Prolapso de órganos pélvicos: tipos, causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento, recuperación, complicaciones

¿Qué es el prolapso de órganos pélvicos?

Cualquier tipo de debilidad durante la relajación pélvica que hace que los tejidos de la vejiga, el recto o el útero se abulten y prolapsen hacia la vagina se denomina Prolapso de órganos pélvicos. Últimamente, esta afección se ha convertido en un tema recurrente para la salud de las mujeres y los médicos realizan rutinariamente exámenes de detección de prolapso de órganos pélvicos en sus pacientes. Para cuando una mujer llega a la edad de 75 años, ha tenido una cirugía para corregir el prolapso de órganos pélvicos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de prolapso de órganos pélvicos?

El prolapso de órganos pélvicos está clasificado basado en las partes de la vagina que afectan. Los diferentes tipos de prolapso de órganos pélvicos se ilustran a continuación:

  • Cistocele y uretrocele: Un cistocele es una afección en la cual hay una protrusión de la vejiga en la pared frontal de la vagina. El uretrocele es una afección en la que la uretra sobresale en la pared frontal de la vagina.
  • Rectocele: Esta es una afección en la cual el recto sobresale en la pared posterior de la vagina y ocasiona una dificultad significativa al defecar.
  • Prolapso uterino: En esta condición, hay un prolapso del útero en la vagina. Las mujeres que han tenido una histerectomía en el pasado pueden desarrollar una condición llamada prolapso de la bóveda vaginal en la cual la parte superior de la vagina sobresale en la parte inferior de la vagina.

¿Qué aumenta el riesgo de tener un prolapso de órganos pélvicos?

Algunos de los factores de riesgo para el prolapso de órganos pélvicos son los siguientes:

Parto y parto: Las mujeres que tienen dolor de parto cada vez más largas están en riesgo de desarrollar esta afección. Además, las mujeres que dan a luz a un bebé que es de un tamaño relativamente grande corren un mayor riesgo de desarrollar esta afección.

Obesidad: Las mujeres con sobrepeso tienden a ejercer una presión excesiva sobre el abdomen poniéndolos en mayor riesgo para el prolapso de órganos pélvicos.

Fumar: El tabaquismo crónico produce una mayor incidencia de tos que nuevamente aumenta la presión sobre el abdomen, lo que aumenta el riesgo de prolapso de órganos pélvicos.

Estreñimiento: El estreñimiento crónico tiende a causar presión excesiva sobre la pared vaginal aumentando así el riesgo de desarrollo de prolapso de órganos pélvicos.

Riesgos laborales: Las mujeres que trabajan en industrias que requieren que levanten artículos pesados ​​de forma rutinaria también ejercen una presión adicional sobre el abdomen y aumenta el riesgo de desarrollar prolapso de órganos pélvicos.

Procedimientos quirúrgicos: Los procedimientos como la histerectomía pueden conducir a la debilidad de las estructuras pélvicas, por lo tanto Aumento del riesgo de prolapso de órganos pélvicos.

Condiciones médicas que pueden causar prolapso de órganos pélvicos: Ciertas afecciones médicas, especialmente del sistema nervioso, como la esclerosis múltiple, la distrofia muscular, etc. aumentan significativamente el riesgo de prolapso de órganos pélvicos. De hecho, los estudios sugieren que el Prolapso de órganos pélvicos ocurre más en mujeres que padecen estas afecciones.

Factores genéticos como causa del prolapso de órganos pélvicos: Los estudios han sugerido un vínculo genético hacia el desarrollo del prolapso de órganos pélvicos en esa debilidad del los tejidos de soporte de la pelvis tienden a pasarse de una generación a la otra y una mujer con un pariente de primer grado como madre o hermana con Prolapso de órgano pélvico corre más riesgo de contraer esta afección.

¿Cuáles son las causas del órgano pélvico? Prolapso?

La pelvis está soportada por los músculos del piso pélvico, la fascia pélvica y los ligamentos. Cuando hay debilidad de los músculos del piso pélvico hay una mayor presión sobre la fascia y los ligamentos que eventualmente los lleva a romperse, lo que provoca que los órganos pélvicos se hundan y apliquen presión sobre la pared vaginal. Las mujeres que han tenido partos múltiples tienden a tener músculos del piso pélvico débiles y, por lo tanto, están en mayor riesgo de desarrollar esta condición. Aumento del peso corporal, procedimientos quirúrgicos en el área pélvica, trastornos de los tejidos conectivos también conducen a la debilitación de los músculos del piso pélvico y al desarrollo eventual de prolapso de órganos pélvicos.

¿Cuáles son los síntomas del prolapso de órganos pélvicos?

Los síntomas de la pelvis El prolapso de órganos depende del tipo de prolapso que tenga una mujer. Los casos leves de prolapso pueden no producir ningún síntoma, mientras que los casos graves de prolapso pueden tener diferentes tipos de síntomas, algunos de los cuales se mencionan a continuación.

El síntoma más común del prolapso de órganos pélvicos es una sensación de dolor y presión al doblarse. debilidad en las piernas y dolor lumbar. Si el prolapso es causado por cistocele o uretrocele, puede causar incontinencia de esfuerzo y dificultad para iniciar la micción. Si el prolapso es causado por un rectocele, entonces el paciente puede experimentar dificultades para evacuar dando como resultado dolor y estreñimiento crónico. El prolapso de órganos pélvicos también puede causar problemas con la actividad sexual debido a dolores severos.

¿Cómo se diagnostica el prolapso de órganos pélvicos?

El prolapso de órganos pélvicos es una condición médica bastante difícil de diagnosticar y con frecuencia se diagnostica en exámenes de rutina. Es posible que la paciente experimente síntomas, pero es posible que no esté segura de la ubicación exacta de los síntomas, por lo que le resulta difícil comunicárselo al médico. En caso de que se sospeche un Prolapso de órgano pélvico, se tomará una historia detallada para incluir un historial de partos junto con cualquier complicación durante el parto. El médico luego realizará un examen pélvico detallado. Luego se realizarán las siguientes pruebas para descubrir el tipo de prolapso que experimenta el paciente.

  • Cistoscopia: Esto permitirá que el médico investigue el área de la vejiga y la uretra en busca de anomalías.
  • Pielograma intravenoso: Esta prueba mostrará si el riñón, la vejiga, el uréter y la uretra están en sus posiciones anatómicas normales.
  • Exploración por CT de la pelvis: Esto se realizará para observar las áreas pélvicas de cerca para buscar cualquier evidencia de prolapso.
  • Estudios urodinámicos: Este estudio se realizará para determinar si el cuerpo almacena y libera orina normalmente o no.

¿Qué son los tratamientos para el prolapso de órganos pélvicos?

En general, no se requiere el tratamiento del prolapso de órganos pélvicos en los casos leves, aunque se le aconsejará al paciente que se mantenga alejado de los factores de riesgo que pueden aumentar sus síntomas. En caso de que la paciente tenga sobrepeso, se le recomendará que pierda peso. También se le informará que no levante objetos pesados ​​y que si es fumadora le recomendará que deje de hacerlo. El prolapso no es una afección que avanza y empeora con el tiempo, por lo que no se requiere un tratamiento agresivo a menos que los síntomas sean realmente malos.

En los casos en que los síntomas experimentados por el paciente son realmente graves, entonces el único tratamiento para el prolapso de órganos pélvicos es una cirugía para corregir el prolapso, pero esto se hace solo como último recurso. Algunos de los tratamientos no invasivos para el prolapso de órganos pélvicos son:

Ejercicios de Kegel para el prolapso de órganos pélvicos: Se aconseja a los pacientes con prolapso de órganos pélvicos que realicen ejercicios de Kegel regularmente. Estos ejercicios fortalecen los músculos del piso pélvico. Si se realiza con regularidad, eso ayuda mucho a evitar que el prolapso empeore.

Colocación del pesario para el prolapso de órganos pélvicos: Esto se hace para pacientes que se consideran no buenos candidatos para cirugía o que desean evitar procedimientos quirúrgicos para el prolapso de órganos pélvicos. Un pesario vaginal es un pequeño dispositivo que se coloca en la vagina para apoyar la región pélvica.

Tratamiento quirúrgico para el prolapso de órganos pélvicos: La cirugía para el prolapso de órganos pélvicos se realiza como último recurso. Antes de llevar a cabo la cirugía, se realizará un examen pélvico preoperatorio detallado para identificar confirmativamente la ubicación del prolapso y las estructuras que están prolapsando. La técnica quirúrgica utilizada para corregir el Prolapso de órganos pélvicos se llama Reconstrucción pélvica. Este procedimiento puede realizarse a través de la vagina o el abdomen. Se hace una incisión y el cirujano reposiciona las estructuras prolapsadas en sus posiciones anatómicas normales. Los defectos causados ​​por el prolapso a la vagina también se reparan durante este procedimiento.

Período de recuperación después de la cirugía para el prolapso de órganos pélvicos:

La suspensión postoperatoria suele ser de dos a tres días. El paciente puede regresar a sus actividades normales en unas pocas semanas.

Complicaciones después de la cirugía para el prolapso de órganos pélvicos:

Algunas de las posibles complicaciones de la cirugía de reconstrucción pélvica son infección del tracto urinario, incontinencia urinaria que puede ser permanente o temporal, infección , sangrado y, en casos excepcionales, lesiones en el tracto urinario que pueden requerir cirugía adicional. Algunos pacientes pueden experimentar dolor con la actividad sexual, pero esto es temporal.

¿Puede el prolapso de órganos pélvicos recurrir después de la cirugía?

El prolapso de órganos pélvicos tiende a reaparecer especialmente en casos de cistocele, aunque con técnicas quirúrgicas mejoradas se utilizó la tasa de recurrencia está cayendo significativamente. Además, después de someterse a la cirugía si el paciente evita actividades estresantes como levantamiento de objetos pesados, esfuerzo durante un movimiento intestinal y realiza ejercicios de Kegel con diligencia, las posibilidades de recurrencia del Prolapso Óptico Pélvico son significativamente menores.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment