Período de recuperación de MGUS o gammapatía monoclonal de significado indeterminado

La gammapatía monoclonal de importancia indeterminada es la condición caracterizada por la presencia de proteínas anormales en la sangre. El paciente por no tener ningún síntoma o los síntomas son muy leves. La condición no requiere ningún tratamiento. Sin embargo, es una afección precancerosa que puede conducir a ciertos cánceres relacionados con trastornos linfoproliferativos, como mieloma múltiple o leucemia.

El período de recuperación de la gammapatía monoclonal de importancia indeterminada depende de la gravedad de la enfermedad y los riesgos asociados. No se requiere tratamiento en MGUS estable, mientras que se requiere intervención médica en condiciones progresivas.

El mejor enfoque en el manejo de MGUS es monitorear el nivel de proteína M en la sangre. Cuando las discrasias de células plasmáticas conducen a daño tisular, se requiere intervención médica. La enfermedad se puede dividir en estable, progresión lenta y transformación aguda. En condición estable, el paciente no tiene ningún síntoma y, por lo tanto, no se requiere tratamiento. En una progresión lenta, el paciente puede sufrir efectos sistémicos, como osteoporosis , polineuropatía o más propensos a la infección. Estas afecciones se tratan con medicamentos como los bifosfonatos o el rituximab.

La progresión de la afección también puede ser aguda y puede transformarse en tumores malignos como el linfoma o el mieloma. Para tratar tales condiciones, se adopta la estrategia estándar. Por lo tanto, el período de recuperación de esta condición depende de la progresión y transformación de la enfermedad. En ciertos casos, cuando la afección debilita al paciente, el trastorno de las células plasmáticas se trata para prevenir el daño tisular debido a la proteína M.

Además, se realizan varios diagnósticos para identificar la progresión de la enfermedad. Estos diagnósticos deben realizarse mediante técnicas mínimamente invasivas para reducir el tiempo de recuperación del paciente.

Gammapatía monoclonal de significado indeterminado

Gammapatía monoclonal de importancia indeterminada es la afección diagnosticada por la presencia de los siguientes criterios.

  1. Proteína M en el suero que es inferior a 3 g / dL;
  2. Menos del 10% de las células plasmáticas monoclonales en la médula ósea, y;
  3. Sin hipercalcemia, disfunción renal, anemia o enfermedad ósea (criterios para el mieloma activo).

El paciente que sufre de gammapatía monoclonal de importancia indeterminada no tiene síntomas y, por lo tanto, no se requiere tratamiento, aparte del monitoreo.

Diagnóstico De MGUS O Gammapatía Monoclonal De Importancia Indeterminada

Varias organizaciones de salud definen diversos criterios para diagnosticar una gammapatía monoclonal de importancia indeterminada. Los siguientes son los métodos de diagnóstico utilizados para diagnosticar la gammapatía monoclonal de importancia indeterminada:

Pruebas de sangre . Los niveles de varias sustancias importantes se analizan a través de un análisis de sangre. La proteína monoclonal es una proteína anormal que tiene un anticuerpo funcional patty. El nivel de esta proteína en particular se analiza principalmente para identificar una gammapatía monoclonal de importancia indeterminada. Otras sustancias en la sangre se analizan para detectar cualquier daño renal y la sustancia bajo prueba es la creatinina sérica y el calcio sérico. Se analizan la lactato deshidrogenasa, la proteína C reactiva y la microglobulina Beta-2 para indicar la presencia de mieloma múltiple o macroglobulinemia de Waldenström.

Pruebas de orina . La orina se analiza para detectar la presencia de proteínas y para identificar la presencia de daño renal. Para ello, se recoge orina de 24 horas. Si la proteinuria es positiva, se recomiendan pruebas adicionales como la electroforesis de proteínas en orina y la electroforesis por inmunofijación.

Biopsia de médula ósea . Se debe realizar una biopsia de médula ósea para identificar la presencia de la cantidad de células plasmáticas, ya que el criterio para la gammapatía monoclonal de importancia indeterminada es la presencia de menos de 10% de células plasmáticas monoclonales en la médula ósea. La biopsia de médula ósea es casi siempre esencial si el paciente tiene hipercalcemia, anemia inexplicable, disfunción renal o si hay una indicación de leucemia aguda. La biopsia de médula ósea se realiza mediante aspiración con aguja, en la cual se extrae una pequeña porción de médula ósea con la ayuda de una aguja. Esta porción se prueba para detectar la presencia de varios tipos de células.

Técnicas de imágenes: las técnicas de imágenes también son útiles para diagnosticar una gammapatía monoclonal de importancia indeterminada. Se puede realizar una exploración CAT para analizar el agrandamiento de los ganglios linfáticos. Se debe realizar un estudio de imágenes óseas, como las imágenes esqueléticas, para analizar la salud de los huesos.

Conclusión

El tiempo de recuperación depende de la extensión del daño tisular causado por la enfermedad en su condición progresiva. Las complicaciones de la gammapatía monoclonal de importancia indeterminada incluyen polineuropatía, osteoporosis y mayor riesgo de infección, mieloma, leucemia y macroglobulinemia de Waldenström.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment