Qué es el defecto osteocondral: causas, síntomas, tratamiento, prevención

¿Qué es el defecto osteocondral?

Defecto osteocondral es el nombre que se le da a una afección más notable en la rodilla, en la que una parte del hueso y el cartílago se separa de la articulación de la rodilla y causa dolor crónico en la rodilla. realizando actividades normales de la vida diaria. La articulación de la rodilla es quizás una de las articulaciones más ocupadas en el cuerpo, ya que soporta la mayor parte del peso corporal cuando está de pie. Está formado por huesos, músculos, ligamentos y cartílagos que proporcionan la estabilidad que tanto se necesita en la articulación y mantiene unida la articulación. El defecto osteocondral es una condición que se ve principalmente en los niños. El dolor causado por el defecto osteocondral puede comenzar siendo un niño, pero generalmente tiende a continuar hasta la edad adulta.

Lo que causa el defecto osteocondral es algo que todavía es una cuestión de investigación, pero la mayoría de los casos de defecto osteocondral surgen de la repetición lesiones en la rodilla o tensión excesiva en las rodillas debido a actividades como jugar deportes de contacto o levantar objetos pesados. En algunos casos, el desarrollo óseo anormal desde la infancia también ha resultado en el desarrollo del defecto osteocondral.

Causas del defecto osteocondral

Como se indicó, todavía no se sabe exactamente cómo o por qué se desarrolla el defecto osteocondral. Este defecto está relacionado con cualquier condición que cause daño a los huesos o cartílagos en la articulación de la rodilla y los separa de la articulación, lo que produce dolor y dificultad para llevar a cabo las tareas diarias. Algunas de las otras causas que se han relacionado con el desarrollo del defecto osteocondral son:

  • Lesiones repetitivas de rodilla.
  • Estrés excesivo en la articulación de la rodilla.
  • Desarrollo anormal en el área de las extremidades inferiores, especialmente las piernas y las rodillas.

El grado en que el defecto osteocondral afecta a un individuo es variable, mientras que en algunos casos puede ser leve y el individuo puede funcionar más o menos normalmente, hay ciertos casos en que el dolor de rodilla es tan intenso que prohíbe al individuo llevar a cabo cualquier actividad y el individuo básicamente se vuelve dependiente de los demás por cualquier actividad que el individuo desee hacer debido al defecto osteocondral.

Síntomas del defecto osteocondral

Dolor de rodilla insoportable es el síntoma principal de un defecto osteocondral. Un individuo con un defecto osteocondral tendrá dificultades para pararse o caminar durante un período de tiempo. Además, un individuo también tendrá hinchazón de la rodilla junto con inflamación, episodios frecuentes de bloqueo y atrapamiento de la articulación de la rodilla, dolor con cualquier tipo de presión aplicada a la rodilla debido al defecto osteocondral.

Tratamiento del defecto osteocondral

Para tratar el defecto osteocondral, es extremadamente esencial que la afección se diagnostique temprano. Por lo tanto, si un niño se queja de dolores frecuentes en la rodilla y hay episodios frecuentes de atrapamiento o bloqueo de la rodilla, entonces el niño debe ser llevado a un ortopedista para descartar el defecto osteocondral. El tratamiento para el defecto osteocondral depende del tamaño del defecto y si el cartílago suprayacente está dañado. Para defectos de pequeño tamaño si el cartílago superpuesto está intacto, se realiza una perforación retrógrada del defecto y se llena el espacio con cemento óseo. Al hacer esto, el defecto óseo se trata sin causar ningún daño al cartílago suprayacente.

La microperforación es un procedimiento que se usa cuando el cartílago se daña como resultado del defecto osteocondral. Esto estimula el desarrollo de fibrocartílago, que finalmente reemplaza el cartílago dañado y trata la afección. Si bien estos procedimientos son efectivos para defectos de pequeño tamaño, los defectos que son grandes se tratan básicamente con un procedimiento llamado OATS o Osteochondral Autologous Transfer. En este procedimiento, se toma un injerto de hueso y cartílago de otra región de la rodilla y se reemplaza con el cartílago y el hueso dañados en el sitio del defecto osteocondral.

Prevención del defecto osteocondral

La mejor manera de prevenir el defecto osteocondral es cuidar la rodilla, especialmente después de una lesión en la rodilla ya que no prestar la atención adecuada a la lesión de la rodilla puede dañar el cartílago y el hueso dando como resultado Osteochondral Defecto. Por lo tanto, tan pronto como haya una lesión en la rodilla, especialmente en los niños, la manera de prevenir el defecto osteocondral es descansar la rodilla y tratarla.

Además, cuando un niño pasa por períodos de crecimiento, es importante que se lleve al niño al médico regularmente para que revisen las rodillas en busca de cualquier anormalidad, lo que en última instancia puede conducir al desarrollo del defecto osteocondral.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment