¿Cuál es el diagnóstico de liposarcoma?

El sarcoma es un término asociado con el cáncer de tejido conectivo en nuestro cuerpo. Los tejidos conectivos son vasos sanguíneos, nervios, grasa, huesos, músculos, etc. Este tipo de cáncer es muy raro, en comparación con los carcinomas que ocurren en los tejidos de los órganos internos como los pulmones, los riñones, etc.

Los sarcomas son raros y el liposarcoma es aún más raro en la ocurrencia. También es difícil de diagnosticar, ya que los signos y síntomas se desarrollan solo en etapas bastante posteriores de la enfermedad.

¿Cuál es el diagnóstico de liposarcoma?

Para ver cómo se diagnostica un liposarcoma, primero debemos ver los signos y síntomas de la enfermedad. Los signos y síntomas no se ven generalmente, hasta que la enfermedad ha progresado a una etapa posterior. Esto se debe a que, inicialmente, el tumor no es tan grande como para causar molestias. Y el tumor en sí mismo ni siquiera podría ser doloroso. Solo después de la progresión de la enfermedad a una etapa posterior, comienzan a aparecer los síntomas. El tumor sigue creciendo y comienza a afectar los órganos cercanos a medida que crece. Los signos y síntomas, por lo tanto, dependen en gran medida del sitio del tumor y de los órganos a los que ha progresado. Generalmente se observa que el liposarcoma se está desarrollando en las extremidades o el abdomen, aunque a veces puede desarrollarse en otros lugares. Por lo tanto, si hay un liposarcoma en las extremidades, entonces es más probable que los síntomas se vean en las extremidades, como dolor debido a la compresión de un nervio subyacente, debilidad en la extremidad, hinchazón o bulto, movimientos restringidos debido a un dolor intenso. De manera similar, si está en el abdomen, entonces es más probable que los síntomas estén asociados con el abdomen, como puede haber estreñimiento o incluso movimientos sueltos, dolor en el abdomen, aumento de peso, que se parece al aumento de peso normal, pero en realidad es el tumor que es responsable del agrandamiento de la barriga; Puede haber pérdida de apetito o sensación de plenitud antes. Puede haber que se parece al aumento de peso normal, pero en realidad es el tumor el responsable del agrandamiento de la barriga; Puede haber pérdida de apetito o sensación de plenitud antes. Puede haber que se parece al aumento de peso normal, pero en realidad es el tumor el responsable del agrandamiento de la barriga; Puede haber pérdida de apetito o sensación de plenitud antes. Puede haberNáuseas y algunas veces dolor en el pecho incluso.

Si alguno de estos síntomas anteriores se desarrolla, hay un llamado para el diagnóstico de liposarcoma. El primer paso es un examen físico. El tamaño del bulto, su profundidad y si es firme o móvil, todos estos factores desempeñan un papel importante en la sospecha de un cáncer. El siguiente paso en el diagnóstico de liposarcoma es utilizar técnicas de imagen como rayos X , tomografía computarizada(tomografía computarizada) y resonancia magnética(imagen de resonancia magnética). Esto es para determinar el tamaño del tumor y también para ver cuánto ha progresado en el cuerpo. Una vez que se confirma un bulto de algún tipo, el médico puede recomendar una biopsia (un examen histopatológico) de la muestra del tejido para confirmar el cáncer. Aquí nuevamente, hay dos métodos de biopsia: una biopsia con aguja y una biopsia quirúrgica. El tipo de biopsia juega un papel crítico en la determinación de la elección del tratamiento y el pronóstico de la enfermedad.

Una vez que se confirma el liposarcoma, debe clasificarse en uno de los siguientes cuatro tipos: liposarcoma bien diferenciado, liposarcoma mixoide, liposarcoma pleomorfo y liposarcoma desdiferenciado. La categorización ayuda a decidir el curso del tratamiento y el pronóstico del tumor. Luego se determina si el tratamiento incluiría cirugía, radioterapia o quimioterapia, o una combinación de cualquiera de estos.

Muchos tumores liposarcomas suelen ser recurrentes. Reaparecen después de la cirugía. Por lo tanto, su oncólogo puede recomendar seguimientos frecuentes y de largo plazo para asegurarse de que el tumor no vuelva a aparecer.

Conclusión

Como el diagnóstico y tratamiento tempranos son importantes para una recuperación completa del liposarcoma, también lo es el diagnóstico realizado por un oncólogo experto. Por lo tanto, es recomendable que las personas especializadas en el tratamiento del liposarcoma se realicen la imagenología, la biopsia y también la cirugía. El liposarcoma es el más raro de los cánceres raros y, por lo tanto, su tratamiento es difícil, complicado y debe ser realizado por un súper especialista en esta categoría.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment