¿Qué es la hipofunción suprarrenal y cómo se trata?

¿Qué es la hipofunción suprarrenal?

La hipofunción suprarrenal es una condición en la que las glándulas suprarrenales no pueden funcionar bien o funcionan menos de lo que normalmente deberían. Las causas de la hipofunción suprarrenal son muchas e incluyen una variedad de factores, incluida la enfermedad autoinmune. Los síntomas de la hipofunción suprarrenal deben entenderse bien para poder diagnosticar y controlar la afección. El tratamiento de la hipofunción suprarrenal se basa principalmente en sus causas y síntomas.

Sin embargo, existen tratamientos efectivos para esta condición y pueden tratarlo bien una vez que se confirma el diagnóstico de hipofunción suprarrenal o insuficiencia suprarrenal.

Síntomas de la hipofunción suprarrenal

Las glándulas suprarrenales son las glándulas esenciales responsables de secretar las hormonas esenciales requeridas para el correcto funcionamiento corporal. Las personas con deficiencia suprarrenal o hipofunción suprarrenal no pueden secretar las dos hormonas vitales necesarias, conocidas como aldosterona y cortisol. Las glándulas suprarrenales que son poco activas o en la etapa de hipofunción no pueden producir y liberar suficiente cantidad de estas dos hormonas vitales. Los síntomas de la hipofunción suprarrenal giran en torno a la deficiencia de estas hormonas.

Las hormonas, cortisol y aldosterona son muy esenciales para el correcto funcionamiento corporal. El papel de estas dos hormonas es

  • Para mantener el sistema inmune
  • Para regular la presión arterial y el nivel de glucosa en sangre
  • Para mantener el equilibrio de sal y electrolitos en el cuerpo
  • Para garantizar el tono muscular y la salud de los huesos del corazón
  • Para aumentar la respuesta del cuerpo al estrés.

Como ambas hormonas ayudan a mantener los vasos sanguíneos y el corazón en el sistema cardiovascular, la deficiencia de estas hormonas puede provocar problemas cardiovasculares. Estos son los síntomas más comunes de la hipofunción suprarrenal. Las hormonas también regulan la respuesta inflamatoria del sistema inmune, la presión arterial y también realizan una variedad de otras actividades dentro de su cuerpo. Si hay una interrupción en el funcionamiento hormonal dentro de su cuerpo, se produce una hipofunción suprarrenal que produce algunos síntomas comunes.

Algunos de los síntomas comunes de la hipofunción suprarrenal incluyen:

  • Nivel bajo de azúcar en la sangre
  • Bajo nivel de sangre presión
  • Deseo de alimentos salados
  • Sudoración excesiva
  • Pérdida de peso innecesaria
  • Fatiga que empeora con los días
  • Pérdida del apetito
  • Debilidad muscular
  • Irregular o sin menstruación en mujeres
  • Dolores de cabeza .

Algunos síntomas de la hipofunción suprarrenal pueden ser graves y pueden requerir atención médica inmediata.

Tipos de hipofunción suprarrenal

La hipofunción suprarrenal puede ser de dos tipos y es causada por una variedad de factores. Cada persona es victimizada de una manera diferente y por lo tanto, los tratamientos también son diferentes para diferentes condiciones.

Hay dos tipos diferentes de hipofunción suprarrenal que se encuentran en individuos, a saber:

  • Hipofunción suprarrenal primaria – Esto también referida como enfermedad de Addison y es una condición muy rara en humanos. En esto, las glándulas suprarrenales se vuelven débiles y poco activas, lo que resulta en una producción insuficiente de cortisol, la hormona del estrés. También reduce la producción de otras hormonas esenciales como andrógenos y aldosterona.
  • Hypofunction suprarrenal secundaria – Esta es la hipofunción suprarrenal más comúnmente encontrada. En esto, la glándula pituitaria, que es una pequeña glándula cercana al cerebro humano, deja de responder y envía señales a las glándulas suprarrenales y, por lo tanto, la producción de cortisol se reduce.

Causas de hipofunción suprarrenal

Hay muchos factores que causan la hipofunción suprarrenal en humanos. El problema con la glándula pituitaria es una causa común de hipofunción suprarrenal secundaria. Una hormona producida por la glándula pituitaria llamada corticotropina, que es responsable de controlar la producción de cortisol. Esta hormona alienta a la glándula suprarrenal a producir y liberar suficiente cortisol en el cuerpo. Entonces, si la glándula pituitaria está teniendo algún problema, la producción de cortisol por la glándula suprarrenal se verá obstaculizada debido a la estimulación insuficiente.

Algunos de los otros factores que causan la hipofunción suprarrenal en las personas son:

  • Causas de la insuficiencia Hipofunción suprarrenal – Las enfermedades autoinmunes son una causa principal de la hipofunción suprarrenal primaria. Esto sucede cuando el sistema de defensa del cuerpo destruye sus propios tejidos atacándolos. En el proceso, daña las glándulas suprarrenales y, como resultado, deja de producir las hormonas requeridas. Otras causas de hipofunción suprarrenal incluyen: enfermedades genéticas, infecciones, hemorragia en las glándulas, extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales y más.
  • Causas de la hipofunción suprarrenal secundaria – Las afecciones que afectan la glándula pituitaria pueden causar una hipofunción suprarrenal secundaria. Las glándulas pituitarias son responsables de producir una hormona que transmite un mensaje a la glándula suprarrenal para producir el cortisol requerido para el funcionamiento corporal. Si la glándula pituitaria no puede hacer esto, entonces no se producirá más cortisol y esto causa una hipofunción suprarrenal secundaria.

¿Cómo se diagnostica la hipofunción suprarrenal?

El diagnóstico de la hipofunción suprarrenal se realiza con la revisión adecuada de la historia clínica y los síntomas. Uno de los análisis de sangre para diagnosticar la hipofunción suprarrenal primaria y secundaria es el nivel sérico enérgico de cortisol, hormona adrenocorticotrópica (ACTH) y niveles de hormona liberadora de corticotropina (CRH) en la sangre. El nivel de ACTH y CRH es normal o está aumentado en la hipofunción suprarrenal primaria. De manera similar, el nivel de ACTH y CRH disminuye en la hipofunción secundaria de la glándula suprarrenal. En algunos casos de hipofunción suprarrenal secundaria, el nivel de CRH puede ser normal con un nivel bajo de ACTH. La prueba de sangre más específica para el diagnóstico de enfermedad primaria y secundaria es la prueba de estimulación con ACTH y la prueba de estimulación con CRH. La disfunción primaria es causada por la falla de las glándulas suprarrenales para secretar la hormona cortisona, por lo tanto, la inyección de ACTH y CRH no activa la secreción de cortisol. La insuficiencia de la glándula suprarrenal secundaria se asocia con la glándula suprarrenal funcional normal, pero la falta o secreción de hormona ACTH y CRH. En tales casos, la inyección externa de ACTH y CRH aumenta la secreción de cortisona por la glándula adrenalina. En algunos casos de insuficiencia de la glándula adrenalina secundaria de larga duración, la glándula adrenalina no segrega hormona cortisol después de la inyección de ACTH y CRH. Los resultados de los análisis de sangre y los resultados de las pruebas de imagen a menudo concluyen el diagnóstico de insuficiencia de adrenalina primaria y secundaria. Las pruebas de imagen realizadas son radiografías, ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos cambios ayudan a detectar cualquier cambio o problema en las glándulas suprarrenales o las glándulas pituitarias. La insuficiencia de la glándula suprarrenal secundaria se asocia con la glándula suprarrenal funcional normal, pero la falta o secreción de hormona ACTH y CRH. En tales casos, la inyección externa de ACTH y CRH aumenta la secreción de cortisona por la glándula adrenalina. En algunos casos de insuficiencia de la glándula adrenalina secundaria de larga duración, la glándula adrenalina no segrega hormona cortisol después de la inyección de ACTH y CRH. Los resultados de los análisis de sangre y los resultados de las pruebas de imagen a menudo concluyen el diagnóstico de insuficiencia de adrenalina primaria y secundaria. Las pruebas de imagen realizadas son radiografías, ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos cambios ayudan a detectar cualquier cambio o problema en las glándulas suprarrenales o las glándulas pituitarias. La insuficiencia de la glándula suprarrenal secundaria se asocia con la glándula suprarrenal funcional normal, pero la falta o secreción de hormona ACTH y CRH. En tales casos, la inyección externa de ACTH y CRH aumenta la secreción de cortisona por la glándula adrenalina. En algunos casos de insuficiencia de la glándula adrenalina secundaria de larga duración, la glándula adrenalina no segrega hormona cortisol después de la inyección de ACTH y CRH. Los resultados de los análisis de sangre y los resultados de las pruebas de imagen a menudo concluyen el diagnóstico de insuficiencia de adrenalina primaria y secundaria. Las pruebas de imagen realizadas son radiografías, ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos cambios ayudan a detectar cualquier cambio o problema en las glándulas suprarrenales o las glándulas pituitarias. En algunos casos de insuficiencia de la glándula adrenalina secundaria de larga duración, la glándula adrenalina no segrega hormona cortisol después de la inyección de ACTH y CRH. Los resultados de los análisis de sangre y los resultados de las pruebas de imagen a menudo concluyen el diagnóstico de insuficiencia de adrenalina primaria y secundaria. Las pruebas de imagen realizadas son radiografías, ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos cambios ayudan a detectar cualquier cambio o problema en las glándulas suprarrenales o las glándulas pituitarias. En algunos casos de insuficiencia de la glándula adrenalina secundaria de larga duración, la glándula adrenalina no segrega hormona cortisol después de la inyección de ACTH y CRH. Los resultados de los análisis de sangre y los resultados de las pruebas de imagen a menudo concluyen el diagnóstico de insuficiencia de adrenalina primaria y secundaria. Las pruebas de imagen realizadas son radiografías, ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos cambios ayudan a detectar cualquier cambio o problema en las glándulas suprarrenales o las glándulas pituitarias.

Tratamiento de la hipofunción suprarrenal

El tratamiento de la hipofunción suprarrenal depende de la causa, que debe tratarse de inmediato. Por lo general, las personas pueden beneficiarse de las inyecciones de esteroides de reemplazo de cortisol para sobrevivir. Hay reemplazos orales que se pueden tomar para reemplazar el nivel de cortisol en el cuerpo. Su médico establece las dosis según el tipo de medicamento utilizado y su peso. Por lo tanto, es esencial seguir el consejo médico con respecto al tratamiento de la hipofunción suprarrenal.

Consulte a su médico acerca de las inyecciones de prescripción de emergencia que se pueden usar durante los síntomas graves de hipofunción suprarrenal o crisis suprarrenal. Hay muchos medicamentos inyectables disponibles que se pueden usar para reemplazar la insuficiencia de cortisol en el cuerpo, dependiendo de los síntomas de la hipofunción suprarrenal. Estas inyecciones se prescriben solo para situaciones de emergencia.

Sin embargo, los suplementos, las hierbas y la dieta especializada también pueden ayudar a reemplazar el nivel de cortisol en el cuerpo y tratar la hipofunción suprarrenal. Sin embargo, es recomendable buscar una opinión médica antes de usar cualquier dieta especializada o suplemento de hierbas. Los síntomas de la hipofunción suprarrenal se pueden manejar bien, si se tratan adecuadamente a tiempo. Sin embargo, dado que es una afección potencialmente mortal, no debe demorarse en optar por el tratamiento adecuado de la hipofunción suprarrenal.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment