¿Qué es la Bursitis Calcánea? Causas | Signos | Síntomas | Tratamiento-Acolchado, Ortótica, Inyección de esteroides, Cirugía

¿Qué es la bursitis calcánea?

La bursitis calcánea es una afección caracterizada por inflamación de la bolsa presente en la parte posterior de los talones. La bursitis calcánea se presenta principalmente con dolor en los talones o en la parte posterior de los tobillos, donde la bolsa se inflama. Una bolsa es un saco o cojín lleno de líquido entre los músculos y los tendones, que es importante como amortiguador y como lubricante. La inflamación de la bursa del talón puede causar dolor, enrojecimiento, calor y puede causar dificultad para caminar.

Causas de la bursitis calcánea

La bursitis calcánea es una afección común y generalmente ocurre debido a uso excesivo del tobillo o es el resultado de hacer movimientos repetitivos del tobillo. La bursitis calcánea se observa a menudo en atletas y deportistas de todas las edades; esta condición también es común en personas de mediana edad y personas mayores. Las causas de la bursitis del calcáneo incluyen actividades extenuantes y repetitivas que ejercen una presión excesiva sobre la bursa, como correr, trotar o saltar. La inflamación de la bursa puede ocurrir con mayor frecuencia, al inicio de actividades deportivas o entrenamiento intenso después de largos períodos de descanso o sin un calentamiento adecuado.

Algunos factores que contribuyen a las causas de la bursitis del calcáneo incluyen:

  • Emprender actividades deportivas extenuantes, sin un adecuado acondicionamiento físico o un rendimiento excesivo puede causar bursitis del calcáneo.
  • El calzado inadecuado cuando se juega, salta o el entrenamiento deportivo ineficaz puede aumentar el riesgo de bursitis del calcáneo. El uso de zapatos ajustados, zapatos de tacón alto puede ejercer más presión sobre la parte posterior de los talones.
  • Aquellos que tienen pies planos, deformidades en los pies, lesiones previas, lesiones curadas incorrectamente, rehabilitación deficiente o estabilidad del núcleo deficiente pueden tener un mayor riesgo de la bursitis del calcáneo.
  • Las personas con rigidez articular, debilidad muscular o tensión muscular, especialmente los músculos de la pantorrilla pueden lesionarse fácilmente o desarrollar bursitis calcánea.
  • El sobrepeso o un aumento repentino del peso corporal pueden contribuir al dolor en la bursitis del calcáneo .

La bursitis calcánea es el resultado de una lesión por uso excesivo de los tejidos blandos y la bolsa del talón. Esto ocurre comúnmente en personas expuestas a movimientos traumáticos repetidos, usando zapatos ajustados; más comúnmente jugadores. Sin embargo, esta condición también se puede ver en personas con afecciones como artritis reumatoide, artritis seronegativa, gota y otras formas de problemas musculoesqueléticos. En algunos casos, puede ser consecuencia de una lesión en las estructuras cercanas y también puede estar relacionado con el tendón de Aquiles, que une los músculos de la pantorrilla al talón.

Algunas otras condiciones que pueden aumentar el riesgo de bursitis del calcáneo incluyen osteoporosis, debilitamiento de los huesos con el envejecimiento. Esto aumenta las posibilidades de problemas de articulaciones y tejidos blandos, incluida la bursitis del calcáneo. Algunas ocupaciones que implican el uso de un pedal, causan movimientos repetitivos del tobillo y aumentan las posibilidades de bursitis del calcáneo.

En algunos casos extraños, la bursitis del calcáneo puede ser causada por una infección en la bolsa, llamada bursitis séptica del calcáneo. En este microorganismo son responsables de la inflamación de la bursa, lo que resulta en hinchazón y dolor de la bursa del calcáneo.

Signos y síntomas de la bursitis calcánea

Los síntomas de la bursitis del calcáneo pueden variar de persona a persona y también dependen de la causa de la bursitis del calcáneo en cada caso. Sin embargo, hay algunos síntomas que comúnmente experimentan la mayoría de las personas que experimentan bursitis del calcáneo.

Los síntomas de la bursitis del calcáneo en la mayoría de los casos incluyen

Dolor en el talón: el síntoma más común de bursitis calcánea

El dolor en el talón está presente en casi todos los casos de bursitis del calcáneo. Dolor en el talón en la parte posterior o posterior, a menudo es más al caminar, correr, saltar u otras actividades que implican colocar peso en el talón. A veces, el talón puede ser doloroso, incluso con el menor toque o presión. El dolor en el talón se puede sentir más cuando se está de pie en los dedos de los pies, o durante los movimientos repetitivos del tobillo

Talón inflamado: signo importante y síntoma de bursitis calcánea

La bursitis calcánea se presenta con el talón inflamado, cuyos síntomas incluyen enrojecimiento en la piel del talón. La sensación de calor sobre el área dolorosa del talón también es un síntoma común de la bursitis del calcáneo.

Hinchazón sobre el talón – Otro signo de bursitis calcánea

El talón inflamado puede presentarse con hinchazón notable en algunas personas que experimentan bursitis de calcáneo. Puede aparecer como un bulto en el área posterior del talón, que es doloroso.
La mayoría de los casos de bursitis del calcáneo también se presentan con síntomas, que sugieren dolor en el talón al usar calzado, no pueden usar ciertos tipos de calzado y el contacto con el talón inflamado es insoportable. Aquellos que usan zapatos de tacón alto pueden desarrollar un estiramiento en los tendones de la pantorrilla y el talón y resultar en una bursitis del calcáneo. En tales casos, el dolor en el talón puede empeorar cuando usan zapatos de tacón alto o el dolor también puede ser más prominente cuando cambian a otros tipos de calzado o zapatos planos.

Los síntomas de la bursitis del calcáneo, generalmente empeoran cuando la persona primero inicia movimientos después Periodo de descanso. Por ejemplo, caminar al principio por la mañana después de levantarse de la cama o ejercer presión sobre el suelo después de un largo período. El dolor en el talón en la bursitis del calcáneo también se experimenta más al día siguiente después de un esfuerzo excesivo o actividades deportivas excesivas. La bursitis calcánea se puede ver en uno o ambos lados; bursitis calcánea unilateral o bilateral.

Si bien los síntomas de la bursitis del calcáneo pueden parecer similares a la presentación de otras afecciones del tejido blando, tendinitis, etc. en la región cercana, también es importante evaluar cada caso a fondo.

Diagnóstico de bursitis calcánea

La bursitis calcánea debe evaluarse y examinarse adecuadamente para comprender la afectación de los tejidos y los huesos. Se realiza una adecuada historia y un examen cuidadoso para comprender las causas y los síntomas de la bursitis del calcáneo. Es necesario considerar la historia de uso excesivo de tobillos, movimientos repetitivos de tobillo o talón, estrés o lesiones repetidas, etc. para evaluar la bursitis del calcáneo. El examen clínico del tobillo y el talón revelará los signos y síntomas de la bursitis del calcáneo. Se debe evaluar el dolor en el talón, la hinchazón, el enrojecimiento, el calor y la inflamación en la bursitis del calcáneo.

A continuación, se pueden solicitar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico de bursitis del calcáneo. Algunas investigaciones también pueden ser necesarias para descartar otras condiciones similares a la bursitis del calcáneo. Las investigaciones relacionadas con la bursitis calcánea pueden incluir

  • Radiografías – Para detectar cualquier deformidad ósea, lesiones en los huesos del talón, fracturas, espolones óseos o cualquier otro defecto óseo.
  • MRI – Para detectar el presente de lesiones de tejidos blandos, lesiones tendinosas asociadas, roturas o inflamación. También se puede hacer para descartar otras condiciones posibles, según los síntomas presentados.

El diagnóstico de la bursitis del calcáneo se puede realizar sobre la base de la historia y el examen, sin embargo, cualquier otro síntoma asociado puede requerir otras investigaciones. Si hay fiebre, pueden recomendarse análisis de sangre para detectar la presencia de infección. Para cualquier historia de reciente caída o lesión, también se pueden ordenar investigaciones específicas de las áreas cercanas.

Tratamiento de la bursitis calcánea

El tratamiento de la bursitis calcánea consiste principalmente en proteger el talón y evitar que sufra daños adicionales.

  • Descanso – Generalmente se recomienda el descanso a la persona o al menos se requiere evite tensión en el talón o actividades físicas extenuantes.
  • Hielo – Aplicar hielo en el talón puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón; debe hacerse según lo aconsejado por el médico.
  • Analgésicos – Para controlar la inflamación y tratar la bursitis calcánea, se pueden administrar medicamentos antiinflamatorios. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden mostrar algunos efectos secundarios; mientras que algunos pueden experimentar alteraciones gástricas con el uso de NSAIDS, estos medicamentos también pueden estar contraindicados en ciertas condiciones médicas. Por lo tanto, es mejor tomar estos medicamentos para tratar la bursitis calcánea, bajo la guía médica.
  • Medicamentos tópicos – La aplicación local de gel analgésico, la aplicación de parches y otros medicamentos aplicados localmente pueden ser preferidos por algunos para controlar el dolor y la inflamación en la bursitis del calcáneo.
  • Otros medicamentos – Dependiendo de la condición individual, el tratamiento de la bursitis del calcáneo puede incluir el uso de medicamentos específicos. Los antibióticos pueden ser necesarios en caso de bursitis séptica del calcáneo, ya que pueden ser causados ​​por microorganismos. Algunas personas con bursitis calcánea pueden ser deficientes en algunos nutrientes y pueden requerir suplementos nutricionales, como vitaminas y minerales. La vitamina D y el calcio pueden ser necesarios en algunos para ayudar en el tratamiento de la bursitis calcánea.
  • Aspiración líquida – En algunos casos de bursitis calcánea, puede considerarse la aspiración de líquido de la bolsa inflamada. En esto, se inserta una jeringa en la articulación y se aspira el exceso de líquido acumulado en la hinchazón de la bolsa. Esto ayuda a reducir el dolor, la hinchazón y alivia la presión. Este es un procedimiento diagnóstico y terapéutico. El fluido aspirado puede enviarse para análisis de laboratorio para detectar la presencia de cualquier microorganismo, sangre, células de pus u otras causas que afecten a la bursa. El análisis de fluidos también ayuda a decidir un plan de tratamiento adicional para la bursitis del calcáneo. Puede ayudar a diagnosticar y tratar la bursitis séptica.
  • Terapia con microcorrientes – Este método de tratamiento ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de la bursitis calcánea y se puede considerar, si corresponde.

Ortótica para el tratamiento de Bursitis calcánea

El uso de calzado puede modificarse para reducir el estrés en los talones. Esto puede incluir el uso de almohadillas para el talón, cojines personalizados o almohadillas para controlar la bursitis del calcáneo. El uso de plantillas ortopédicas adecuadas puede reducir la irritación del talón debido a la bolsa inflamada.

También se recomienda el uso de zapatos planos para evitar la tensión en el talón y aliviar la bolsa inflamada. Sin embargo, los cambios repentinos en el patrón de calzado pueden ser difíciles de manejar, por lo tanto, se deben realizar cambios graduales para incorporar el uso de zapatos cómodos de tacón bajo. Los zapatos que están abiertos en el extremo del talón pueden ayudar a aliviar la presión sobre el área inflamada. Se pueden considerar ciertas modificaciones a los zapatos existentes, como la alteración del talón, colocación de almohadones suaves, almohadillas, inserciones de calzado, etc.

Cualquier calzado mal ajustado o ajustado debe reemplazarse por uno adecuado y cómodo para evitar problemas posteriores. de la bursitis calcánea El uso de zapatos con suela dura o rígidos cerca de los talones puede causar daños, por lo que debe evitarse para prevenir la bursitis del calcáneo.

Fisioterapia como tratamiento para la bursitis calcánea

Se puede recomendar fisioterapia para tratar la bursitis del calcáneo. Varias modalidades de tratamiento se utilizan en esto, que pueden ayudar a aliviar el dolor, reducir la hinchazón y la inflamación y mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad de los músculos y tendones relacionados. El uso del ultrasonido, el calor y otras técnicas son populares y el terapeuta lo decide mejor dependiendo de las necesidades individuales de una persona que experimenta bursitis calcánea.

La fisioterapia también implica ejercicios que ayudan a controlar la bursitis del calcáneo y previenen más problemas. La terapia física prescribe ejercicios terapéuticos destinados a fortalecer los músculos alrededor de los tobillos y los talones. Los ejercicios de estiramiento, fortalecimiento y relajación están incluidos y se deben seguir según lo recomendado por el terapeuta. Esto no solo ayuda a reducir el dolor y la hinchazón, sino que también ayuda a evitar lesiones adicionales en las estructuras circundantes. La bursitis calcánea puede prevenirse siguiendo un programa regular de fisioterapia y estiramiento.

El calentamiento y el estiramiento adecuados antes y después de las actividades deportivas pueden ayudar a prevenir la bursitis calcánea en deportistas y bailarines. La terapia física también entrena a los deportistas para que se den cuenta de su potencial y eviten el uso excesivo de tobillos o talones. Es importante mantener el equilibrio entre la actividad y el descanso para evitar lesiones y tejidos inflamados que causan bursitis del calcáneo.

Inyecciones para tratar la bursitis calcánea

Cuando todos los métodos de tratamiento anteriores no pueden tratar la bursitis del calcáneo en algunos casos, el médico puede considerar inyecciones de esteroides. El caso ideal para el uso de inyecciones de corticosteroides como tratamiento para la bursitis calcánea es mejor que lo decida el médico y no todos los casos pueden necesitar esta opción.

En este procedimiento, se inyecta una pequeña cantidad de corticosteroide en la bolsa, tomando todos los asépticos precauciones Esto ayuda a aliviar la inflamación, la hinchazón y ayuda a reducir el dolor y la irritación. Como medida de precaución, se recomienda reposo después de administrar la inyección. Con el fin de evitar cualquier daño a los tendones y tejidos blandos cercanos, es aconsejable evitar los estiramientos o las actividades extenuantes que pueden tensar el área del talón y el tobillo. Por lo tanto, se deben evitar las actividades de salto, juego o carrera. Descansar el pie afectado durante algún tiempo es ideal para permitir que la inyección surta efecto para tratar la bursitis del calcáneo.

Cirugía para tratar la bursitis calcánea

Cuando todas las opciones de tratamiento para la bursitis calcánea fallan, cuando la bursitis calcánea de una persona continúa por mucho tiempo o cuando la afección empeora, es posible que se deba considerar el tratamiento quirúrgico para la bursitis del calcáneo. La opción de tratamiento quirúrgico para la bursitis del calcáneo implica la extirpación de la bolsa inflamada, en un procedimiento quirúrgico llamado bursectomía. En esta cirugía, se elimina la bolsa inflamada o infectada, que es el saco lleno de líquido. Esto se hace usando un artroscopio, que se inserta en la articulación y se saca la bolsa inflamada.

Se pueden requerir otros procedimientos quirúrgicos dependiendo de la causa de la bursitis del calcáneo y los síntomas asociados. Por ejemplo, cualquier deformidad del pie (si las correcciones quirúrgicas están disponibles para la condición particular), los espolones óseos, si es necesario extirpar quirúrgicamente, y la corrección quirúrgica de cualquier otro cambio en el hueso o tejido blando que cause bursitis calcánea, se puede considerar tratar la bursitis del calcáneo.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment