Qué es el ultrasonido vaginal en el embarazo: propósito, precisión, procedimiento, beneficios, riesgos

La existencia de un embarazo se puede determinar mediante una simple prueba de orina o sangre. Para una mayor confirmación del embarazo, los médicos sugieren una ecografía. A diferencia de antes, el ultrasonido se considera seguro durante el embarazo y se realiza para fines específicos, según se recomienda. Normalmente, la ecografía abdominal y la ecografía transvaginal o vaginal se realizan durante el embarazo. Sepa sobre la ecografía vaginal durante el embarazo en este artículo.

Ultrasonido vaginal durante el embarazo

Un ultrasonido es un procedimiento en el que se escanea y se toma una imagen del útero. Ayuda a identificar la existencia de un saco gestacional uterino. Además del saco gestacional, el ultrasonido ayuda a determinar la viabilidad del embarazo; también si es simple o más. Durante un período de tiempo, las pruebas de ultrasonido proporcionan información como el crecimiento del embrión, la edad gestacional del feto y la ubicación del embrión y la placenta en el saco.

Los médicos recomiendan la ecografía vaginal durante el embarazo. tiempos específicos para un propósito específico, dependiendo de la salud de la mujer embarazada y el feto en crecimiento.

Propósito de la ecografía vaginal en el embarazo

La ecografía vaginal en el embarazo es de gran ayuda en la determinación del crecimiento adecuado del feto, así como identificación de cualquier anormalidad física. Un ultrasonido temprano ayuda a confirmar la viabilidad del embarazo. El ultrasonido puede realizarse tan pronto como en la cuarta o quinta semana del embarazo, lo que demuestra la existencia de un embrión con latido cardíaco y un saco gestacional. Si la ecografía no muestra signos de latido cardíaco, se declara que el embarazo no es viable. Se espera idealmente que el saco gestacional se encuentre dentro del útero. Si el saco gestacional está fuera del útero, se trata de un embarazo ectópico, que es un tipo de embarazo no viable.

El objetivo principal del ultrasonido vaginal en el embarazo en etapas tempranas es determinar la viabilidad del embrión y en etapas posteriores el crecimiento periódico del feto.

Precisión de la ecografía vaginal en el embarazo

Con el crecimiento tecnológico de las ciencias médicas, la precisión de la ecografía vaginal en el embarazo, con equipos de alta gama se puede decir que es excepcional . La ecografía vaginal evalúa la situación y la viabilidad del embarazo de la manera más precisa, proporcionando una imagen clara del útero y del embrión o feto que crecen dentro de ella.

Se toman en consideración ciertos factores al realizar un ultrasonido que obtiene datos precisos sobre la colocación del embrión, los latidos del corazón, el tamaño del saco gestacional, la presencia de embarazo ectópico, la cantidad adecuada de líquido amniótico en el saco, la colocación de la placenta, cualquier malformación aparte del embrión e incluso el número de embriones en el saco. Además de estos, la edad gestacional y la tasa de crecimiento del embrión también se pueden determinar con precisión a través de un procedimiento de ultrasonido vaginal. La precisión que proporciona una ecografía vaginal es la forma más confiable de calcular la fecha de parto del embarazo.

Procedimiento de ultrasonido vaginal en el embarazo

El procedimiento para una ecografía vaginal en el embarazo implica la inserción de una sonda de imágenes en el vagina . La sonda se presiona contra la pared externa de la vagina para escanear y registrar imágenes del útero. La punta de la sonda está cubierta con una cubierta protectora por razones higiénicas y lubricada con una pequeña cantidad de gel para facilitar el movimiento suave. Una vez insertada en la vagina, la sonda envía ondas sonoras de alta frecuencia que son inaudibles para los oídos humanos, para capturar las imágenes del útero y los ovarios a través del cuello uterino.

La ecografía abdominal ofrece una mejor visualización cuando la vejiga está parcialmente llena, que muchas mujeres encuentran difícil durante el embarazo. Sin embargo, tal requisito no es necesario para la ecografía vaginal en el embarazo, que es uno de sus principales beneficios. Una ecografía vaginal puede realizarse con éxito solo después de la 4ª semana de embarazo, ya que antes de la 4ª semana, el útero no muestra signos de embrión vivo.

Una vez que se determina que existe un embarazo viable en el útero, los médicos pueden sugerir Ultrasonidos o ecografías abdominales a intervalos regulares o en cualquier momento durante el embarazo para rastrear el crecimiento del feto. La frecuencia del ultrasonido también puede depender de los síntomas en las mujeres embarazadas. Si se experimenta algún síntoma anormal, se sugiere una ecografía para controlar el latido cardíaco del feto y otros aspectos como sangrado, retención de agua o malformaciones en el útero. La ecografía oportuna y regular ayuda a asegurar que el feto crezca adecuadamente y el embarazo sea seguro.

Los beneficios y los riesgos del ultrasonido vaginal en el embarazo

Los beneficios de un ultrasonido vaginal se pueden enumerar de la siguiente manera:

  • La principal El beneficio de un ultrasonido vaginal en el embarazo es la precisión que proporciona.
  • La mujer sometida a ultrasonido vaginal no necesita consumir agua antes del procedimiento para proporcionar una imagen clara. La sonda insertada en la vagina para el ultrasonido es capaz de capturar imágenes precisas independientemente de que la vejiga esté llena o vacía.
  • Aunque se trata de una molestia leve, este tipo de ultrasonido es fácil y seguro ya que no se utilizan radiaciones.
  • El ultrasonido proporciona una imagen completa del útero y ovarios para que se puedan identificar cualquier malformación o anormalidad. Además de estos, la ecografía da una imagen clara del crecimiento del embrión o feto.

El único factor de riesgo en una ecografía vaginal en el embarazo es el riesgo de infecciones que se pueden evitar manteniendo una higiene adecuada con los dispositivos de ultrasonido.

Conclusión

La ecografía vaginal en el embarazo se ha vuelto popular en los últimos años debido a la precisión de las imágenes en el procedimiento. No hay riesgo de daño a la madre o al feto y, por lo tanto, el procedimiento se considera seguro, cuando lo realizan correctamente los expertos. Es una forma ideal de realizar un seguimiento del crecimiento y la salud del feto. También ayuda a evaluar otros aspectos como la colocación de la placenta, la cantidad de líquido amniótico la posición del feto y la edad gestacional. Por lo tanto, es aconsejable realizar una ecografía vaginal durante el embarazo, según lo aconseje el médico y estar al tanto del estado del embarazo.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment