¿Cómo saber si se rompió la hoja del hombro?

Una fractura escapular es la ruptura de la escápula (hueso del hombro). La escápula es el hueso plano grande, formado como un triángulo y ubicado a cada lado de la parte superior de la espalda. Una fractura escapular también afecta otras partes del cuerpo, en particular la clavícula, el húmero, los pulmones y el tórax.

Las fracturas de la escápula son muy infrecuentes; representan el 1% del total de fracturas y el 5% de las que involucran la cintura escapular. Las razones estrictamente anatómicas explican la baja incidencia de estas lesiones, la cavidad torácica lo protege desde el frente y un voluminoso entorno muscular desde atrás. Por otro lado, la movilidad de la escápula sobre el tórax le permite disipar y amortiguar las fuerzas traumáticas.

Las fracturas de la escápula son causadas por traumas de alta energía, principalmente por accidentes en vías públicas.

Esto determina que más del 80% de los casos tienen lesiones asociadas de diversas consideraciones, especialmente traumas torácicos graves.

Aproximadamente el 90% de los pacientes sufren lesiones asociadas debido a la violencia traumática. La asociación más común de lesiones incluye extremidad superior ipsilateral y tórax. Asociaciones:

-Fracturas costales: 25-45% de los casos.

– Lesiones pulmonares: 15-55%.

– Fracturas de húmero : 12%.

– Lesión del plexo braquial : 5-10%

– Lesión vascular: 10-12%.

– Lesión cerebral traumática : 25%.

– Traumatismo abdominal: 8%.

Ubicación de la Fractura:

Cuerpo y columna: 50% (el más frecuente), cuello: 25%, cavidad glenoidea: 10%,

Acromion y coracoides: 7,5%.

Las fracturas de la glenoide pueden presentarse en dos formas: una cuando las fuerzas se conducen directamente y la otra indirectamente.

A menudo no se diagnostican en su presentación inicial porque apenas muestran hinchazón o deformidad si no son desplazados.

A menudo son reconocidos tarde; Permanecen ocultos en las radiografías de tórax por la superposición de estructuras torácicas. Sin embargo, generalmente se identifican en las radiografías de tórax convencionales en pacientes politraumatizados.

Se deben obtener proyecciones escapulares anteroposteriores, laterales y axilares estrictas para la evaluación sistemática del cuerpo, la espina de la escápula, la apófisis (acromion, coracoides y glenoides) y las articulaciones (escapulotorácica, glenohumeral y acromio-clavicular).

Signos y síntomas:

-Dolor, sensibilidad, hinchazón, moretones o un golpe en el área lesionada.

-Dificultad para mover el hombro y el brazo.

-Debilidad, entumecimiento y sensación de hormigueo en el hombro y el brazo.

-Una necesidad de apoyar su brazo con la otra mano para reducir el dolor.

Tratamiento

  • El tratamiento conservador es de elección en presencia de fracturas que no son muy desplazadas y estables, ya que conduce a excelentes resultados en el 90% de los casos.
  • La recuperación de las constantes vitales (temperatura corporal, presión arterial, frecuencia del pulso, frecuencia respiratoria) es esencial cuando se trata de un paciente politraumatizado.
  • La mayoría de las fracturas de escápula se pueden tratar ortopédicamente con un cabestro que sostiene el peso del golpe y se fija hasta la consolidación (3-4 semanas).
  • El tratamiento quirúrgico está raramente indicado.

Indicaciones de la cirugía

– Grandes desplazamientos de la fractura.

– “Hombro flotante”

-Fractura de la cresta glenoidea y superficie articular si hay incongruencia o subluxación de la cabeza humeral.

Usted puede sangrar o contraer una infección si se realiza una cirugía. Es posible que tenga un coágulo de sangre en el brazo. El coágulo se puede desprender y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral.

¿Cómo puedes aliviar los síntomas?

-Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede ayudar a prevenir daños en los tejidos. Use una bolsa de hielo o ponga hielo picado en una bolsa de plástico. Cubra la bolsa con una toalla y colóquela sobre su escápula durante 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones.

-Resto: Descansa cuando sientas que es necesario. Empieza a hacer un poco más día a día. Vuelva a sus actividades diarias según las indicaciones.

Conclusión

Se puede producir una fractura de escápula cuando se cae con la mano extendida hacia afuera o por encima del hombro. Un golpe directo en el hombro o en la parte superior de la espalda también puede causar una fractura escapular. Esto podría ocurrir durante una pelea, un accidente automovilístico o en cualquier deporte de contacto, como el fútbol americano o el hockey.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment