¿Qué es el síndrome de Fitz Hugh Curtis: causas, síntomas, tratamiento?

¿Qué es el Síndrome de Fitz Hugh Curtis?

Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis es una condición extremadamente rara que se encuentra principalmente en las mujeres que se caracteriza por la inflamación del peritoneo que es una membrana que recubre el estómago y los tejidos que rodean el hígado .

El diafragma también puede verse afectado como resultado del Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis. Las principales características de presentación del Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis son dolor severo en el cuadrante superior derecho del área abdominal junto con síntomas de fiebre, escalofríos, sensación general de malestar.

Algunos investigadores creen que Fitz-Hugh-Curtis El síndrome es una complicación del trastorno inflamatorio pélvico en las mujeres. Se cree que las bacterias Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis que causan clamidia y gonorrea son la causa principal del desarrollo del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Fitz Hugh Curtis?

Como se indicó, la causa principal del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis es la infección causada por las bacterias Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis. Se sabe que estas bacterias causan enfermedades como clamidia y gonorrea, que son enfermedades de transmisión sexual comunes.

Los estudios sugieren que Chlamydia trachomatis está más asociada con el síndrome de Fitz-Hugh-Curtis que Neisseria gonorrhoeae, pero ambos son responsables del desarrollo de esta afección.

El proceso exacto por el cual se produce la infección todavía no se comprende completamente, pero los estudios sugieren que puede ocurrir debido a la infección en el hígado y los tejidos circundantes por estas bacterias que pueden viajar a través del torrente sanguíneo hasta el hígado. También se cree que un sistema autoinmune deficiente es una de las razones según algunos estudios para el desarrollo del Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Fitz Hugh Curtis?

Las principales características de presentación del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis es la presencia de dolor abdominal agudo en el cuadrante superior derecho que puede extenderse a las áreas del hombro y la axila en el lado correcto. Este dolor a menudo empeora por cualquier tipo de movimiento. El área afectada también puede ser extremadamente sensible al tacto ligero.

Además, el individuo afectado también puede experimentar fiebre, escalofríos, malestar, dolores de cabeza persistentes náuseas y vómitos como resultado del Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis. Algunas mujeres también pueden experimentar síntomas similares a la enfermedad inflamatoria pélvica como flujo vaginal y dolor abdominal bajo como resultado del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Fitz Hugh Curtis?

Para confirmar un diagnóstico de Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis, es posible que primero se tengan que descartar otras afecciones que tengan síntomas similares. Una vez que se han descartado todas las condiciones, el médico puede realizar una batería de pruebas que incluirán estudios radiológicos del área abdominal que incluyen radiografías IRM y TC. del abdomen y la pelvis.

Además, también se puede realizar una laparotomía exploratoria para visualizar el hígado y ver si se inflama alguna zona que lo rodea, lo que puede indicar un diagnóstico de síndrome de Fitz-Hugh-Curtis. También se realizarán estudios de laboratorio que mostrarán la presencia de las bacterias causantes de la enfermedad y confirmarán el diagnóstico del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.

¿Cómo se trata el síndrome de Fitz Hugh Curtis?

Los antibióticos son el tratamiento de primera línea para el síndrome de Fitz-Hugh-Curtis. Algunos de los antibióticos que se usan para tratar el síndrome de Fitz-Hugh-Curtis son tetraciclina, doxiciclina y metronidazol.

Se pueden recetar analgésicos para controlar el dolor causado por el síndrome de Fitz-Hugh-Curtis. En caso de que el paciente no encuentre alivio de los síntomas con analgésicos y antibióticos, se realizará un procedimiento quirúrgico llamado laparotomía. Esta cirugía tiende a destruir las adherencias que se encuentran en la región que rodea el hígado y la pared abdominal, por lo que se tratan los síntomas del síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment