¿Qué tipo de fibroides causa sangrado abundante?

El leiomioma uterino, que comúnmente se conoce como fibroide, es un crecimiento benigno que se desarrolla en el miometrio, también conocido como capa muscular del útero. Aparte del músculo liso, los leiomiomas también contienen matriz extracelular que son a saber proteoglicano, colágeno y fibronectina. Los fibromas también se denominan fibromioma, miofibroma y mioma.

¿Qué tipo de fibroides causa sangrado abundante?

Hay tres tipos de fibromas que pueden aparecer en el útero, que son intramurales, subserosos y submucosos. Los fibromas submucosos, que crecen justo debajo de la membrana uterina y dentro de la cavidad endometrial, son el tipo de fibroma menos frecuente. Sin embargo, este tipo de fibromas usualmente causa síntomas como períodos menstruales prolongados y abundantes.

El leiomioma es el tumor pélvico más común en las mujeres, originando síntomas en aproximadamente el 25% de las mujeres en edad reproductiva. Con un examen patológico cuidadoso del útero, se pueden revelar leiomiomas en más del 70% de los casos, ya que pueden estar presentes, pero no es sintomático en muchos pacientes. El útero afectado tiene un promedio de seis a siete fibromas.

Los leiomiomas se clasifican por su situación en el útero. Los leiomiomas subserosos se colocan debajo de la serosa uterina y pueden ser pedunculados (unidos al cuerpo del útero por un tallo estrecho) o sésiles (base ancha). Los leiomiomas intramurales generalmente se limitan al miometrio dentro de su espesor, pero pueden alterar la forma de la cavidad uterina o cambiar el contorno de la porción externa del útero. Los leiomiomas submucosos se encuentran debajo del endometrio o la mucosa uterina y, al igual que los leiomiomas subserosos, pueden ser sésiles o pedunculados. Aproximadamente el 95% de todos los leiomiomas tienen localizaciones subserosales o intramurales; Los leiomiomas submucosos constituyen el 5% restante.

Aunque los médicos usan este esquema de clasificación extensivamente, está limitado debido al hecho de que algunos leiomiomas son de tipo “puro”. La mayoría de los leiomiomas tienen diversas ubicaciones y, por lo tanto, se denominan híbridos (por ejemplo, principalmente leiomioma intramural con un componente submucoso). Algunos de los otros tipos de leiomiomas se denominan miomas “parásitos” a medida que se nutren en forma de sangre de estructuras corporales distintas del útero (por ejemplo, el omento) y los miomas “similares a semillas” que tienen un diámetro Menor o igual a cuatro milímetros.

¿Qué son los miomas submucosos?

El endometrio es la capa más profunda del útero. Esta capa mucosa se expande durante cada período menstrual con el objetivo de albergar el embrión que se formaría en caso de que la mujer quedara embarazada. Cuando esto no sucede, el endometrio se desprende y se descama produciendo el sangrado que conocemos como menstruación, dejando solo una capa mucosa delgada de endometrio que volverá a crecer durante el próximo ciclo menstrual.

Los fibromas submucosos son aquellos que se forman debajo de la capa de moco que se encuentra dentro del útero, llamado endometrio, que se conserva en todos los ciclos menstruales. Estos fibromas crecen en el útero y son el tipo de miomas que causan los síntomas hemorrágicos más graves en las mujeres. En algunos casos, los fibromas submucosos cuelgan de un pedículo, similar a los miomas subserosales pedunculados, pero hacia adentro, y también pueden prolapso hacia afuera a través de la abertura que conecta el útero con la vagina.

Síntomas de los fibromas submucosos: sangrado uterino

Como se explicó anteriormente, los miomas submucosos son el tipo de mioma que causa los síntomas hemorrágicos más graves en comparación con el resto de los fibromas. Entre ellos, puede haber una prolongación en los ciclos menstruales de la mujer, un aumento en la intensidad y la cantidad de sangrado, así como la aparición de estas hemorragias durante los períodos intermenstruales.

Debido a este sangrado anormal, es común que algunos pacientes sufran de anemia crónica o deficiencia de hierro debido a la pérdida de sangre.

De la misma manera, la infertilidad es un síntoma frecuente, que no es obligatorio, en las mujeres que tienen fibromas uterinos, ya sean submucosos o no. Esto se debe principalmente a las alteraciones anatómicas, de contenido y funcionales que sufre el útero debido a estos tumores benignos, que impiden que los gametos (espermatozoides y óvulos), el cigoto (óvulo fecundado por un espermatozoide) se adhieran a las paredes del útero.

El tratamiento dependerá del tamaño de los fibromas submucosos; El cirujano elegirá una determinada técnica quirúrgica para extraerlos.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment