¿Puede uno tener relaciones sexuales normales después de la cirugía de próstata?

El tratamiento de primera línea para el cáncer de próstata es una cirugía llamada prostatectomía. En este procedimiento, se extirpa toda la próstata junto con las vesículas seminales, que también producen líquido seminal, se resecan. Esto crea una duda entre los hombres sobre cómo sería su vida sexual después de la cirugía. Por lo tanto, no están muy interesados ​​en someterse a una cirugía para el cáncer de próstata y dependen más de la radiación y la quimioterapia, aunque la cirugía es la mejor opción para tratar esta condición.

En la prostatectomía, cuando se extirpa la próstata y se cortan las vesículas seminales, no se acumula líquido seminal. Esto hace que el hombre tenga un clímax seco durante el sexo, lo que disminuye la sensación de orgasmo. La razón principal por la que muchos pacientes intentan y evitan la cirugía de próstata es porque no quieren que se les vuelva impotentes.

Para entender si una persona puede tener una vida sexual normal después de la prostatectomía, es importante comprender los tres aspectos principales de una vida sexual normal.

  • Poder eyacular fluido seminal.
  • Capaz de tener una erección completa durante las relaciones sexuales durante un período de tiempo considerable
  • Tener un sentido de placer durante el orgasmo.

Ahora, ¿cómo afecta la Cirugía de la próstata a estos tres factores? Lo que decide si una persona puede disfrutar del sexo normal después de la cirugía de próstata de la forma en que solía hacerlo antes. Después de la prostatectomía, no hay líquido seminal por lo que el individuo no eyaculará.

Sin embargo, esto no significa que el placer que viene con el orgasmo disminuye. De hecho, muchas personas, incluso después de la cirugía de próstata, pueden tener y mantener una erección como antes de la cirugía.

¿Puede uno tener relaciones sexuales normales después de la cirugía de próstata?

Cuando se habla de tener una vida sexual normal después de la cirugía de próstata, es importante mirar los datos compilados en varias revistas sobre este tema. Los datos dicen que la edad juega un papel crítico a la hora de determinar la potencia de un individuo. Con la edad, los nervios y las arterias que proporcionan sangre y alimento a los órganos sexuales se vuelven estrechos, lo que lleva a un flujo sanguíneo deficiente. Esto afecta la capacidad de un individuo para tener y mantener una erección.

El segundo factor es qué nervios se cortaron durante la cirugía de próstata. Hay dos nervios que aumentan o disminuyen la potencia de un individuo. Si estos nervios se cortan durante la cirugía, el individuo será más o menos impotente; sin embargo, en la mayoría de los casos, estos nervios se salvan de tal manera que el individuo puede tener una vida sexual normal después de la cirugía de próstata, como antes de la operación.

Los datos sugieren que una persona normal sin factores predisponentes u otra enfermedad subyacente tiene una tasa de potencia de alrededor del 90% sin el uso de medicamentos después de la cirugía de próstata. Además, aproximadamente el 90% de las personas dicen que tienen un orgasmo similar a antes de la cirugía y los otros 10 sienten que es menos satisfactorio que antes de la cirugía.

Para resumir, si se le diagnostica cáncer de próstata y tiene miedo de volverse impotente después de someterse a una cirugía de próstata, que es, con mucho, la mejor cura para esta enfermedad, entonces puede estar tranquilo. Las posibilidades de que se vuelva impotente o de no tener una vida sexual normal son extremadamente bajas y, con toda probabilidad, tendrá erecciones normales y tendrá una vida sexual satisfactoria incluso después de la cirugía, como lo hizo antes de ser diagnosticado con cáncer de próstata. Para algunos pacientes, los medicamentos como Viagra pueden ser de ayuda, pero normalmente esto no es necesario.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment