¿Ayuda la fisioterapia a la distrofia muscular?

La distrofia muscular (DM) no es una enfermedad única, sino un grupo de casi más de 30 enfermedades genéticas hereditarias diferentes, que comúnmente se caracterizan por una debilidad progresiva y degenerativa de los músculos esqueléticos, los músculos responsables de los movimientos en nuestro cuerpo. Se clasifica ampliamente en nueve tipos principales. Los tipos se basan en varios factores, como la edad al inicio de la enfermedad, el alcance de su impacto y el tipo de herencia. La distrofia muscular no es curable ni reversible.

Sin embargo, con un diagnóstico y tratamiento oportunos, la intensidad de los síntomas y la progresión de la enfermedad pueden reducirse, lo que aumenta la vida útil de la persona afectada.

¿Ayuda la fisioterapia a la distrofia muscular?

La fisioterapia se puede utilizar como tratamiento de apoyo junto con otros métodos convencionales de tratamiento en la distrofia muscular. Veamos primero qué son los fisioterapeutas y cuáles son los roles que desempeñan en la ciencia médica.

Los fisioterapeutas son profesionales de la salud que brindan a las personas servicios de este tipo que ayudan a desarrollar, mantener y restaurar el movimiento y la capacidad funcional de una persona al máximo potencial.

Los fisioterapeutas pueden ser útiles para personas de todas las edades, cuando las capacidades funcionales y de movimiento de una persona se ven afectadas por diversas razones, como el envejecimiento, los trastornos, las enfermedades, las lesiones y, en ocasiones, los factores ambientales. Ayudan a las personas a maximizar su calidad de vida y contribuyen significativamente al bienestar psicológico, emocional y social de una persona junto con la salud física. Realizan servicios relacionados con la promoción, tratamiento, prevención y rehabilitación.

Los fisioterapeutas tienen nombres diferentes en muchos países diferentes. En algunos se les llama fisioterapeutas y en otros kinesiólogos. Básicamente, todos ellos son parte de la misma profesión.

Al observar estos factores, podemos ver cómo los fisioterapeutas son importantes proveedores de atención médica en el mundo médico. Su contribución en el tratamiento de la distrofia muscular no puede pasarse por alto. Veamos ahora cómo la terapia física puede ayudar a la distrofia muscular.

  • Los fisioterapeutas ayudan a las personas con distrofia muscular al controlar las complicaciones que surgen debido al trastorno, como debilidad muscular y contracturas, y al mantenimiento de la función corporal.
  • Cada persona que sufre de distrofia muscular tiene necesidades especiales y únicas que se basan en la edad de la persona, el tipo de enfermedad y la gravedad y la tasa de progreso de los síntomas.
  • Un fisioterapeuta evaluará a la persona con distrofia muscular para estas necesidades y también evaluará la edad, el historial médico y cualquier otro factor a considerar.
  • El tratamiento también debe adaptarse individualmente, de acuerdo con las necesidades de la persona afectada.
  • Los fisioterapeutas elaboran un plan de atención médica individual junto con otros especialistas, que atienden las necesidades especializadas de cada individuo.
  • La fisioterapia debe iniciarse tan pronto como sea posible después del diagnóstico de distrofia muscular.
  • Es mejor comenzar la terapia física antes del inicio de la rigidez articular o muscular
  • Los fisioterapeutas pueden identificar los músculos débiles y pueden trabajar para fortalecer esos músculos y hacerlos y mantenerlos lo más flexibles posible.
  • La terapia ayuda significativamente en la prevención de contracturas y deformidades.
  • También fomenta la movilidad y el movimiento en todas las etapas de la vida.
  • La terapia física proporciona a la persona afectada los ejercicios adecuados según los requisitos de los músculos afectados y los ayuda a obtener una funcionalidad óptima
  • Puede ser necesario utilizar dispositivos de asistencia como sillas de ruedas y aparatos ortopédicos. Los fisioterapeutas pueden coordinar con los terapeutas ocupacionales para acomodar estos dispositivos en su plan de tratamiento y diseñar el plan de terapia de acuerdo con estas necesidades.
  • Ayuda a proporcionar una mejor perspectiva y pronóstico, especialmente en enfermedades como la distrofia muscular.

La distrofia muscular es un grupo de más de 30 enfermedades genéticamente heredadas, que comúnmente se caracterizan por una debilidad muscular progresiva y degenerativa. No tiene cura y no se puede revertir. La terapia física puede resultar inmensamente beneficiosa en el tratamiento de la distrofia muscular.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment