¿Es un liposarcoma doloroso?

El liposarcoma es un cáncer del tejido blando. Es cáncer del tejido adiposo. Cuando se observa histopatológicamente, se parece a las células grasas. Es uno de los tipos de cáncer más raros. Se ve en adultos mayores de 40 años la mayoría de las veces, pero también se puede ver en otros grupos de edad. Aunque un liposarcoma puede verse y sentirse similar a un lipoma, estas son dos condiciones totalmente diferentes. Un lipoma es solo un depósito graso de tejido y no es canceroso.

Table of Contents

¿Es un liposarcoma doloroso?

Si un liposarcoma es doloroso o no depende completamente del sitio del tumor y también hasta qué punto ha progresado. Por lo general, se desarrolla un liposarcoma en las extremidades o en el abdomen. Si ha comenzado en una extremidad, puede haber una protuberancia notable o una hinchazón. Si el bulto crece bastante, puede comprimir un nervio subyacente o los vasos sanguíneos. Esto puede causar dolor intenso y, en ocasiones, falta de suministro de sangre a la extremidad afectada. Esto también puede causar alguna debilidad en esa extremidad en particular. Si el liposarcoma está en el abdomen, puede haber un aumento de peso repentino e inexplicable. Y este aumento de peso puede parecer perfectamente normal, ya que puede parecer que el abdomen está creciendo debido al aumento de peso. Sin embargo, puede haber algunos síntomas graves asociados con esto. Como, podría haber dolor severo, estreñimiento o movimientos a veces sueltos, Si el tumor crece demasiado y afecta a los órganos responsables de la digestión. Su crecimiento puede afectar órganos vitales como el hígado y el riñón, causando a su vez insuficiencia hepática o insuficiencia renal.

Puede haber problemas relacionados con la micción, como dolor, si el tumor comprime el uréter. A veces, puede haber sangre en las heces y las heces pueden ser negruzcas y pegajosas, debido a la presencia de sangre en ellas. Podría haber problemas relacionados con el apetito, como la pérdida del apetito o una sensación de plenitud demasiado pronto después de comenzar a comer. A veces, el dolor de pecho también es un síntoma. Si el tumor ha crecido y progresado bastante lejos en el cuerpo, los síntomas podrían estar relacionados con ese órgano en particular al que se ha diseminado.
Algunos liposarcomas crecen muy lentamente, mientras que otros crecen demasiado rápido. Además, algunos de ellos vuelven a aparecer, a pesar de que la cirugía fue exitosa por primera vez. Se vuelve demasiado esencial para monitorear los casos con frecuencia y durante toda la vida.

Veamos también el protocolo de tratamiento para el liposarcoma. De manera similar a otros cánceres, el tratamiento incluye tres regímenes principales: cirugía, radioterapia (administración de radiación a los sitios afectados) y quimioterapia (administración de medicamentos a los sitios afectados). Dependiendo de cuánto haya progresado el cáncer, se determinará la elección del tratamiento. Si el cáncer no se ha diseminado demasiado, la cirugía puede ser la elección del tratamiento. De lo contrario, la cirugía debe combinarse con radioterapia, quimioterapia o ambas. En algunos cánceres, la quimioterapia podría no ser la opción de tratamiento, ya que algunos cánceres no responden bien a la quimioterapia. Aquí, la cirugía seguida de radioterapia es la única opción, y los efectos dañinos de la radiación en el cuerpo son otro motivo de preocupación aquí.

Es recomendable comer una dieta saludable y nutritiva mientras esté en el tratamiento del cáncer, y también de otra manera. Muchas de las verduras y frutas son conocidas por poseer nutrientes que combaten el cáncer. Actúa como un tratamiento de apoyo. El Ayurveda tiene algunos medicamentos maravillosos, como formulaciones a base de hierbas, formulaciones minerales y compuestos metálicos que se sabe que tratan el cáncer sin efectos secundarios. Estos remedios, cuando se combinan con los cambios apropiados en el estilo de vida, el yoga y la meditación pueden ayudar al bienestar general de la persona, dándole inmunidad vital para combatir el cáncer.

Conclusión

En general, el dolor es bastante relativo cuando se trata de liposarcomas. Depende en gran medida del sitio del cáncer, la etapa a la que ha progresado y los órganos que ha afectado.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment