. Las almohadillas de calor también son bastante efectivas para calmar la inflamación y mejorar el dolor causado por la osteoartritis del tobillo.

Además, el médico también puede recomendar fisioterapia como un modo de tratamiento de la osteoartritis del tobillo. La fisioterapia ayudará al paciente a estabilizar el tobillo, aumentar la fuerza del tobillo y mejorar el rango de movimiento del tobillo.

Según la extensión del daño en el tobillo, se recomienda el uso de andador, muletas o insertos de zapatos para descargar la presión del tobillo. Los insertos de zapatos, aparatos ortopédicos o aparatos ortopédicos pueden ser recomendados por el médico o pueden obtenerse en el mostrador de la farmacia. Administrar el peso también puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación del tobillo, ya que mientras más tenga sobrepeso más presión ejerce sobre el tobillo.

Tratamiento quirúrgico para la osteoartritis del tobillo:

El tratamiento quirúrgico para la osteoartritis del tobillo solo se recomienda en los casos en que ha habido un daño considerable a los ligamentos y tejidos del tobillo debido a la osteoartritis y el enfoque conservador no es efectivo. Existen muchos procedimientos quirúrgicos para tratar la osteoartritis del tobillo y, dependiendo de la salud del paciente, la edad y las comorbilidades, el cirujano obtendrá la cirugía más óptima para tratar la osteoartritis del tobillo. Algunos de los procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la osteoartritis del tobillo son:

Desbridamiento artroscópico para tratar la osteoartritis del tobillo:

Este procedimiento se realiza en aquellos casos en que pequeños fragmentos de huesos o cartílagos se desprenden de su parte principal y flotan alrededor causando irritación y dolor en el tobillo. Estos se denominan cuerpos sueltos y, a veces, algunos de estos huesos pueden quedar fijos entre dos huesos, causando dolor e inflamación significativos. Para solucionar esta situación, se realiza un procedimiento llamado desbridamiento artroscópico. En este procedimiento, un instrumento llamado artroscopio, que es un instrumento con una cámara de minutos, se inserta en el tobillo haciendo una pequeña muesca en el tobillo para eliminar estos cuerpos sueltos y aliviar el dolor y la inflamación. Este procedimiento también contribuye en gran medida a mejorar el rango de movimiento del tobillo.

Fusión de tobillo para tratar la osteoartritis del tobillo:

Este es un procedimiento bastante complejo y se recomienda para aquellos pacientes que tienen poco o ningún movimiento del tobillo. Este procedimiento también se conoce con el nombre de artrodesis. En la cirugía posquirúrgica, el paciente casi no siente dolor y puede caminar normalmente, pero debido a la fusión de las articulaciones del tobillo puede no ser posible que corra o trote. En la cirugía posquirúrgica, al paciente se le dará un nuevo conjunto de zapatos ya que hay un movimiento limitado del tobillo debido a la fusión. La suela de balancín puede ser de gran ayuda en este caso. Esta cirugía no se recomienda para atletas que corren mucho, pero para las personas jóvenes activas, este procedimiento es bastante efectivo para eliminar el dolor y la inflamación causados ​​por la osteoartritis del tobillo y puede ser una solución permanente, aunque en retrospectiva, la tasa de éxito este procedimiento no es tan alentador.

Cirugía de reemplazo de tobillo:

Se sugiere el reemplazo de tobillo para las personas que no pueden tener los dos procedimientos anteriores. Este es también un procedimiento bastante complejo ya que se eliminan las partes naturales y degeneradas del tobillo y se colocan partes artificiales para aliviar el dolor y para lograr un tobillo estable aunque el reemplazo de tobillo no sea tan exitoso ya que las otras formas de reemplazo rodilla o la cadera. Hay una razón viable detrás de esto. La mortaja del tobillo está formada por dos huesos, la tibia y el peroné, y facilitan el movimiento suave del tobillo con la ambulación. En el caso de un tobillo artificial, a veces es difícil conectar la mortaja al implante, lo que puede provocar la falla del implante y la falla definitiva de la cirugía. Aparte de eso, el implante también puede perderse con el tiempo y el uso y puede causar más dolor severo en el tobillo. Con el avance de la tecnología, los cirujanos idearon una nueva técnica en la que intentan unir los dos huesos de la tibia y el peroné con los huesos con la ayuda de tornillos. Después de hacer esto, la tasa de éxito para los reemplazos de tobillo ha aumentado enormemente y esta técnica es ampliamente utilizada en la actualidad para el reemplazo de tobillo en pacientes con osteoartritis de tobillo, aunque normalmente se realiza para personas con osteoartritis de tobillo postraumática.

¿Cuál es el período de recuperación para la cirugía postoperatoria de osteoartritis de tobillo?

La cirugía posquirúrgica, el tobillo estará fuertemente vendado y vestido para la cicatrización de heridas. Una férula también se puede colocar para protección e inmovilización. Dependiendo de la extensión de la cirugía para tratar la osteoartritis del tobillo, se recomendará al paciente que no ponga ningún peso en el pie afectado durante un período de algunas semanas a un par de meses. Una vez que la herida se haya curado por completo y el paciente pueda mover un poco el tobillo, se enviará al paciente a fisioterapia.

La fisioterapia se puede realizar dos o tres veces por semana durante cuatro a seis semanas. Durante la terapia física, se trabajará al paciente para fortalecer el tobillo y mejorar el rango de movimiento. El entrenamiento de la marcha también se proporcionará una vez que el tobillo esté estable y lo suficientemente fuerte como para soportar el peso del paciente. Luego se le pedirá al paciente que cargue gradualmente sobre el tobillo afectado con dolor como guía, y durante un lapso de algunos meses, el paciente podrá soportar peso completo hasta el tobillo. La recuperación completa después del tratamiento quirúrgico para la osteoartritis del tobillo puede variar entre 3 y 6 meses.

En resumen, la osteoartritis del tobillo no es una afección difícil que requiere mucho de un individuo. En etapas leves, puede controlarse solo con medicamentos, pero en etapas avanzadas puede requerirse cirugía para tratar esta afección. Por lo tanto, siempre se recomienda llevar un estilo de vida saludable, hacer ejercicio regularmente, caminar a diario y tomar suficiente calcio para mantener los huesos saludables para evitar condiciones como la osteoartritis del tobillo.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment