Brachialis Pain: Causes, Symptoms, Treatment, Exercises, Diagnosis

El dolor braquial es la inflamación del plexo braquial que puede provocar un dolor repentino en el brazo y el hombro seguido de debilidad o entumecimiento. Esta afección es referida por muchos nombres incluyendo: Parsonage Aldren Turner Syndrome, Plexitis braquial Escalador de codo, Plexopatía braquial, Neuropatía braquial y Agudo Radiculitis braquial . La causa exacta del dolor de Brachialis no se conoce porque la afección es comparativamente rara. El dolor en braquial significa básicamente que los nervios que controlan el hombro, el brazo y las manos se inflaman. Causa dolor intenso y cuando el dolor disminuye los hombros se debilitan y limitan los movimientos.

El músculo Brachialis no es conocido por muchas personas, ya que está cubierto por el bíceps braquial. Sin embargo, es un músculo importante requerido para flexionar el antebrazo en la articulación del codo. El dolor braquial es una lesión por sobreuso muscular que comienza con un dolor pequeño y progresa gradualmente a un dolor excesivo. Algunas actividades aumentan el dolor, que incluyen: tocar el violín, levantar objetos pesados, escalar, tirar regularmente, tocar el violonchelo y girar el brazo repetidamente con el codo doblado.

Si se trata adecuadamente y a tiempo, el dolor de Brachialis se puede curar dentro de las 6 semanas. Los músculos debilitados como resultado del dolor pueden corregirse en unos pocos meses. Cuanto más dure el dolor de Brachialis, más tiempo será el tiempo para curar el dolor.

Causas del dolor de Brachialis

No se conoce la causa exacta del dolor braquial. Por lo general, el dolor de Brachialis es abrupto y puede seguir después de una enfermedad reciente, trauma, cirugía e inmunización. Se ha visto que en la mayoría de los casos el dolor comienza por la noche y está confinado alrededor de la región del hombro. El dolor es agudo y palpitante y su intensidad es muy alta. El dolor braquial es constante y puede agravarse por los movimientos del hombro. Dependiendo de las condiciones, el dolor puede durar de unas pocas horas a varias semanas.

El riesgo de dolor braquial aumenta en personas involucradas en deportes de contacto o actividades que requieren el uso excesivo de brazos como gimnasia, levantamiento de pesas, fisicoculturismo, escalada en roca, bolos y lanzando deportes. El trabajo pesado también aumenta el riesgo de este dolor. El cuerpo no calentado adecuadamente antes de una actividad, restringir el codo, poca fuerza, flexibilidad y lesiones en el codo también aumenta el riesgo de dolor braquial.

Síntomas del dolor de Brachialis

El dolor braquial comienza con dolor y continúa debilitando los músculos. Algunos de los síntomas comunes asociados con el dolor de Brachialis incluyen –

  • Dolor repentino de inicio
  • Músculo de brazo debilitado
  • Dolor penetrante, agudo o que irradia
  • El dolor comienza en el hombro y parte superior del brazo
  • Se sienten los síntomas en un lado del cuerpo
  • Inflamación en el codo o sobre el codo
  • Dolor, dolor y sensibilidad en el frente del codo
  • No se puede enderezar o doblar por completo el codo
  • El dolor es intenso cuando se intenta enderezar completamente el codo
  • El dolor empeora con actividades como escalar o tirar
  • Cuando se mueve o toca el tendón o el codo, se produce un crujido.

Otros síntomas del dolor braquial incluyen dolor que solo disminuye después de tomar analgésicos y se mantiene constantemente durante horas o semanas, dependiendo de la gravedad de la afección. En algunos casos, los músculos del hombro se debilitan o incluso se paralizan cuando el dolor retrocede. Si el nervio cerca del diafragma se ve afectado, el paciente puede experimentar dificultad para respirar . La gravedad y la duración de los síntomas del dolor braquial varía según la condición física del paciente.

Diagnóstico del dolor de Brachialis

Los pacientes que presentan cualquier síntoma de dolor braquial deben consultar al médico inmediatamente, ya sea que tengan alguno de los factores de riesgo o no. El médico o proveedor de atención médica realiza estudios de electromiografía o de conducción nerviosa para determinar si una persona sufre de dolor braquial o no. Este examen ayuda a determinar la cantidad exacta de daño a los nervios . También se pueden realizar otras pruebas para evaluar el movimiento y la fuerza del hombro y para encontrar músculos dolorosos y desperdiciados.

En algunos casos, el hombro afectado sobresale, por lo que los médicos deben verificarlo. Dependiendo de la condición, los médicos pueden solicitar una resonancia magnética, tomografías computarizadas y radiografías del cuello y el hombro. Estas pruebas ayudan a descartar otras causas como el tumor o el disco deslizado por el dolor. Si los pacientes padecen alguna enfermedad subyacente, el médico también puede solicitar análisis de sangre.

Tratamiento del dolor de Brachialis

Los médicos usan una combinación de medicamentos y fisioterapia para tratar el dolor braquial. El primer paso para tratar el dolor braquial implica el uso de analgésicos que ayudan a reducir el dolor y la inflamación. Los medicamentos antiinflamatorios como la aspirina y el ibuprofeno u otros analgésicos generalmente se recetan. Los pacientes deben realizar cambios para disminuir o modificar los movimientos y actividades que pueden empeorar los síntomas.

Los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento son útiles para tratar el dolor braquial pero deben realizarse correctamente. Es importante aprender el método adecuado y se puede hacer en casa o en la oficina del terapeuta según la conveniencia. Si los síntomas del dolor braquial no mejoran, el médico puede sugerir una cirugía, aunque rara vez se requiere. En la cirugía, los nervios dañados se reparan con injertos tomados de otros nervios sanos. Ayuda a restaurar la función muscular.

La formación de hielo en la zona afectada ayuda a aliviar el dolor braquial y a reducir la inflamación. Se debe aplicar un tratamiento en frío sobre el área afectada durante 10/15 minutos cada 2/3 horas inmediatamente después de cualquier actividad que pueda agravar los síntomas del dolor braquial. Sin embargo, aquellos que sufren de artritis deben tomar la compresión en frío con cuidado y después de consultar, ya que podría aumentar su dolor general. En cambio, se puede usar una compresa caliente. Para otros, el tratamiento térmico para el dolor braquial puede realizarse antes de realizar los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento según lo prescrito por un terapeuta. Se puede hacer con una bolsa de calor o un baño de agua tibia.

Ejercicios para el dolor de Brachialis

Los ejercicios para el dolor braquial pueden ayudar a rehabilitar la lesión. También puede ayudar a restaurar la flexibilidad del tejido y el movimiento normal en las articulaciones. Cualquier entrenamiento o estiramiento no debe ser doloroso y debe implicar una liberación suave en el músculo estirado. Hay una serie de ejercicios que pueden ayudar a disminuir y curar el dolor braquial. Se aconseja consultar a un profesional para que pueda guiarlo en la realización correcta de los ejercicios. Algunos de los ejercicios que pueden ayudar incluyen:

Los rizos de barra ayudan a entrenar el músculo braquial. En este ejercicio, mantenga la espalda recta y levante lentamente la barra mientras flexiona los codos con un movimiento controlado y uniforme. El peso de la barra debe correlacionarse con la fuerza del músculo del brazo. Las pesas livianas no complementarán el músculo y cualquier cosa demasiado pesada puede dañar el músculo.

Los rizos con martillo con mancuernas ejercitan un área del músculo bíceps al doblar la mancuerna hacia el hombro. Para este ejercicio, sostenga una mancuerna en cada mano cerca del muslo con las palmas hacia el muslo y manteniendo la espalda recta. A continuación, levante lentamente las pesas y flexione ambos codos, hasta que las pesas toquen el hombro. Mantenga los codos a un lado y presione contra el cuerpo para que solo el músculo braquial levante las pesas. Continúe con los rizos del martillo con mancuernas alternando los brazos hasta que los músculos estén firmes pero no dolorosos.

  • Ejercicios de extensión del brazo para el dolor braquial

Mantenga el brazo derecho / izquierdo a un lado y enderece el codo hasta donde le resulte cómodo. Ajústelo más recto empujando hacia abajo el antebrazo hasta que sienta un suave estiramiento en la sección interna del codo. Mantenga la posición durante unos segundos y regrese lentamente al punto de inicio.

Conclusión

Siendo un problema de salud asociado con dolor de hombro el dolor de Brachialis es una afección que establece la inflamación de los nervios que controla el movimiento del hombro, la mano y el brazo. Estos nervios forman el plexo braquial, que se inicia desde la médula espinal hacia el cuello, el hombro y finalmente hacia el brazo. El problema con el dolor de hombro es que se agrava al no ser tratado adecuadamente. Sin embargo, con cuidado se curó, aunque podría tomar algo de tiempo para que vuelva la fuerza completa.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment