¿Hay algún ejercicio para el síndrome de QT largo?

Se recomienda a las personas con síndrome de QT largo que eviten las actividades extenuantes y los deportes competitivos por completo. Es una afección del ritmo cardíaco que se caracteriza por latidos cardíacos rápidos y anormales. El ejercicio aumenta la frecuencia cardíaca y, para las personas con LQTS, podría provocar un aumento de la arritmia. Sin embargo, no puede dejar de preguntarse, ¿el ejercicio es malo para el síndrome de QT largo? Como resultado del LQTS, los pacientes experimentan síntomas como convulsiones y desmayos. Por lo tanto, si ejerce su corazón en un ejercicio vigoroso, existe el riesgo de que presente síntomas de LQTS en el proceso. Por lo tanto, es importante que tenga cuidado con los ejercicios que realiza y esté atento a su ritmo cardíaco en todo momento.

Los ejercicios recomendados para pacientes con síndrome de QT largo son deportes de muy baja intensidad que no harán un esfuerzo excesivo en sus corazones. Los pacientes con síndrome de QT largo generalmente tienen un mayor riesgo de desarrollar arritmias durante los ejercicios. Por lo tanto, deben tener cuidado con las actividades que realizan y su estado de intervalo QT prolongado. Los síntomas, como el mareo, pueden durar poco tiempo después de que uno se haya esforzado demasiado o puede elevarse a la inconsciencia o muerte repentina. Lo crucial para tenerlo siempre en mente es controlar su ritmo cardíaco durante el ejercicio. Si por casualidad siente que algo está distante, cese la actividad y asegúrese de mantener un registro de su ritmo cardíaco en todo momento.

LQTS y el ejercicio: ¿Qué es bueno y qué es malo?

El ejercicio aumenta el riesgo de desarrollar arritmias en pacientes con LQTS. Sin embargo, no hay ejercicios buenos o malos para un paciente que sufre de síndrome de QT largo. La bondad o maldad de un ejercicio depende de cómo reaccionará uno durante la actividad. Mientras participa en diferentes actividades, ya sea competitivas o recreativas en el deporte o en actividades diarias, como paciente de LQTS, corre el riesgo de sucumbir a los síntomas. Los síntomas del síndrome de QT largo incluyen desmayos, convulsiones y muerte súbita. Sin embargo, el resultado no tiene que ser inminente, especialmente si está tomando bloqueadores Beta. Además, si tiene un cardioverter implantable, un desfibrilador o un marcapasos, puede sobrevivir con algunos ejercicios.

Los estudios muestran que los eventos cardíacos a menudo ocurren durante las actividades recreativas y diarias en comparación con las actividades competitivas en pacientes con síndrome de QT largo tratado. Las actividades de ejercicio pueden clasificarse en clases de actividades bajas, moderadas o altas según el poder y la resistencia. El yoga, los bolos, el golf y las marchas caen bajo la clase baja mientras bailan, andan en bicicleta, patinan y corren en actividades moderadas. Los ejercicios que se incluyen en la clase de actividad alta incluyen kickball, boxeo y otras actividades que requieren alta potencia y resistencia. Cuando se trata de nadar y bucear, se debe tener un cuidado especial porque puede aumentar el riesgo de los síntomas de LQTS. Para las personas que desean participar en deportes competitivos, deben asegurarse de tener siempre un desfibrilador externo automático.

¿Qué es el síndrome de QT largo?

El síndrome de QT largo es un defecto cardíaco que se diagnostica desde el nacimiento. La condición está asociada con la recarga de los músculos del corazón, de modo que el corazón puede latir normalmente. Si tiene LQTS, su corazón a veces experimenta un intervalo QT prolongado debido a un retraso en la recarga de los músculos del corazón. Esta anormalidad es lo que lleva a las arritmias cardíacas en una forma conocida como Torsades de Pointes (TdP). Las causas de LQTS se pueden clasificar en dos grupos, uno de ellos como resultado de genes heredados y el otro se debe a ciertos medicamentos. El síndrome de QT largo hereditario se puede definir como síndrome de Romano-Ward o síndrome de Jervell y Lange-Nielsen. Este último es raro y más grave, y los pacientes con este tipo heredan variantes genéticas de ambos padres. Las personas con síndrome de Romano-Ward solo tienen una única variante genética de uno de los padres.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment