¿Qué es la dermatomiositis juvenil y cómo se trata? | Causas, síntomas, pronóstico de la dermatomiositis juvenil

¿Qué es la dermatomiositis juvenil?

La dermatomiositis juvenil (DMJ) es una enfermedad autoinmune en los niños, que causa erupción cutánea, daño tisular e inflamación muscular (miositis), lo que produce un debilitamiento de los músculos. La dermatomiositis juvenil difiere de la dermatomiositis en adultos y no se asocia con un mayor riesgo de cáncer. Sin embargo, la dermatomiositis juvenil (JDM) a menudo implica una afectación grave de los vasos sanguíneos, y también se produce calcinosis en esta enfermedad, especialmente en su fase de recuperación. La dermatomiositis juvenil (DMJ) ocurre en todo el mundo, pero con mayor frecuencia en América del Norte, especialmente en la población afroamericana. La dermatomiositis juvenil afecta principalmente a niños menores de 16 años. Aunque la dermatomiositis juvenil (DMJ) se desarrolla antes de los 16 años, puede persistir hasta la edad adulta en algunas personas. La edad promedio de aparición de la dermatomiositis juvenil o DMJ es de 7 años y rara vez ocurre en niños menores de 2 años. JDM afecta a las niñas dos veces más que a los niños.

¿Qué causa la dermatomiositis juvenil?

Las causas de la dermatomiositis juvenil (DMJ) aún se desconocen. Sin embargo, los investigadores sospechan que la miositis se desencadena por la combinación de dos factores, infección y genética. De acuerdo con esta teoría, el cuerpo responde de manera anormal a una infección de virus. El sistema inmune ataca y elimina el virus, pero no detiene este proceso y comienza a atacar los propios tejidos del cuerpo. Aunque no es una herencia genética simple como otras enfermedades musculares, la dermatomiositis juvenil, sin embargo, es una enfermedad parcialmente hereditaria. La dermatomiositis juvenil (JDM) no es una enfermedad contagiosa.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatomiositis juvenil (JDM)?

Los síntomas de la dermatomiositis juvenil pueden variar de leves a graves. Sin embargo, estos rara vez son potencialmente mortales. En su inicio, la dermatomiositis juvenil (DMJ) se caracteriza principalmente por síntomas como fiebre de 101-104º, erupción cutánea, debilidad muscular, articulaciones rígidas e hinchadas, contracturas, úlceras, depósitos de calcio en el cuerpo, enrojecimiento y sequedad de la piel, deficiente apetito, pérdida de peso y problemas gastrointestinales. Los niños con dermatomiositis juvenil se fatigan fácilmente, carecen de energía, realizan menos actividades o se niegan a realizar ciertas tareas. Hay ciertos momentos en que los niños con dermatomiositis juvenil (JDM) no tienen ningún síntoma. Esto se conoce como la remisión.

¿Cómo se diagnostica la dermatomiositis juvenil (JDM)?

No hay análisis de sangre específicos para detectar la dermatomiositis juvenil (JDM). Para diagnosticar la dermatomiositis juvenil, el médico primero pregunta a los padres sobre los síntomas del niño y luego examina al niño físicamente para detectar erupciones que afectan la cara, los párpados, los nudillos, los codos y las rodillas. El médico también realizaría un examen de fuerza muscular y una biopsia muscular, si fuera necesario. Pueden solicitar una resonancia magnética para detectar los músculos inflamados, y también análisis de sangre y orina para detectar cualquier aumento en el nivel de una o más enzimas relacionadas con los músculos, como aldolasa, CPK y SGOT.

¿Cómo se trata la dermatomiositis juvenil?

No hay cura para la dermatomiositis juvenil. Sin embargo, existen tratamientos efectivos que pueden reducir o eliminar los síntomas y ayudar a los pacientes con dermatomiositis juvenil (JDM) a llevar una vida activa y saludable. Todos los programas de tratamiento para la dermatomiositis juvenil (JDM) tienen como objetivo controlar el daño muscular y la inflamación, aliviar el dolor, mejorar y mantener la fuerza y ​​la función muscular, y controlar o prevenir otros síntomas. Estos tratamientos ayudan al niño y a su familia a manejar la dermatomiositis juvenil de manera más eficiente y efectiva.

Para lograr estos objetivos, los médicos trabajan con las familias de pacientes con dermatomiositis juvenil para encontrar el plan de tratamiento que mejor se adapte al paciente. El tratamiento para la dermatomiositis juvenil generalmente involucra fisioterapia, medicación y educación. A medida que cambian los síntomas del niño, los planes de tratamiento también se modifican en consecuencia. Algunos tratamientos farmacológicos comunes para la dermatomiositis juvenil incluyen prednisona, metotrexato, hidroxicloroquina, ciclosporina, micofenolato mofetilo e inmunoglobulina intravenosa.

¿Cuál es el pronóstico para la dermatomiositis juvenil (JDM)?

La dermatomiositis juvenil es un problema de salud tratable. La mayoría de los niños ingresan a la remisión en 2 años y pueden eliminar sus medicamentos. Sin embargo, en ciertos casos la dermatomiositis juvenil permanece activa por más de 2 años, y algunos pacientes tienen síntomas más severos que otros. Algunos niños con dermatomiositis juvenil (JDM) experimentan episodios repetidos de la enfermedad o pueden tener el tipo de enfermedad que no responde fácilmente a los medicamentos. No es posible predecir cómo responderá un niño a los medicamentos y tratamientos. Por lo tanto, es aún más importante que los pacientes con dermatomiositis juvenil tomen regularmente todos los medicamentos recetados por su médico y realicen fisioterapia. Independientemente de los desafíos que enfrentan los niños con dermatomiositis juvenil (JDM) y sus familias, la mayoría de estos niños crecen para llevar una vida productiva y activa.

Lea también:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment