¿Puede el yoga ayudar a la enfermedad de Parkinson?

¿Puede Yoga ayudar a la enfermedad de Parkinson?

Yoga ha demostrado recientemente ser útil para reducir visiblemente los temblores y para traer mejoras en la estabilidad de la marcha de una persona. El yoga es obviamente una terapia beneficiosa y complementaria para tratar la enfermedad de Parkinson. Ayuda a aumentar la flexibilidad, mejorar la postura corporal, aflojar los músculos dolorosos y apretados, construir o reconstruir la confianza y mejorar la calidad de vida.

Tipos de prácticas de yoga beneficiosas para los pacientes con enfermedad de Parkinson

Las posturas corporales sentadas y asistidas son relativamente más accesibles para todas las personas, que tienen movilidad limitada o sentimientos asociados con la inestabilidad. Además, las terapias musicales son efectivas en caso de entrenamiento de la marcha simplemente proporcionando un ritmo constante tanto para la zancada como para la marcha. Movimientos corporales rítmicos simples a través de una habitación, cambiando de un pie a otro y alternando cambios de brazos en el momento de sentarse en las sillas son alimentos básicos asociados con sesiones de yoga de la enfermedad de Parkinson.

Los movimientos corporales asociados con la música han demostrado una drástica mejora en el rango de movimiento exacto, resistencia, coordinación de la mano y fuerza física. Estos efectos aumentan significativamente cuando los movimientos del cuerpo cruzan la línea media del cuerpo, que incluyen abrazarse, pensar brazos de águila, cruzar la mano hacia las rodillas opuestas en forma de giro sentado y tocar los oídos opuestos debido a la coordinación del hemisferio cerebral requerida en cada de las acciones mencionadas.

La conciencia del ritmo implica trabajar con la relación del aliento y el movimiento del ritmo de la respiración en los pacientes. En este caso, los especialistas recomiendan orkriyas, es decir, acciones yóguicas con intenciones específicas realizadas generalmente a varios ritmos repetitivos mencionados. Esto puede implicar alteración en la respiración de las fosas nasales con la inhalación 3: mantener 3: relación exhalación 3, movimiento de brazos en dirección ascendente para obtener un recuento como cuatro, fuera para contar cuatro y hacia abajo para obtener una cuenta de cuatro nuevamente.

Puede realizar varios movimientos sobre cualquier piso o en su cama para ayudar con la rigidez de su cuerpo, especialmente durante el tiempo de la mañana. Los estiramientos laterales desde cada lado, como la media luna recostada y los calentamientos suaves de los isquiotibiales con apanasana y la postura desde las rodillas hacia el pecho son excelentes maneras de comenzar con el día.

Poses comunes de yoga útiles para pacientes con enfermedad de Parkinson

Pose de montaña o Tadasana Yoga Pose

En esta postura para la enfermedad de Parkinson, debes pararte para unirte, mantener los brazos a los lados y bajar los hombros, así como también los hombros. Tienes que quedarte para tus 5 respiraciones y observar la distribución de tu peso corporal en cada uno de tus pies. Tiene que inclinarse hacia adelante o hacia atrás o incluso puede obtener más peso en su único pie que en otro. Debes colocar las cuatro esquinas presentes en tus pies de manera uniforme en la tierra para las siguientes 5 respiraciones.

Círculos de tronco

En esta postura de yoga, el paciente de Parkinson debe pararse con los pies manteniéndolos a una distancia de aproximadamente el ancho del hombro, las rodillas dobladas ligeramente y las manos apoyadas en la cintura. Siempre que te sientas estable, debes inclinarte en la dirección de avance de tus caderas para mantener tu torso paralelo al suelo. Debe barrer el torso hacia la derecha y hacia arriba para lograr un buen estiramiento en el lado izquierdo. Además, debe moverse continuamente hacia arriba hasta que esté a una altura casi vertical. Más tarde, debes barrer hacia abajo hacia la izquierda para estirar el lado del paseo. Debes asegurarte de mantener un círculo continuo y completar 10 círculos tanto en el sentido contrario al de las agujas del reloj como en el sentido de las agujas del reloj.

Curva de pie hacia adelante o postura de Yoga Uttanasana

En la postura uttanasana yoga para la enfermedad de Parkinson, debes asegurarte de pararte con los pies juntos, mantener los brazos en los costados y en una condición relajada durante aproximadamente 5 respiraciones. Al exhalar, debe doblarse suavemente hacia adelante en las articulaciones de la cadera y dejar que la cabeza cuelgue de la raíz del cuello. Si es posible, debe mantener las rodillas derechas y dejar caer las manos al piso para dar soporte. Debes esforzarte para liberar la tensión en las caderas y la parte baja de la espalda con cada inhalación. Finalmente, debe contener la respiración por 10 números.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment