Síndrome de Asherman: Etapas, causas, síntomas, tratamiento, ¿Puede el síndrome de Asherman causar un aborto espontáneo?

¿Has oído o sabido sobre el síndrome de Asherman? Si no es así, lea a continuación para conocer la condición, sus etapas, causas, síntomas y tratamientos. También hablaremos si el síndrome de Asherman puede causar un aborto espontáneo.

El síndrome de Asherman es un trastorno ginecológico raro en el que se forma tejido cicatricial dentro del útero. Causa dolor, sangrado menstrual anormal y, en algunos casos, amenorrea, que disminuye las posibilidades de que la mujer afectada quede embarazada. La principal preocupación con el síndrome de Asherman es que puede causar problemas para quedar embarazada o dolor pélvico debido a la cicatrización intrauterina.

Existen principalmente cuatro etapas del síndrome, es decir, etapa 1, etapa 2, etapa 3 y etapa 4. El tratamiento de la condición se realiza mediante un procedimiento quirúrgico. Más acerca de las etapas y tratamientos se explican en las siguientes secciones.

Etapas del Síndrome de Asherman

Nivel 1:

En esta primera etapa del síndrome de Asherman, hay muy poca cicatrización en el canal cervical y / o en la cavidad uterina. A menos que el istmo que es una parte del útero se vea afectado, hay poco o ningún impacto en el funcionamiento normal del útero. No se requiere tratamiento para el Síndrome de Asherman en Etapa 1.

Sin embargo, si el istmo se ve afectado, el funcionamiento del útero también se ve afectado y el tratamiento para tales casos se hace necesario. Mujeres con síndrome de Asherman en la etapa 1 n la mayoría de los casos son capaces de concebir nuevamente.

Etapa 2:

En la etapa 2 del síndrome de Asherman, hay una obstrucción de la parte interna del O, que es una estructura diminuta dentro del cuello uterino que se abre hacia el útero. El Os suele bloquearse con bastante facilidad. En algunas mujeres, esta obstrucción puede ser solo una fracción de un milímetro, pero en algunos casos puede llegar a varios centímetros.

Si la cicatrización involucra el istmo, no hay dolor, pero tampoco habrá producción de sangre para la menstruación. En algunos casos, se pueden observar calambres leves en algunas hembras, aunque estos casos son escasos y no presentan sangrado; Sin embargo, esto no es bastante común.

Las mujeres con síndrome de Asherman en etapa 2 tienen 60% de posibilidades de quedar embarazadas nuevamente después del tratamiento adecuado.

Etapa 3:

En esta etapa del síndrome de Asherman, el tejido cicatricial bloquea aproximadamente la mitad del útero. Los orificios de las trompas también pueden verse afectados por el tejido cicatricial.

Cabe señalar aquí que cuanto mayor es la formación de tejido cicatricial, mayor es el desafío que plantea para un tratamiento exitoso. Con la etapa 3 del síndrome de Asherman, las mujeres tienen aproximadamente un 20% de posibilidades de concebir y dar a luz con éxito.

Etapa 4:

En la 4ª etapa del síndrome de Asherman, más de 3/4 del útero se bloquea y su tamaño se vuelve extremadamente pequeño. El tratamiento en esta etapa requiere visitas frecuentes al médico con un porcentaje muy bajo de mujeres tratadas con éxito. Sin embargo, con la introducción de la tecnología de células madre, la tasa de éxito ha mejorado un poco.

Causas del síndrome de Asherman:

Más del 90% de los casos en el síndrome de Asherman se deben a infecciones o cualquier complicación que surja durante o después de un procedimiento quirúrgico que involucra a una mujer embarazada o una mujer que ha dado a luz recientemente. En los casos de abortos involuntarios o abortos entre 12 y 20 semanas, la probabilidad de desarrollar el síndrome de Asherman es relativamente alta.

También se debe tener en cuenta que algunas hembras pueden estar genéticamente predispuestas a la formación de tejido cicatricial en el útero. La edad también juega un papel en las mujeres que desarrollan el síndrome de Asherman.

La formación de tejido cicatricial se observa normalmente en la cara interna del útero. Esta es una parte del útero que no se regenera después de un período menstrual, como ocurre con el canal cervical y el orificio tubárico. La formación de tejido cicatricial también se observa en el endometrio, especialmente durante el embarazo, cuando el endometrio es más vulnerable debido a su incapacidad para responder adecuadamente a las lesiones.

Una mujer que no está embarazada también puede estar en riesgo de desarrollar el síndrome de Asherman como resultado de los fibromas uterinos que deben ser extirpados quirúrgicamente. Los fibromas uterinos causan que el útero se agrande y estire los vasos sanguíneos que pueden conducir a obstrucciones. Esto provoca una falta de suministro de sangre oxigenada y otros nutrientes vitales a los tejidos, lo que hace que se vuelvan necróticos, lo que da lugar a la formación de tejido cicatricial.

También hay información hipotética que señala que el tratamiento con radiación para tratar ciertos cánceres dentro de la región abdominopélvica puede causar la formación de tejido cicatricial, ya que el flujo de sangre al útero se reduce, lo que hace que el útero produzca menos estrógeno. Un nivel bajo de estrógeno promueve la formación de tejido cicatricial dentro del útero.

Presentación de características del síndrome de Asherman:

Flujo menstrual reducido o ausente

El síntoma más importante del síndrome de Asherman es que hay flujo menstrual reducido o, en algunos casos, amenorrea, más notable después de un embarazo reciente con un parto exitoso, un aborto espontáneo reciente, un aborto o antecedentes de una infección conocida en la región abdominopélvica.

Dolor pélvico y hematometra:

Un síntoma más común del síndrome de Asher es el dolor pélvico . El dolor se produce debido a la intensa presión que se aplica en las áreas donde el líquido menstrual ha sido atrapado por las paredes del útero. En los casos de un bloqueo completo en el cuello uterino debido al tejido cicatricial, la acumulación gradual de líquido detrás de la obstrucción queda atrapada y la presión resultante produce un dolor que a veces puede ser tan intenso que el paciente puede tener que ir a la sala de emergencias. Para evaluar. Esta es la condición conocida como Hematometra y es como un gran moretón dentro del útero.

Una ecografía pélvica normalmente confirma la obstrucción y el tratamiento requiere un procedimiento quirúrgico para extirpar la obstrucción.

¿Puede el síndrome de Asherman afectar la fertilidad?

Se presume que el síndrome de Asherman en sus etapas posteriores puede afectar la fertilidad. También hay posibilidades de abortos involuntarios y muerte fetal.

Diagnóstico del síndrome de Asherman:

El diagnóstico se puede hacer de dos maneras diferentes. Uno es mediante una prueba indirecta que utiliza una ecografía o una radiografía , donde se puede evaluar el interior del útero. En estas pruebas, se coloca un tubo delgado a través del cuello uterino en el útero y se empuja un líquido en la cavidad uterina. El líquido o el colorante fluye alrededor de la cavidad, y en presencia de tejido cicatricial provoca una forma o sombra anormal que se ve en la radiografía o el ultrasonido.

La segunda prueba diagnóstica se conoce como histeroscopia. En este caso, se coloca un telescopio delgado en la cavidad uterina a través del cuello uterino. Cabe señalar que esto no requiere ninguna incisión. El telescopio es capaz de localizar cualquier adherencia, que puede estar presente y luego se pueden tratar.

Tratamientos del Síndrome de Asherman:

El mejor tratamiento para el síndrome de Asherman es la cirugía que se usa para extirpar tejido cicatricial de la cavidad uterina y restablecer su funcionamiento normal. Usted será admitido en el hospital y se le realizará una cirugía bajo anestesia general, si se le diagnostica el síndrome de Asherman.

Su cirugía generalmente se programará entre el día 3 y el día 12 de su ciclo menstrual. Le recetarán antibióticos para reducir el riesgo de infección. Debe comenzar a tomar estos antibióticos, 2 días antes de su cirugía y debe continuar durante 5 días después.

Sobre el procedimiento quirúrgico:

Se le colocará bajo anestesia general o local al principio. Una vez que esté sedado de manera segura, se inserta un telescopio delgado conocido como histeroscopio en el útero a través del cuello uterino (no se hacen cortes) y se observa la presencia y el grado de cicatrización. A veces no es posible ver el interior del útero de inmediato y, por lo tanto, se utilizan ecografías o radiografías para el mismo.

Si hay presencia de tejido cicatricial en el cuello uterino, puede ser necesario descomponerlo antes de que se pueda avanzar la punta del histeroscopio. Para ayudar en este proceso, se utiliza una aguja hueca fina para encontrar el pasaje habitual donde no hay tejido cicatricial. Su cirujano abrirá lentamente el revestimiento endometrial para reconstruir una cavidad tan normal como sea posible.

Las micro-tijeras se usan a través del histeroscopio para comenzar a remover el tejido cicatricial. Normalmente, al paciente se le administra medicación con estrógeno durante las siguientes 2 a 3 semanas para acelerar la reparación del endometrio y promover el crecimiento de nuevos vasos pequeños, lo que en general reduce la probabilidad de formación de tejido cicatricial. Luego, el gel de ácido hialurónico se coloca en el útero ya que acelera el proceso de curación y también actúa como una barrera entre la pared frontal y la pared posterior del útero.

En caso de cicatrización intensa que se observa normalmente en los estadios 2, 3 y 4 de esta enfermedad, el paciente requerirá al menos dos cirugías para completar el tratamiento. El paciente también deberá tomar suplementos de estrógeno entre las operaciones, que normalmente se realizan en un lapso de 2 a 3 meses.

Una vez que el paciente ha terminado con el curso de los suplementos de estrógeno, los períodos menstruales comienzan dentro de un mes después de suspender el medicamento. Una vez que comienzan los períodos, los cirujanos realizarán otra ecografía para controlar el funcionamiento del útero. Se repite la cirugía si el ultrasonido muestra cicatrices o si los períodos menstruales no comienzan, incluso después de 30-40 días después del procedimiento inicial.

¿Puede el síndrome de Asherman causar un aborto espontáneo?

Algunas mujeres con síndrome de Asherman no son capaces de concebir e incluso si lo hacen, casi siempre terminan teniendo un aborto espontáneo. Aunque es posible que quede embarazada si padece el síndrome de Asherman, las adherencias en el útero pueden suponer un riesgo para los feuts en desarrollo. También es cierto que sus posibilidades de aborto involuntario y muerte fetal serán mayores que en las mujeres sin el síndrome de Asherman.

Aparte de esto, la afección también aumenta el riesgo de placenta previa, placenta increta y sangrado excesivo durante el embarazo.

Su médico diagnosticará la afección y le informará sobre el mejor tratamiento posible. El procedimiento quirúrgico realizado para tratar el síndrome de Asherman, por lo general aumentará sus posibilidades de concebir y tener un embarazo exitoso sin aborto involuntario o muerte fetal. Sin embargo, los médicos recomiendan esperar un año completo después del tratamiento quirúrgico antes de comenzar a concebir.

Conclusión:

El síndrome de Asherman suele ser tratable. Por lo tanto, si cree que puede tener la afección o si se le diagnostica la afección, siga los consejos de su proveedor de atención médica y tome los mejores tratamientos posibles para deshacerse de ella. También sepa de ellos qué precauciones debe tomar para concebir una vez más. Si es que no puedes concebir, todavía quieres tener hijos, puedes probar opciones como la subrogación y la adopción.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment