Dolor de cadera

Qué es el absceso de la articulación de la cadera: causas, síntomas, tratamiento, fisioterapia, complicaciones

¿Qué es un absceso de la articulación de la cadera?

El absceso de la articulación de la cadera es una afección en la cual la cadera o la piel pueden verse afectadas por infecciones o ciertas afecciones que causan acumulación de pus en la articulación de la cadera y alrededor de esta. El absceso o acumulación de pus puede ocurrir alrededor de la articulación de la cadera o de los tejidos blandos a su alrededor, que incluyen ligamentos, músculos y otros tejidos. El absceso de la articulación de la cadera también puede estar presente sobre la superficie de la piel, que puede ser fácilmente visible.

Aunque existen varios factores que afectan la aparición de abscesos, una causa común de absceso en las articulaciones puede ser las infecciones. Las infecciones de cadera pueden causar un absceso en la articulación de la cadera y pueden afectar a algunas personas, por lo tanto, es importante evaluar cuidadosamente cualquier caso de absceso de la articulación de la cadera. El absceso de la articulación de la cadera puede afectar a cualquier persona, incluso a niños, y algunos factores pueden aumentar el riesgo de infecciones de cadera o abscesos.

Es importante conocer las causas y síntomas del absceso de la articulación de la cadera para detectar un posible absceso alrededor de la articulación de la cadera . Junto con un diagnóstico definitivo de la articulación de la cadera, el tratamiento apropiado y el cuidado de la herida también, juega un papel importante en el manejo de la condición. Cualquier otro factor que contribuya a la aparición o recurrencia del absceso de la articulación de la cadera, debe identificarse y corregirse también.

Causas del absceso de la articulación de la cadera

Algunas de las causas comunes del absceso de la articulación de la cadera son

Absceso en la articulación de la cadera causado por una lesión

Lesiones a la piel o heridas más profundas alrededor de la articulación de la cadera son una de las causas comunes de absceso de cadera. Un corte menor o lesiones más profundas en los tejidos, si no se tratan adecuadamente a tiempo, pueden ser un posible sitio de infección, que puede causar la acumulación de pus en el área. El absceso de la articulación de la cadera puede ser causado por lesiones en la articulación de la cadera, fracturas de la pelvis o los huesos de las piernas, cuerpo extraño, heridas penetrantes, mordeduras de animales, insectos o perros e incluso quemaduras o escaldaduras. Estas lesiones pueden dañar la superficie de la piel, los tejidos subcutáneos o los tejidos más profundos. Lesión a la articulación de la cadera oa los tejidos circundantes incluye músculos lesionados, tendones inflamados, bursa o desgarro de ligamentos.

El cuidado inadecuado de las heridas después de las lesiones puede causar infecciones, que incluso pueden afectar los músculos y otras estructuras que sostienen la articulación de la cadera. La causa más común de heridas infectadas es la infección bacteriana, sin embargo, otros microorganismos también pueden ocasionar abscesos en la articulación de la cadera después de las lesiones.

Absceso en la articulación de la cadera causado por infecciones de la piel

Las infecciones de la piel son otras causas comunes de la articulación de la cadera. Erupciones en la piel, enfermedades de la piel y otros problemas de la piel, que pueden afectar la superficie de la piel alrededor de la cadera, la pelvis y la región de la ingle. Las lesiones cutáneas como forúnculos, carbunclos, celulitis y abscesos cutáneos son posibles sitios de infecciones. Estas infecciones de la piel se pueden ver en el área de la articulación de la cadera, en la parte posterior de las caderas, los muslos o en la ingle. Cuando las lesiones de la piel se infectan, se forma pus y puede causar un absceso en la articulación de la cadera. A veces, tales infecciones de la piel aumentan el riesgo de propagar la infección a los tejidos más profundos y pueden causar un absceso en la articulación de la cadera.

Infecciones de cadera y artritis séptica

La articulación de la cadera es una articulación principal que soporta el peso y también está en riesgo de lesiones e infecciones. Muchas personas con una fractura de lesión de la articulación de la cadera pueden tener que someterse a una cirugía o tener una prótesis, que puede estar en riesgo de artritis séptica . La artritis séptica de la cadera puede ser una causa de absceso en la articulación de la cadera. La artritis séptica es una infección en la articulación que causa inflamación en una o más articulaciones. Es una forma de artritis o articulación inflamada, causada por una infección, principalmente bacteriana. Puede infectarse, mostrar síntomas espontáneos y progresar rápidamente. A veces, la artritis séptica que afecta la cadera o una articulación vecina también puede ser una causa de absceso de la articulación de la cadera.

La artritis séptica y el absceso de la articulación de la cadera pueden observarse más en personas que se han sometido a cirugía reciente o en dispositivos prostéticos en la articulación . Las lesiones articulares previas, las afecciones inflamatorias de las articulaciones y los problemas con la articulación de la cadera también pueden aumentar las posibilidades de artritis séptica y causar un absceso en la articulación de la cadera. Las personas que tienen inmunodeficiencia, trastornos autoinmunes, otras formas de artritis y diabetes tienen un mayor riesgo de artritis séptica, que es una causa frecuente de absceso en la articulación de la cadera.

A veces, una infección con tuberculosis de la columna vertebral o infecciones que afectan a los huesos afecta los músculos de las piernas y la articulación de la cadera. El absceso en el muslo, el absceso del psoas a veces puede ser una causa del absceso de la articulación de la cadera.

Otras causas de absceso en la articulación de la cadera

En algunos casos, el absceso de la articulación de la cadera también puede ser el resultado de infecciones de la piel y las articulaciones en las áreas cercanas que pueden diseminarse a la articulación de la cadera. Los abscesos en otros lugares, abscesos en la columna vertebral u otros huesos también pueden afectar la articulación de la cadera o la inflamación, infecciones o enfermedades que afectan los músculos, ligamentos o tejidos alrededor de la articulación de la cadera.

Factores de riesgo del absceso de la articulación de la cadera

Ciertos factores de riesgo pueden aumentar las posibilidades de absceso de la articulación de la cadera en algunas personas.

  • Personas con un sistema inmune débil, antecedentes de trastornos autoinmunes, trastornos del tejido conectivo, abscesos internos o infecciones como HIV / AIDS y aquellos con esteroides o medicamentos inmunosupresores a largo plazo, etc. Las personas con piel sensible, aquellas con antecedentes o pasados ​​de enfermedades de la piel, piel o abscesos subcutáneos, también pueden desarrollar abscesos de la articulación de la cadera.
  • Se puede observar un aumento del riesgo de absceso de la articulación de la cadera en personas con inflamación de cadera o afecciones que afectan la articulación de la cadera, artritis reumatoide artritis séptica previa, infecciones de la cadera o absceso de la articulación de la cadera. Aquellos que se han sometido a cirugías de la articulación de la cadera, drenaje del absceso de la cadera o del psoas o aquellos con un dispositivo protésico cerca de la articulación de la cadera tienen mayor riesgo de desarrollar un absceso en la articulación de la cadera.
  • Personas con úlceras en la piel, diabetes los niveles de azúcar en sangre mal controlados o aquellos con complicaciones de la diabetes, etc. pueden tener un mayor riesgo de absceso de la articulación de cadera.

Síntomas de absceso de la articulación de la cadera

Los síntomas del absceso de la articulación de la cadera dependen del tipo y la ubicación del absceso desarrollado.

Absceso cutáneo en absceso de la articulación de la cadera

Ciertos abscesos de cadera desarrollados sobre la piel pueden presentar una lesión en la piel, que puede notarse con una piel roja, con picazón y escamosa sobre la cadera. Los síntomas del absceso de la articulación de la cadera se presentan con áreas rojas levantadas, parches con comezón sobre la piel, que pueden ser dolorosos. Las lesiones llenas de pus en la piel alrededor de la articulación de la cadera se observan en el absceso de la articulación de la cadera. La piel bajo la cual se acumula el pus es suave al tacto y puede ser muy dolorosa.

El absceso de la cadera se puede abrir de golpe para drenar el pus, lo que requiere un tratamiento adecuado. La lesión cutánea del absceso de cadera también puede endurecerse o engrosarse con el tiempo, pero puede seguir siendo dolorosa. El área alrededor del absceso de la articulación de la cadera puede ser dolorosa y sensible al tacto. Dependiendo de la ubicación exacta del absceso cutáneo, también puede haber dificultad para mover la cadera, dolor al caminar, sentarse o al tocar el área. El absceso de cadera también puede interferir con las actividades rutinarias diarias y dificultar la realización de ciertas tareas.

Absceso más profundo en el absceso de la articulación de la cadera

Algunos abscesos pueden desarrollarse en los tejidos más profundos de la articulación de la cadera. Es posible que no sean visibles, pero se presentan con ciertos síntomas. Los síntomas comunes del absceso de la articulación de la cadera incluyen

  • Dolor de cadera – El dolor en la articulación de la cadera es uno de los principales síntomas del absceso de la articulación de la cadera. El dolor también se puede sentir en la región pélvica, la parte baja de la espalda y la parte posterior de los muslos. El dolor en la cadera también puede extenderse hasta las piernas y los dedos de los pies. La articulación de la cadera y los músculos circundantes son muy dolorosos al tratar de moverse y también pueden ser sensibles al tacto. La rigidez en la cadera es otro síntoma común del absceso de la articulación de la cadera. La rigidez y el dolor en la cadera pueden aparecer repentinamente y pueden sentirse más durante la noche o largos períodos de inactividad.
  • Inflamación – El absceso de la articulación de la cadera presenta inflamación, como un signo de inflamación en la articulación de la cadera o en los músculos y tejidos circundantes. Puede observarse hinchazón enrojecimiento y calor alrededor de la articulación de la cadera.
  • Movimientos de cadera afectados – El absceso de la articulación de la cadera causa dificultad en los movimientos de la cadera. A la persona puede resultarle difícil o doloroso mover las caderas, sentarse, acostarse sobre la cadera, inclinarse y levantar objetos o realizar funciones regulares. La amplitud de movimiento y los movimientos de la cadera generalmente se ven afectados en el absceso de la articulación de la cadera.

Los síntomas del absceso de la articulación de la cadera también incluyen signos de infecciones, fiebre y escalofríos, que pueden comenzar repentinamente. En algunos casos, el absceso de la articulación de la cadera puede causar compresión del nervio o ejercer presión sobre ciertas estructuras importantes. Esto puede causar inflamación en los tejidos circundantes o incluso afectar las estructuras vasculares o los nervios de la región. El pinzamiento debido a un absceso en la articulación de la cadera a veces puede causar bursitis, tendinitis, dolor en las piernas y los pies. Si los nervios se comprimen, el dolor puede irradiarse a las piernas, causar sensación de ardor y hormigueo o entumecimiento en los pies y los dedos de los pies en algunos casos.

Diagnóstico del absceso de la articulación de la cadera

Para hacer un diagnóstico del absceso de la articulación de la cadera, es importante evaluar los antecedentes personales y médicos de la persona, el examen clínico de la lesión cutánea o la herida y realizar las investigaciones necesarias. La historia puede ayudar a revelar condiciones médicas subyacentes, infecciones de la piel o abscesos cutáneos sobre la articulación de la cadera. También puede ayudar a evaluar los problemas de cadera u otras articulaciones y la recurrencia de infecciones de cadera o absceso de la articulación de la cadera. El historial de diabetes u otros trastornos puede aumentar el riesgo de absceso de la articulación de la cadera y debe conocerse.

El examen clínico de cortes, heridas, mordiscos, lesiones cutáneas o quemaduras en la superficie de la piel de la articulación de la cadera dan una idea de las posibles causas del absceso de la articulación de la cadera Cualquier lesión, fractura, lesión penetrante, presencia de cuerpo extraño, etc. se evalúa para planificar el tratamiento apropiado para el absceso de la articulación de la cadera. El examen clínico de la articulación de la cadera, sus movimientos y la fuerza muscular pueden dar una idea sobre cualquier posible absceso más profundo.

Investigaciones para el absceso de la articulación de la cadera

A menudo se necesitan ciertas investigaciones para confirmar el diagnóstico de absceso de la articulación de la cadera. Estos incluyen

  • Análisis de sangre – Los análisis de sangre pueden ayudar a detectar la presencia de infección en el cuerpo o aquellos que afectan la articulación de la cadera. Estos ayudan a detectar la artritis séptica, las infecciones de cadera u otras infecciones generales que pueden causar abscesos en la articulación de la cadera en algunas personas. El tipo específico de microorganismo puede detectarse mediante pruebas especializadas que ayudan al diagnóstico y tratamiento del absceso de la articulación de la cadera.

Se pueden solicitar análisis de sangre para descartar otras infecciones, artritis infecciosa, otros tipos de artritis, afecciones médicas subyacentes, tejido conectivo o trastornos autoinmunes que afectan la piel, lo que puede causar un absceso en la articulación de la cadera. Controlar los niveles de azúcar en la sangre y evaluar el control de la diabetes puede ayudar en el tratamiento adecuado del absceso de la articulación de la cadera. La tuberculosis es una infección que puede afectar los pulmones, la columna vertebral, los huesos, etc. y debe evaluarse con pruebas específicas.

  • Escaneos – Para detectar cambios en el absceso profundo de la articulación de la cadera, se pueden requerir exploraciones óseas y de imágenes . Los rayos X y las tomografías computarizadas de la articulación de la cadera pueden revelar anomalías óseas, lesiones óseas, fracturas, cuerpos extraños o enfermedades que afectan el hueso. La MRI puede detectar lesiones en los tejidos blandos, desgarros de ligamentos o músculos o cualquier anormalidad de los tejidos que causa un absceso de la articulación de la cadera. Se pueden considerar exploraciones relevantes de otras articulaciones o columna vertebral, si se considera apropiado.
  • Drenaje de abscesos – El drenaje de pus puede considerarse para confirmar el diagnóstico y respaldar el tratamiento del absceso de cadera. Puede ayudar a detectar la infección, el organismo causante y cualquier otra anomalía que cause el absceso de la articulación de la cadera. El fluido o pus drenado se envía para pruebas de laboratorio y análisis de cultivo.

La aspiración de la articulación de la cadera puede considerarse adecuada, ya que existe un mayor riesgo de infección e inflamación de la articulación. Una articulación protésica también debe investigarse adecuadamente con escáneres o aspiración de líquido sinovial para verificar si hay infección. Puede ayudar a diagnosticar afecciones relacionadas con las articulaciones y la artritis séptica de la articulación de la cadera.

Tratamiento del absceso de la articulación de la cadera

El tratamiento del absceso de la articulación de la cadera depende de la causa, la ubicación y la extensión del absceso de la cadera. Para tratar un absceso de la articulación de la cadera es necesario tratar la infección o la afección que causa el absceso de la articulación de la cadera y controlar los factores relacionados con el absceso de la articulación de la cadera. Los abscesos cutáneos pueden drenarse o sanar por sí solos, pero pueden requerir tratamiento para curar completamente la infección.

Algunas opciones de tratamiento comunes para el absceso de la articulación de la cadera son:

Antibióticos

El absceso de la articulación de la cadera y las infecciones subyacentes pueden requerir tratamiento con antibióticos. Las lesiones, quemaduras y picaduras requieren el cuidado adecuado de la herida y otros tratamientos necesarios. Algunos casos de absceso de la articulación de la cadera pueden ser resistentes a ciertos medicamentos, cuando es posible que se deban administrar otros antibióticos. Los abscesos cutáneos en la cadera se pueden tratar con cremas antibióticas. Una vez que el microorganismo causal se confirma mediante análisis de sangre, se puede considerar un tratamiento específico adicional o antibióticos.

Se pueden administrar otros medicamentos relevantes según las causas y las afecciones subyacentes. La diabetes necesita un tratamiento adecuado para mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede promover la curación de las infecciones y ayudar a la recuperación del absceso de la articulación de la cadera. Los trastornos autoinmunes o las enfermedades del tejido conectivo deben tratarse adecuadamente para controlar la infección de la piel y el absceso de la cadera. Se pueden administrar medicamentos para controlar el dolor y la picazón en el absceso de la piel o la articulación de la cadera. La fiebre alta puede tratarse con medicamentos para la fiebre.

Es importante saber que en el absceso de la articulación de la cadera, infecciones repetidas o empeorantes de las articulaciones, enrojecimiento excesivo de la piel, empeoramiento de las lesiones cutáneas, erupción de abscesos cutáneos en otras partes del cuerpo, persistencia alta la fiebre y el desarrollo de síntomas más nuevos pueden requerir atención médica inmediata. La artritis séptica, con dolor intenso de cadera, fiebre alta y aparición repentina necesita tratamiento médico inmediato.

Tratamiento del absceso de la articulación de la cadera mediante drenaje del pus

Algunos casos de absceso de la articulación de la cadera pueden requerir el drenaje del pus como la mejor opción de tratamiento. Usualmente ayuda a curar la infección y también previene la recurrencia del absceso de la articulación de la cadera. La mejor opción de tratamiento para el absceso de la articulación de la cadera la decide el médico tratante y los expertos realizan el drenaje del pus. Después del drenaje de pus, se limpia el área y se pueden aplicar medicamentos en el área para prevenir infecciones y promover la cicatrización.

La articulación de la cadera puede inmovilizarse como parte del tratamiento del absceso de la articulación de la cadera o después del drenaje de pus, si corresponde . Ayuda en la inmovilización y puede ayudar en la recuperación de la articulación de la cadera. Después de la curación y el control de la infección, la articulación puede movilizarse para restaurar sus funciones.

Se pueden considerar otras opciones de tratamiento de absceso de la articulación de la cadera si se repite una lesión, problema con un dispositivo protésico o un absceso profundo que afecta la articulación de la cadera .

Fisioterapia para el absceso de la articulación de la cadera

Los abscesos menores de la articulación de la cadera pueden mostrar una recuperación completa con un tratamiento rápido. Sin embargo, los abscesos de cadera en los que hubo dolor de cadera, funciones de la cadera afectadas o problemas con la articulación de la cadera pueden requerir fisioterapia . Después del tratamiento necesario del absceso de la articulación de la cadera, es importante reducir el dolor, la inflamación y restablecer el funcionamiento normal de la articulación de la cadera. La terapia física para el absceso de la articulación de la cadera tiene como objetivo proporcionar alivio del dolor, la inflamación y ayuda a la recuperación. La terapia física para el absceso de la articulación de la cadera es más útil en la artritis, la artritis séptica, la rigidez de la cadera y el dolor de cadera. Los ejercicios terapéuticos pueden ayudar a mantener la flexibilidad de la articulación, fortalecer los músculos y mejorar el rango de movimiento.

Complicaciones del absceso de la articulación de la cadera

El tratamiento oportuno del absceso de la articulación de la cadera por lo general ayuda a tratar la infección y la afección con una recuperación completa. Sin embargo, en algunos casos, el absceso de la articulación de la cadera puede extenderse a las áreas cercanas o a los tejidos más profundos, lo que resulta en ciertas complicaciones. El absceso de la articulación de la cadera puede responder bien al tratamiento inmediato, sin embargo, si el tratamiento se retrasa, puede ocasionar dolor de cadera a largo plazo, rigidez de la articulación de la cadera y destrucción articular en algunos casos.

Prevención del absceso de la articulación de la cadera

El absceso cutáneo puede prevenirse manteniendo una buena higiene y hábitos de lavado de manos para prevenir infecciones en la piel. También es importante tener en cuenta que cualquier infección de la piel, forúnculos o abscesos debe tratarse de inmediato de forma adecuada. Lesiones, heridas, cortes, quemaduras o mordiscos alrededor de la cadera deben limpiarse adecuadamente, tratarse bien. El cuidado adecuado de la herida es importante para prevenir infecciones y abscesos de cadera. Las personas con problemas en las articulaciones, infecciones de cadera anteriores o artritis séptica pueden mantener la flexibilidad, la fuerza y ​​la circulación sanguínea con ejercicio regular.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment