¿Qué causa la dificultad de las habilidades motoras finas y cómo mejorarlo?

Nuestro cuerpo realiza muchos movimientos mientras pasa por las tareas diarias de la vida. Entre estos movimientos, los movimientos que son pequeños, coordinados y de naturaleza precisa, como usar los dedos para sacar una moneda del piso, se conocen como habilidades motrices finas. Para realizar habilidades motrices finas, es importante que haya coordinación y equilibrio de la función esquelética, neurológica y muscular. Si hay alguna alteración en alguno de estos, entonces causa dificultad en la realización de habilidades motoras finas. Las personas, después de que sufren un accidente cerebrovascular les resulta difícil iniciar y realizar habilidades motoras finas. Los terapeutas ocupacionales y los fisioterapeutas ayudan a practicar y mejorar las habilidades motoras finas de una persona.

¿Qué causa la dificultad de las habilidades motoras finas?

La causa principal de los problemas o la dificultad de las habilidades motoras finas es la sobreabundancia o la falta de masa muscular . Una persona que ha aumentado el tono muscular tendrá problemas con las habilidades motoras finas y puede cometer errores debido a la activación excesiva de los músculos. Esto da como resultado actividades descuidadas o torpes por parte del paciente. A las personas o niños con disminución del tono muscular les resultará difícil realizar incluso actividades muy normales y pequeñas, como no poder ejercer el control de las tijeras o el lápiz. Incluso los movimientos de los dedos serán difíciles y requerirán un gran esfuerzo para un niño / paciente con tono muscular reducido.

Los factores ambientales y genéticos también pueden contribuir a la dificultad de las habilidades motrices finas. Si una madre queda expuesta a drogas y alcohol durante su embarazo, puede afectar el desarrollo del bebé. Las neuronas del cerebro se ven directamente afectadas por el alcohol y puede haber una alteración en la conexión de las neuronas en el cerebro del bebé si nace prematuramente. El riesgo de dificultad con las habilidades motoras finas aumenta con la prematurez del bebé. El bebé puede tener dificultades con el autocontrol o dificultad en su capacidad de atención. Fumar también puede causar dificultad con las habilidades motoras finas.

¿Cómo mejorar las habilidades motrices finas?

Un terapeuta ocupacional y un fisioterapeuta ayudan a mejorar las habilidades motoras finas del paciente. La orientación adecuada de un terapeuta ocupacional ayuda mucho en el desarrollo y la mejora de las habilidades motoras finas. Se cree que se pueden crear nuevas vías en el cerebro para compensar las regiones afectadas. Lo importante es usar el lado afectado, como la mano, tanto como sea posible y las actividades / ejercicios deben repetirse varias veces al día.

Los pacientes muestran una gran mejora con la terapia de movimiento inducido por restricción (CIMT), que es un tipo de programa de rehabilitación para mejorar las habilidades motoras finas en pacientes después de un accidente cerebrovascular.

Un terapeuta ocupacional pediátrico ayuda mucho a mejorar las habilidades motoras finas de un niño. Se pueden adoptar dos enfoques para el tratamiento, el primero es uno relativamente general, que se ocupa de la evaluación del desarrollo sensorial del paciente al ver cómo el paciente reacciona y se mueve a un estímulo. Conocer el factor subyacente ayudará a pensar en un segundo enfoque, que está específicamente diseñado para ajustar la manera en las tareas más difíciles realizadas por el paciente utilizando sus habilidades motoras finas. Aprender cómo lograr y ajustar sus habilidades motoras finas será de gran ayuda para mejorar la función motora del paciente.

Un terapeuta ocupacional también puede ayudar a un paciente a mejorar en las siguientes áreas:

  • Control y agarre general sobre objetos, como pluma, lápiz, etc.
  • Fuerza del dedo y la mano, estabilidad y posición de la mano.
  • Movimiento del dedo.
  • Control del antebrazo y la muñeca.
  • Formación de la carta y gestión espacial del espacio.
  • Destreza y velocidad.
  • Los movimientos aislados, que son necesarios para usar o sostener tijeras y pinzas.

Es importante que los padres tomen un papel activo en el tratamiento para la mejora continua en las habilidades motoras finas de sus hijos. Para los niños con dificultades en las habilidades motoras finas, el terapeuta ocupacional hará que el paciente realice algunas actividades simples que se pueden hacer en casa, como dibujar, cortar papel, colorear y hacer copos de nieve de papel. El dibujo mejora la pulcritud con la que el niño dibuja formas y líneas, lo que también mejora la apariencia general de las formas y letras. Colorear ayuda a los ojos a determinar dónde detenerse al permanecer dentro de las líneas. Uno de los factores vitales en las habilidades motoras finas es el seguimiento del movimiento. Varios juegos y juguetes también están disponibles para ayudar a mejorar las habilidades motoras finas.

Ejercicios para mejorar las habilidades motoras finas

Hay varios ejercicios, que se pueden hacer para mejorar las habilidades motoras finas. Algunos de los ejercicios que incluyen actividades repetidas usando la mano afectada y que se pueden hacer en casa incluyen:

  • Practica tirar canicas en una caja de cartón varias veces al día usando tu mano afectada.
  • Practica poner clavijas en un tablero y luego sacándolos mientras se mide el tiempo.
  • Tome una pelota de goma y apriétela con la mano afectada varias veces al día. Este ejercicio ayudará a fortalecer la mano afectada.
  • Las bandas de goma también se pueden usar para ejercitar y fortalecer los dedos. Mantenga su mano afectada sobre la mesa y coloque una goma alrededor de un dedo. Luego, usando su mano no afectada, jale la banda elástica hacia arriba y hacia abajo, lo que le dará ejercicio al dedo afectado.
  • Comience lentamente con ejercicios de rango de movimiento, como usar su mano no afectada y levantar / mover su brazo afectado arriba y abajo. También puede tomar la ayuda de un cuidador.
  • Céntrese en mover un dedo a la vez.
  • Mueva los dedos en forma diaria.
  • Empuje la mano y los dedos afectados contra el colchón y suéltelos. Repite esto varias veces en un día. Esto ayudará a fortalecer la mano y los dedos.
  • Práctica diaria haciendo un puño.

La práctica diaria de estos ejercicios es importante. No obtendrás resultados en un solo día. Se requiere práctica, paciencia y perseverancia para mejorar las habilidades motoras finas. Cada pequeño movimiento en el músculo o el dedo es una victoria. No te desanimes por la falta de éxito al principio. Intenta hacer algo que te estire todos los días y gradualmente verás los resultados.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment