¿Puedes contraer cáncer de labios?

Cualquiera puede contraer cáncer, pero hay ciertos factores que aumentan las posibilidades de contraer cáncer. El cáncer de labios generalmente se considera como el cáncer de la cavidad bucal y se incluye de manera general en la categoría de cáncer de piel. Además, las probabilidades de contraer cáncer en la vejez son altas en comparación con las personas en la edad temprana. El cáncer de labio es uno de los cánceres más frecuentes de la cavidad oral y, si se diagnostica en forma temprana, tiene muchas posibilidades de supervivencia. La enfermedad se identifica fácilmente debido a su aparición en una ubicación altamente visible. El cáncer de labio ocurre cuando las células crecen de manera incontrolable y forman las lesiones en los labios. El cáncer de labio puede ocurrir tanto en el labio superior como en el inferior, pero la aparición es más común en el labio inferior.

Table of Contents

¿Puedes contraer cáncer de labios?

La respuesta a la pregunta, si alguien puede contraer cáncer de labio, al igual que contraer otros tipos de cáncer, no es sencilla. Más bien, parece que varios factores contribuyentes están involucrados en el desarrollo del cáncer o, a veces, parece que no hay ningún factor de riesgo y, sin embargo, la persona contrae cáncer. Sin embargo, al analizar los diversos datos estadísticos y los hábitos de las personas con este tipo de cáncer, se pueden describir varios factores de riesgo, que son los más dominantes para el desarrollo de cáncer, como la exposición al sol, la inflamación, la infección viral, el tabaquismo, entre otros. La idea es mantener una distancia de estos factores o hábitos relacionados con dichos factores para reducir el cambio de cáncer de labios.

Los factores de riesgo para el cáncer de labio incluyen fumar (especialmente fumar en pipa) y tabaco , radiación, procesos inflamatorios, infección viral, ocupación de la pesca, traumas, consumo de alcohol e inmunosupresión.

Fumar (fumar en pipa) y tabaco: fumar en pipa fue uno de los factores de riesgo importantes en el crecimiento del cáncer de lengua. Más tarde, se descubrió que era un factor contribuyente en el cáncer de labio. Fumar pipa contiene los químicos, que son carcinógenos conocidos, y aumenta el riesgo de cáncer de labio junto con otros cánceres como los pulmones y la garganta. Se ha encontrado que la mayoría del cáncer de la cavidad oral ocurre en aquellas personas que fuman cigarrillos o pipas.

Radiación: La exposición al sol es el factor de riesgo bien establecido para el crecimiento del cáncer de labio. Aunque los labios están muy expuestos a la radiación solar, sin embargo, son muy bien ignorados como un sitio potencial para el cáncer. Además, dado que el labio inferior está más expuesto en comparación con el labio superior, son más propensos a los cánceres de labios. Este enfoque teórico ha sido confirmado por el análisis de datos reales. Además, el cáncer de labio ocurrió más en los hombres que en las mujeres. Las personas que ejercen la profesión de pesca están constantemente expuestas a la radiación y tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de labio en comparación con las personas que no ejercen dicha profesión.

Procesos inflamatorios: el proceso prolongado de inflamación en los labios también puede contribuir al desarrollo del cáncer de labios. Una de estas inflamaciones se encuentra en la enfermedad llamada queilitis actínica. Es una afección inflamatoria crónica de los labios y tiene el potencial de desarrollarse en un carcinoma. Puede deberse a la alta exposición al sol, pero los signos se ven en la edad más avanzada cuando el daño se acumula durante años.

Infección viral: aunque la infección viral no causa el cáncer directamente, aumenta el riesgo de contraer cáncer en ciertos pacientes. Además, varias infecciones virales ocurren debido al sistema inmunológico comprometido.

Trauma: el trauma crónico relacionado con la mucosidad resultante de los implantes y las dentaduras postizas, así como los dientes afilados, también aumenta el desarrollo de cáncer oral. Es debido al hecho de que la irritación persistente de las células de la mucosa daña el ADN incorporado y su información de apoptosis celular. Esto puede conducir al desarrollo de cáncer.

Además, como se discutió anteriormente, esto puede conducir a una inflamación crónica en el sitio de daño y liberación de varios mediadores inflamatorios. Estos mediadores, cuando se exponen constantemente, pueden dañar el ADN y su información interna.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment