¿Qué causa las convulsiones no epilépticas y cuáles son sus remedios naturales?

Las convulsiones no epilépticas, también conocidas como convulsiones disociativas, son los eventos paroxísticos que no implican ninguna actividad eléctrica interrumpida en el cerebro. Es muy diferente de un ataque epiléptico en la causa, pero podría parecerse a ellos externamente. Estas convulsiones son reales y las personas que las contraen no tienen ningún control voluntario sobre ellas.

A diferencia de los ataques epilépticos, los ataques no epilépticos no son causados ​​por ningún trastorno físico del cerebro. Las convulsiones no epilépticas se deben a condiciones psicológicas traumáticas (convulsiones psicógenas no epilépticas).

Algunas de las causas de las convulsiones no epilépticas son el estrés emocional extremo debido a un accidente o una enfermedad, el final de una relación, el abuso, la pena, el dolor mental, ser acosado o cualquier otra condición que provoque estrés. Las convulsiones son la manifestación física de un trauma que el paciente no puede expresar.

Las convulsiones no epilépticas son más comunes en personas con depresión o ansiedad.

Síntomas de convulsiones no epilépticas

Los síntomas de las convulsiones no epilépticas son a menudo similares a las convulsiones epilépticas. Incluyen,

  • Convulsión
  • Cayendo
  • Rigidez
  • Pérdida de consciencia
  • Pérdida del control de la vejiga.
  • Movimientos espasmódicos, rítmicos o espasmódicos.
  • Morderse la lengua
  • Confusión
  • Sentidos alterados
  • Mociones repetitivas

¿Cuáles son los remedios naturales para el tratamiento de las convulsiones no epilépticas?

A las personas que sufren convulsiones no epilépticas a menudo se les dice que no pueden ser tratadas con medicamentos, pero hay muchas cosas que pueden hacer para controlar las convulsiones y su vida.

# 1. Conexión a tierra sensorial: si usted es quien recibe la señal de que podría recibir un ataque pronto, la conexión a tierra sensorial podría ser un remedio natural útil. Hay varias formas de practicarlo,

  • Céntrate en las cosas que te rodean y trata de describirlas para ti mismo. Esto podría ayudar a desviar su mente.
  • Siente algo áspero y texturizado de tus dedos y concéntrate en cómo se siente. Siente el suelo con tus pies e imagina lo sólido que se siente.
  • Escuche los sonidos a su alrededor, por ejemplo, el canto de los pájaros, las personas que hablan o el ruido del tráfico.
  • Recuérdate a ti mismo dónde estás, qué día de la semana es, qué año es, etc.
  • Dígase a sí mismo que está a salvo.

# 2. Relajación: las convulsiones no epilépticas surgen cuando está estresado o tenso. La terapia de relajación sería de gran ayuda en este caso. Hay varios CD de relajación disponibles que pueden ayudarte a relajar los músculos tensos de forma natural. Solo escuchar su música favorita y dejar que su mente se relaje puede funcionar como un remedio natural efectivo para los ataques no epilépticos.

# 3. Respiración abdominal: durante una convulsión no epiléptica, muchas personas sufren de hiperventilación, es decir, respiración difícil, rápida y superficial. La respiración abdominal puede ser un remedio natural eficaz para ayudar a controlar la respiración y calmarlo. Puede practicarse en cualquier lugar, o si siente que está sufriendo un ataque, o cuando está estresado o ansioso.

Siéntate cómodamente y coloca una mano sobre el abdomen. Inhale lentamente por la nariz y sienta cómo se expande el estómago bajo su mano. Pausa y luego espira. Descansa por un momento y comienza de nuevo.

# 4. Entienda sus desencadenantes: comprender los desencadenantes de sus convulsiones es muy importante. Tome nota de lo que sucedió, dónde estaba, qué estaba haciendo, qué estaba viendo, cuando comenzó la convulsión. De esta manera usted podría entender el disparador que previamente desconocía.

# 5. No sea demasiado precavido: ser cauteloso puede aumentar la frecuencia de su enfermedad. Nunca busques problemas, busca la solución. Muchas personas después de recibir un ataque, detienen sus actividades normales. Paran de salir, usan autobuses, se encuentran con personas y permanecen en la casa la mayor parte del tiempo por temor a un ataque de nuevo. De esta manera, es probable que se aburran, se sientan solos, deprimidos y frustrados, lo que lleva a la depresión y aumenta los niveles de estrés.

Descubra formas de abordar el problema tanto médica como naturalmente. No pongas la vida en espera. Planee una salida con un amigo, haga cosas divertidas e interesantes, planifique las cosas a esperar. De esta manera usted se sentirá renovado y el nivel de estrés y ansiedad disminuirá. También habrá una disminución en la frecuencia de las convulsiones.

# 6. Hable sobre sus sentimientos: reprimir los sentimientos y no dejarlos salir en pedazos puede provocar un arrebato incontrolable y escandaloso o un ataque no epiléptico. Hablar sobre los sentimientos y emociones difíciles, ya que hablar sobre ellos con los seres cercanos y queridos, puede ayudarlos a enfrentarlos de manera natural.

Estos remedios y técnicas naturales pueden tardar un tiempo en acostumbrarse, pero seguir practicando, ya que pueden resultar de gran ayuda para mejorar la calidad de vida y reducir los ataques no epilépticos.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment