Pruebas y procedimientos

¿Qué está involucrado en una prueba de esfuerzo nuclear?

Si no está seguro o nunca escuchó acerca de la prueba de estrés nuclear, entonces debe poseer la información requerida sobre el mismo tema para que pueda beneficiarse en el futuro. Con la ayuda de la prueba de esfuerzo nuclear, es factible estudiar el flujo de sangre a diferentes partes del corazón. Mide la variación cuando está en reposo y cuando realiza actividades muy extenuantes, como hacer ejercicio, donde el corazón necesita una mayor cantidad de oxígeno.

¿Qué está involucrado en una prueba de esfuerzo nuclear?

La importancia de prueba de esfuerzo nuclear se encuentra dentro del procedimiento. Como ayuda a encontrar los bloqueos de la sangre durante las actividades extenuantes, un cardiólogo tendrá un detalle preciso sobre la funcionalidad. Mostrará aún más la región que está imposibilitando que el corazón reciba su porción de oxígeno a través del flujo suave de sangre.

Hay casos en que un paciente que padece enfermedades de las arterias coronarias muestra síntomas similares , ya que obstruye la arteria y disminuye el flujo de sangre. Tal situación conduce a dolor en el pecho sibilancias y jadeo de oxígeno, y en casos raros, muerte debido a un ataque al corazón . El bloqueo en tal situación se debe a la acumulación de colesterol.

La prueba de estrés nuclear proporcionará pruebas claras relacionadas con el corazón y su estado.

¿Quién es elegible para tomar el examen de estrés nuclear?

Las personas que son propensas a dolencias cardíacas y las que se sometieron a una cirugía cardíaca reciente son las que a menudo requieren la prueba de estrés nuclear. Sin embargo, aquellos con dolor en el pecho también pueden participar para asegurarse de que no haya afecciones cardíacas predominantes. La prueba de esfuerzo nuclear ayudará a calcular el ritmo cardíaco y garantizará que todo funcione correctamente cuando el sistema humano esté en reposo y durante actividades intensas también.

¿Qué sucede en la prueba de esfuerzo nuclear?

En una prueba de esfuerzo nuclear, el médico inyecta un colorante radiactivo. Antes de inyectarlo y pedirle al paciente que asista a la prueba de estrés nuclear, hay regulaciones que se deben seguir. El médico proporcionará información completa sobre este aspecto, ya que es crucial para los resultados obtenidos a través de la prueba de estrés nuclear. Normalmente, el médico le pide al paciente que llegue al laboratorio sin comer ni beber nada. Una brecha de dos o tres horas es la mejor opción excelente.

Para un paciente diabético, es necesario consultar a su médico y hablar sobre la prueba de estrés nuclear. Ellos decidirán la cantidad de dosificación que pueden tomar el día anterior a la prueba de esfuerzo nuclear para evitar cualquier interferencia con la actividad de la prueba nuclear de esfuerzo.

Una vez que estas cosas estén listas, el médico comenzará el proceso uniendo parches de electrodos al pecho para controlar los impulsos creados por el corazón. La primera fase registra los impulsos cuando el paciente está en reposo.

La segunda fase es la prueba de esfuerzo, en la que el paciente participa en un ejercicio en una cinta de correr inclinada o en un ciclo independiente. Él / ella comenzará lentamente mientras el técnico continuará monitoreando la actividad. El médico le pedirá que aumente la velocidad y la mantenga en un nivel superior hasta que uno muestre signos de mareos o debilidad. También hay un registro de los impulsos creados durante este período.

Luego en la prueba de esfuerzo nuclear, el médico inyectará el tinte y realizará una radiografía para ver el área donde hay un bloqueo. El proceso ayudará a eliminar si el individuo sufre de isquemia inducible o enfermedad coronaria. En función de los resultados, el médico prescribirá el tratamiento, que implica realizar cambios en el estilo de vida y los hábitos alimenticios. A continuación, se mostrará una mejora drástica en la salud general.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment