Convulsiones y epilepsia

¿Por cuánto tiempo dura un ataque por ausencia? ¿Alguna vez ha desaparecido el ataque por ausencia?

¿Por cuánto tiempo dura un ataque por ausencia?

Las convulsiones por ausencia generalmente duran de 10 a 15 segundos. Para algunas personas, puede durar hasta 20 segundos. Durante este tiempo, el paciente no comprende lo que sucede a su alrededor. Una vez que finaliza el episodio de la convulsión, el paciente retorna al comportamiento normal inmediatamente.

¿Cómo se diagnostican las crisis de ausencia?

  • El proceso inicial de diagnóstico de las crisis de ausencia se encuentra en las manos de los cuidadores del paciente. Los médicos deben anotar qué le sucede exactamente al paciente cuando tiene convulsiones. Esto ayuda al médico a diagnosticar el problema desde sus raíces. Un cuidador puede ser cualquiera que haya sido testigo de la convulsión: un padre, un maestro o incluso cualquier miembro de la familia.
  • Se le puede pedir al paciente que busque un electroencefalograma conocido comúnmente como EEG. Esta prueba se realiza para verificar la actividad eléctrica en el cerebro. Si un paciente sufre de crisis de ausencia, se observarán patrones similares en la prueba de EEG.
  • Cuando se somete al paciente a una prueba de ECG, se le puede pedir al paciente que respire rápido o que cierre los ojos cuando se encienden las luces. Tales actividades ayudan en la detección fácil de patrones de crisis de ausencia en el EEG.

¿Las crisis de ausencia desaparecen?

La pregunta de si los ataques de ausencia desaparecen de forma permanente es bastante subjetiva. Se ve que los niños con crisis de ausencia generalmente los superan. Sin embargo, para algunas personas, tales convulsiones progresan a otras más intensas. Parte de esto también depende de la duración del medicamento administrado y de las crisis de inicio de ausencia. El diagnóstico precoz implica un tratamiento temprano, que si se responde adecuadamente a, puede disminuir las posibilidades de enfrentar ataques de ausencia en el futuro. Cualquiera que sea el caso, se debe seguir el consumo regular de medicamentos, a menos que se solicite su suspensión.

El tratamiento médico para las convulsiones ausentes implica medicamentos para la prevención de las crisis de ausencia. Tales recomendaciones generalmente se hacen para la mayoría de los niños. Algunos de los medicamentos de uso común para las crisis de ausencia incluyen etosuximida (Zarontin), lamotrigina (Lamictal), ácido valproico (Depakene) o divalproex sódico (Depakote). Las estadísticas muestran que alrededor de 7 de cada 10 niños con crisis de ausencia se eliminan permanentemente de tales ataques a la edad de 18 años. Una vez que estos ataques desaparecen, es posible que los medicamentos no sean necesarios como adultos. Sin embargo, aún hay más investigaciones que demuestran que es necesario un medicamento obligatorio durante un período prolongado para pocos niños.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas con las crisis de ausencia?

Es un hecho conocido que las crisis de ausencia ocurren en el cerebro , pero lo que es importante entender es que no causan daño cerebral. Por lo tanto, las complicaciones de tener ataques de ausencia no son muy peligrosas-

  • Se debe saber que las crisis de ausencia no interfieren con el desarrollo del niño. Esto significa que no causa ningún efecto en la inteligencia en la mayoría de los niños.
  • Para algunos niños, pueden experimentar dificultades de aprendizaje debido a los lapsos en la conciencia. Puede parecer como soñar despierto o no prestar atención. Los padres de niños que tienen crisis de ausencia deben informar a los maestros en las escuelas para que puedan ser atendidos.
  • Si se deben mencionar complicaciones graves, las crisis de ausencia solo pueden incluir los efectos a largo plazo que implican si la persona se cae o se enferma herido durante las convulsiones. Sin embargo, también se debe saber que las caídas repentinas no son comunes en las convulsiones de ausencia. En tales casos, esto debe notificarse de inmediato al médico de atención primaria.
  • Se observa que algunas personas experimentan crisis de ausencia varias veces en un solo día sin complicaciones graves.

Lea también:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment