Tratamiento alternativo para el síndrome de dolor miofascial

El síndrome de dolor miofascial se caracteriza por dolor debido a la activación de los puntos gatillo. Aunque los puntos de activación están localizados, el efecto de esto se experimenta en todo el cuerpo. Se encuentran disponibles varias opciones de tratamiento, entre ellas, la invasiva, como la aguja seca y la no invasiva, como el masaje y el baño caliente.

Tratamiento alternativo para el síndrome de dolor miofascial

Las siguientes son algunas de las formas alternativas de apoyo para controlar el síndrome de dolor miofascial:

Método de grabación Kinesio. El método de grabación Kinesio se utiliza para limitar la movilidad del sistema musculoesquelético a fin de reducir la hinchazón y la inflamación y también para reducir el riesgo de lesión secundaria. Los métodos de grabación de Kinesio aumentan la circulación sanguínea al ensanchar el espacio subcutáneo y también tienen un efecto en los puntos gatillo miofasciales. (1)

Mejorar la mala postura. El dolor y el dolor debido al dolor miofascial pueden surgir debido a una mala postura. Como los músculos grandes están involucrados en el dolor debido a una mala postura, el tiempo de recuperación es largo. Por lo tanto, el paciente debe aprender a tener una buena postura y consultarlo con su médico y fisioterapeuta.

Evite sobrecargar los músculos. Cuando los músculos están sobrecargados, los puntos de activación se activan y se producen síntomas miofasciales. Por lo tanto, el paciente, especialmente con la historia previa de dolor miofascial, debe proporcionar descanso a los músculos.

Evitar movimientos repetitivos de los músculos. El movimiento repetitivo de los músculos es el principal factor causal del síndrome de dolor miofascial. Si su trabajo requiere realizar movimientos musculares repetitivos, su profesional de la salud le puede recomendar que haga pausas regulares entre ellos.

Administrar los gatillos. Varios disparados aumentan el riesgo de dolor miofascial. Estos desencadenantes incluyen rigidez muscular, lesión muscular, movimientos repetitivos y estrés emocional. El paciente debe evitar estos desencadenantes para evitar el dolor y el dolor.

Mantenga una postura adecuada para dormir. El paciente con síndrome de dolor miofascial tiene mal sueño debido al dolor y el estrés. El paciente debe manejar su estrés y debe mantenerse una postura adecuada para dormir para reducir el dolor en un área en particular.

Utilice dispositivos para mantener la alineación del cuerpo. Varios dispositivos están disponibles para minimizar la acción de los puntos de activación. Uno de los dispositivos es la guardia nocturna que previene los síntomas del trastorno temporomandibular.

Terapia de masajes . El masaje ayuda a mejorar la circulación sanguínea y presuriza los puntos de activación que conducen a la reducción del dolor. Se utilizan varias técnicas de masaje para tratar el dolor miofascial. En el masaje de fracción profunda, la presión se aplica a través del eje largo de las fibras musculares. A pesar de la terapia de masaje, el terapeuta intenta aumentar la propiocepción local que conduce a una reducción en el estado de disfunción.

Baño caliente . El baño caliente o la ducha caliente es uno de los métodos efectivos y no invasivos para tratar el dolor miofascial. El baño caliente mejora la circulación y el calor también reduce la tensión muscular.

El ultrasonido . Es útil en pacientes que no quieren ir a la terapia con agujas, ya que la eficacia de la terapia con ultrasonido está a la par con la terapia con agujas. El ultrasonido ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y reduce la hinchazón y la inflamación. (1)

Compresa de hierbas caliente. La compresión a base de hierbas calientes que contiene varias hierbas es más eficaz que el diclofenaco tópico. La compresa herbal caliente consiste en A. concinna, C. hystrix, C. citratus, T. indica, Z. cassumunar, B. balsamifera, C. longa y alcanfor. La terapia de calor aumenta la circulación sanguínea, mientras que los componentes químicos de las hierbas alivian el dolor y la inflamación. (2)

Suplementacion La suplementación con varias sustancias también ayuda a disminuir los síntomas del síndrome de dolor miofascial. Capsicum es un analgésico natural y también posee propiedades antiinflamatorias. Agregar una cantidad suficiente de pimiento en los alimentos ayuda a aliviar el dolor. Otros suplementos que deben considerarse en el dolor miofascial incluyen L-triptófano, glucosamina, resveratrol y jengibre.

Conclusión

El dolor miofascial puede ser manejado a través de un tratamiento alternativo. Estos tratamientos no son invasivos y proporcionan un alivio significativo del dolor y la hinchazón. El tratamiento incluye suplementos con glucosamina o resveratrol, terapia de masaje, compresa de hierbas calientes, ultrasonido, método de grabación con Kinesio, dispositivos mecánicos, postura adecuada para dormir, control del estrés y la ansiedad y cuidado de los músculos.

Referencias:  

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment