Tratar con la adicción a la comida

Puedes pensar que simplemente no es posible volverse adicto a la comida. Sin embargo, el concepto de que una persona puede ser muy adicta a la comida ha encontrado mucho apoyo en los últimos tiempos. Con el apoyo a la adicción a la comida, el concepto se basa en imágenes del cerebro y otros estudios que han encontrado que la ingesta compulsiva desencadena los centros de placer del cerebro. Para tales personas, comer de manera saludable o perder peso o incluso mantener un peso saludable, parece ser imposible de lograr. A pesar de sus mejores esfuerzos, continúan comiendo grandes cantidades de alimentos, sabiendo que está dañando su sistema. Los estudios que apoyan la adicción a los alimentos ahora han demostrado que ciertos alimentos tienen un efecto en el cerebro que es similar a la adicción. La adicción a la comida no debe tomarse a la ligera.

La adicción a la comida simplemente significa ser adicto a la comida chatarra. La condición es similar a la manera en que los adictos a las drogas son adictos a las drogas o los alcohólicos son adictos al alcohol. La adicción a la comida involucra exactamente las mismas áreas en el cerebro. Incluso los neurotransmisores involucrados en la adicción a la comida son lo mismo que la adicción a las drogas, y algunos de los síntomas de la adicción a la comida también son similares a los de cualquier otra adicción.

¿Qué tan común es la adicción a la comida?

Como la adicción a la comida es un concepto relativamente nuevo que ha recibido el apoyo de los investigadores, todavía no se dispone de estadísticas sobre qué tan común es esta condición. La adicción a la comida también se considera similar a otros trastornos de la alimentación como la bulimia , el trastorno por atracón , el comer compulsivamente y otros.

¿Cómo funciona la adicción a la comida?

Al igual que otras adicciones, la adicción a la comida está asociada con los centros de “placer” del cerebro. Esto sigue la premisa de que varios tipos de alimentos chatarra procesados ​​tienen un impacto abrumador en los centros de “placer” de su cerebro. Este efecto involucra un neurotransmisor en el cerebro como la dopamina.

De hecho, los experimentos realizados tanto con humanos como con animales han encontrado que los centros de recompensa y placer del cerebro que se activan con las drogas, también se activan con los alimentos, en particular con los alimentos que son altamente sabrosos. Los alimentos altamente sabrosos se refieren a los alimentos que son ricos en:

  • Grasa.
  • Sal.
  • Azúcar.

Lo que sucede es que estos alimentos altamente sabrosos activan los químicos en el cerebro, como la dopamina, que se conoce como químicos para sentirse bien. Una vez que los individuos experimentan el placer asociado con una mayor transmisión de dopamina en el cerebro por comer ciertos alimentos, rápidamente comienzan a sentir la necesidad de comerlos nuevamente. Lo que también sucede es que estas señales de recompensa por consumir alimentos altamente sabrosos comienzan a anular otras señales del cerebro relacionadas con la satisfacción y la plenitud. Debido a esto, las personas siguen comiendo, incluso cuando están llenas y ya no tienen hambre.

Comer en exceso compulsivamente también es conocido como un tipo de adicción conductual. Esto significa que un individuo tiende a preocuparse por un determinado comportamiento, ya sea comer, comprar, jugar o consumir drogas que desencadenan sentimientos de placer intenso. Esta es la razón por la cual las personas que sufren de adicción a la comida comienzan a perder el control sobre su comportamiento alimentario y, a menudo, se encuentran gastando no solo una cantidad excesiva de tiempo, sino también una gran cantidad de dinero, para satisfacer su comportamiento alimentario o adicción a la comida. Durante un período de tiempo, las personas que muestran síntomas de adicción a la comida encontrarán que desarrollan un cierto nivel de tolerancia hacia la comida. Cuanto más comen, menos comida comienza a satisfacerlos, lo que hace que coman aún más.

¿Cuál es la relación entre la adicción a la comida y la obesidad?

Se sabe que la adicción a la comida juega un papel crucial en la obesidad . Sin embargo, esto no quiere decir que las personas que tienen un peso normal no luchen con la adicción a la comida. Estas personas pueden simplemente programarse genéticamente para manejar mejor la cantidad extra de calorías que ingieren. También pueden estar aumentando su actividad física para compensar la sobrealimentación.

¿Puedes controlar la adicción a la comida si tienes un fuerte poder de voluntad?

La condición de la adicción a la comida no tiene nada que ver con la falta de fuerza de voluntad. De hecho, es causado por un “secuestro intenso de la señal de dopamina” de la bioquímica del cerebro.

¿Cuáles son los síntomas de la adicción a la comida?

A partir de ahora, no hay un análisis de sangre o cualquier otra prueba de diagnóstico disponible para diagnosticar la adicción a los alimentos. El diagnóstico se basa en los síntomas de comportamiento, similar a cómo se determinan otras adicciones. Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Yale han elaborado un cuestionario que ayuda a identificar a las personas que tienen adicciones a los alimentos. El cuestionario incluye este tipo de preguntas, con las preguntas que comienzan con Do You:

  • ¿Comer hasta el punto en que empiezas a sentirte enfermo?
  • ¿Terminó comiendo mucho más de lo que pensaba comer cuando comenzó a comer un determinado alimento?
  • ¿Sigue comiendo alimentos específicos incluso si ya no sientes hambre?
  • ¿Se sale de su camino para obtener ciertos alimentos cuando no están disponibles?
  • Con frecuencia, se siente culpable después de ingerir ciertos alimentos, pero ¿se los come nuevamente dentro de un corto período de tiempo?
  • ¿Te encuentras con excusas en tu cabeza justificando por qué debes comer ciertos alimentos que estás deseando?
  • ¿Empiezas a ocultar tu consumo excesivo de ciertos alimentos a otras personas?

Si responde positivamente a la mayoría de estas preguntas, es muy probable que tenga un problema grave con la adicción a la comida.

El cuestionario también hace preguntas sobre los efectos de la abstinencia psicológica y si experimenta o no ansiedad y agitación cuando se ve obligado a reducir o eliminar ciertos alimentos.

Pasos para lidiar con la adicción a la comida

Aquí hay algunas formas en las que puede lidiar con la adicción a la comida:

Paso 1: el primer paso es tomar el Cuestionario sobre Adicción a la Alimentación desarrollado por la Universidad de Yale para averiguar si su relación con la comida es saludable o no.

Paso 2: Para lidiar con la adicción a la comida, es necesario desarrollar una relación saludable con la comida. Al igual que otros modelos de recuperación de la adicción, los adictos a los alimentos también tienen el desafío de abstenerse de los alimentos que desencadenan su adicción para curarse. Un individuo que sufre de adicción a la comida tiene que aprender a comer sano nuevamente y establecer una relación saludable con la comida siguiendo un plan de dieta determinado.

Paso 3: Al lidiar con la adicción a los alimentos, comienza su estricto plan de dieta y tendrá que eliminar los factores desencadenantes o inseguros de su dieta y establecer ciertos límites. Esto le permitirá administrar su dieta de una manera más saludable y volver a aprender cómo comer de manera saludable. Por ejemplo, si sabes que te gusta comer helado cuando estás bajo estrés, entonces es una buena idea no tener nada en la casa. Tienes que esforzarte por eliminar la tentación de comer en exceso hasta el momento en que puedas reanudar el consumo del helado de manera equilibrada.

Paso 4: Seguir un plan de comidas bien equilibrado y estructurado ayuda mucho a lidiar con la adicción a la comida. Las personas que tienen una relación poco saludable con los alimentos deben regresar al camino correcto hacia la recuperación siguiendo un plan de comidas estructurado para retomar un patrón de alimentación normal. Esto ayuda a establecer límites seguros con los alimentos y también ayuda a sentirse satisfecho, eliminando así la necesidad fisiológica de comer más a pesar de estar lleno.

Paso 5: Al igual que con cualquier otro tipo de adicción, tratar la adicción a la comida también implica buscar ayuda profesional cuando sea necesario. Recuperarse de cualquier tipo de adicción no es poca cosa. Vencer a la adicción a la comida no sucederá de la noche a la mañana. Se recomienda que obtenga la ayuda de un dietista y un terapeuta que se especialice en trastornos de la alimentación. Obtener la ayuda de profesionales les permite a los adictos implementar una estrategia adecuada hacia la recuperación y también inculcará un sentido de responsabilidad.

Conclusión

La adicción a la comida puede ser un problema grave y es posible que necesite ayuda profesional para salir de su adicción y restablecer una relación saludable con la comida. Se están realizando investigaciones para encontrar tratamientos y comprender mejor la condición de la adicción a los alimentos. Mientras que algunos argumentan que es muy complicado recuperarse de la adicción a la comida en comparación con otros tipos de adicciones, otros creen que al igual que otras adicciones, los adictos a la comida también pueden recuperarse siguiendo un problema de recuperación paso a paso. También hay muchos programas disponibles en la actualidad que están diseñados para ayudar a las personas que sufren de adicción a la comida. Los programas como Food Addicts in Recovery Anonymous tienen un programa de recuperación de 12 pasos que ayuda a las personas adictas no solo a la comida, sino también al alcohol, las drogas y el juego.

Es posible recuperarse de la adicción a la comida. Al admitir que tiene una relación poco saludable con los alimentos, puede embarcarse en el proceso de recuperación.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment