¿Cómo se diagnostica la morfea?

La morfea es una enfermedad de la piel que es muy rara en la naturaleza. Las personas que padecen esta enfermedad desarrollan parches decolorados en la piel, que son indoloros. Por lo general, estos parches se producen en el pecho, la espalda y en la región del abdomen del cuerpo. Dependiendo de la condición, los parches también pueden aparecer en los brazos, la cara o las piernas. Con el tiempo estos parches se vuelven secos y duros. La morfea afecta la capa externa de la piel, pero en condiciones severas también afecta la capa interna de la piel, que a su vez también puede afectar las articulaciones.

Por lo general, Morphea cura por sí sola a lo largo del tiempo, pero con la medicación la recuperación se vuelve más rápida.

Los médicos diagnostican la morfea investigando la piel y preguntando al paciente sobre los problemas o síntomas que están experimentando. Se extrae una pequeña porción de la piel como muestra para una investigación detallada en el laboratorio. Su examen se conoce como biopsia de piel. Esto da una condición real de la piel, como el grosor de la capa interna de la piel debido a la proteína de colágeno. El colágeno ayuda a construir tejidos conectivos como la piel. Esto hace que la piel resiliente y elástica.

Es muy importante distinguir correctamente entre la morfea y otras pieles relacionadas con los problemas. Por lo tanto, el médico habitual remite a los pacientes a un dermatólogo (especialista en piel) o un reumatólogo (especialista en articulaciones). Además, las personas que padecen morfea también son remitidas para un examen ocular porque este problema de la piel también puede causar problemas oculares. Para identificar la gravedad del problema junto con la forma en que el cuerpo responde al tratamiento prescrito, el médico realiza la resonancia magnética y las imágenes de ultrasonido.

Tratamiento para la morfea

Por lo general, la morfea se cura por sí sola sin ningún tratamiento, pero deja algunas cicatrices feas en el cuerpo. El tratamiento adecuado ayuda a limpiar los sustos y controla los síntomas del problema. Diferentes tratamientos incluyen:

Ungüentos medicinales . Los médicos recetan ungüentos a base de vitamina D como Taclonex, Calcipotriene o Dovonex para suavizar los parches. Los resultados del tratamiento se experimentan inmediatamente después de un mes de tratamiento. Algunos de los efectos secundarios comunes del problema incluyen erupciones, sensación de ardor y escozor. El médico también puede prescribir un ungüento a base de corticosteroides para deshacerse de la inflamación. Si se usa durante un período prolongado de tiempo, puede adelgazar la piel.

Terapia de luz . Los pacientes que sufren de morfea severa o generalizada deben someterse a una fototerapia, es decir, a un tratamiento con luz ultravioleta.

La medicación oral . A los pacientes que no están en forma o que no están dispuestos a someterse a un tratamiento ligero se les prescriben medicamentos orales, como pastillas de metotrexato o corticosteroides, o en ambos casos Estos medicamentos tienen efectos secundarios considerables de no tomarse bajo supervisión adecuada.

La mayoría de la gente ignora a Morphea creyendo que se curará por sí sola, pero el hecho es que si no se trata puede dejar atrás espantos feos.

Síntomas de la morfea

Los síntomas de la morfea varían con la gravedad y las etapas de la enfermedad. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

  • Parches ovalados (de color púrpura o rojizo) en la piel. Principalmente en la región del pecho, espalda y abdomen.
  • Los parches desarrollan centro blanquecino.
  • Brazos y piernas desarrollan parches lineales.
  • Con el tiempo los parches se vuelven duros y secos.
  • La zona afectada sufre pérdida de glándulas sudoríparas y pérdida de pelo.

Se sabe que la morfea afecta la capa externa de la piel, pero en algunos casos raros también afecta los tejidos internos y las articulaciones. Los parches no causan ningún daño al cuerpo y desaparecen por sí solos después de cierto tiempo.

Causas de la morfea

La causa real de la morfea no se conoce, pero algunos expertos creen que se debe a una infección. Algunas personas creen que la morfea es contagiosa, pero en realidad no lo es.

Complicaciones de la morfea

Existen diversas complicaciones asociadas a la morfea.

  • Tema de movimiento . La morfea que afecta a los brazos o piernas afecta la movilidad articular.
  • Autoestima . Como los parches decolorados de aspecto feo se desarrollan en diferentes áreas de la piel, afectan la autoestima de una persona muy gravemente.
  • Problemas en los ojos . Las personas que tienen morfea en la parte de la cabeza o el cuello pueden sufrir lesiones oculares parciales o permanentes.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment