¿Qué es el sistema inmunitario hiperactivo: causas, síntomas, tratamiento?

El sistema inmune hiperactivo es una afección en la que el sistema inmunitario comienza a matar las células y los tejidos del interior del cuerpo. Mientras que el sistema inmune efectivo es necesario para asegurar una buena salud, el sistema inmune hiperactivo es una amenaza en sí mismo. Nuestro sistema inmune es como una línea de defensa que mantiene nuestro cuerpo protegido contra virus y bacterias dañinos. Sin embargo, hay momentos en que nuestro sistema inmune puede salir mal y comenzar a atacar nuestros propios tejidos y células del cuerpo. Esto puede provocar otras enfermedades y alergias. Esta condición cuando nuestro sistema inmune comienza a funcionar incorrectamente se conoce como sistema inmune hiperactivo.

Hay varias causas del sistema inmune hiperactivo, como desproporción de WBC, estrés, cambios hormonales, cambios genéticos, rayos UV, dieta poco saludable o anormalidades enzimáticas. . El diagnóstico del sistema inmune hiperactivo es esencial para comenzar con un tratamiento adecuado. El tratamiento del sistema inmune que funciona mal puede incluir el uso de esteroides, supresores del sistema inmune y se debe seguir un consejo médico adecuado.

Haga una prueba sobre “Sistema inmunitario hiperactivo”

¿Cuáles son las causas del sistema inmunitario hiperactivo?

El sistema inmune hiperactivo también se conoce como enfermedad autoinmune. Puede deberse a un desequilibrio en la proporción de glóbulos blancos (glóbulos blancos) debido a diversos factores. El sistema inmune puede comenzar a funcionar mal cuando los glóbulos blancos no logran diferenciar entre las propias células del cuerpo y las partículas extrañas. Este estado hiperactivo puede provocar la destrucción de las células normales y sanas del cuerpo y también puede afectar el funcionamiento de los órganos debido al crecimiento anormal de órganos.

Durante un período de tiempo, el sistema inmune hiperactivo puede dar lugar a diversos tipos de enfermedades autoinmunes, como esclerosis y artritis . En ambas condiciones, el sistema inmune comienza a atacar la capa de mielina de los nervios central y periférico, así como la membrana sinovial de la mayoría de las articulaciones. Hay otros tipos de enfermedades autoinmunes que también pueden ser causadas por un sistema inmune hiperactivo como enfermedades inflamatorias del intestino psoriasis fibromialgia y Lupus .

La causa exacta del sistema inmune hiperactivo no se entiende con claridad, pero se sabe que ciertos factores la precipitan. Los cambios genéticos pueden ser una de las principales razones de las enfermedades autoinmunes. Puede haber otros factores como el estrés, los cambios hormonales, las infecciones y los tóxicos químicos que pueden provocar estos problemas.

Síntomas del sistema inmune hiperactivo

Cuando los anticuerpos comienzan a atacar a las células de su propio cuerpo, el impacto podría estar localizado en una cierta parte de su cuerpo o en cierto tipo de tejidos. Puede haber varios síntomas generados una vez que ocurren los cambios inflamatorios autoinmunes en el tejido afectado. El sistema inmune disfuncional puede comenzar a afectar las membranas sinoviales, los cartílagos y la cápsula articular dentro de las articulaciones menores y mayores, lo que produce inflamación y dolor en las articulaciones. A medida que el ataque continúa, puede incluso dar lugar a enfermedades específicas, como la artritis. En tales condiciones, el dolor en las articulaciones y la inflamación son síntomas comunes de un sistema inmune hiperactivo.

También se sabe que el sistema inmune defectuoso afecta los tejidos conectivos del cuerpo. En tales condiciones, los síntomas del sistema inmune hiperactivo pueden incluir síntomas causados ​​por la inflamación de los tendones y el revestimiento del tejido conectivo de los órganos. El sistema inmunitario hiperactivo mejora los síntomas y signos causados ​​por alergias que provocan problemas de frío, tos y piel.

Algunos de los otros síntomas del sistema inmune hiperactivo también incluyen dolores musculares, alteraciones gástricas, mareos y fatiga. La fiebre baja y los glóbulos blancos elevados son un signo común de un sistema inmune hiperactivo.

Puede haber más de 80 tipos diferentes de enfermedades autoinmunes crónicas causadas por un sistema inmune hiperactivo. La enfermedad autoinmune desencadena la secreción de moléculas de proteínas conocidas como autoanticuerpos. Los autoanticuerpos atacan el interior de las células de los tejidos del cuerpo. Las enfermedades causadas por el mal funcionamiento del sistema inmune se clasifican como enfermedades autoinmunes sistemáticas y enfermedad autoinmune localizada.

Tratamiento del sistema inmune que funciona mal

Para tratar un sistema inmune hiperactivo, es importante detectar primero los problemas causados ​​por el sistema autoinmune. Como esta afección puede afectar a varios sistemas corporales, se requiere un enfoque integrado.

Las investigaciones para diagnosticar y tratar el sistema inmune hiperactivo a menudo se planifican en función de los síntomas presentados. Las enfermedades causadas por un sistema autoinmune hiperactivo se pueden diagnosticar mediante varios exámenes, como análisis de sangre, examen físico, radiografías y escaneos. Puede ser difícil diagnosticar un sistema inmune hiperactivo en las primeras etapas de las enfermedades y algunos de los datos de las pruebas pueden no ser adecuados para llegar a ninguna conclusión.

Algunos de los tratamientos más comunes para los sistemas inmunitarios hiperactivos son los inmunosupresores, quimioterapia y corticosteroides. El médico de atención primaria y el especialista deben ver el sufrimiento individual con síntomas de enfermedad autoinmune. El tratamiento para el mal funcionamiento del sistema inmune es el mejor consejo de especialistas. El tratamiento a menudo es específico para los síntomas de una persona y depende del estado de salud de la persona. También puede haber varios efectos secundarios cuando se prescriben quimioterapia o corticosteroides. Los efectos secundarios pueden ser perjudiciales para el cuerpo, por lo tanto, todas las opciones de tratamiento deben discutirse con el médico de experiencia.

Pasos naturales para curar problemas del sistema inmune

Cuando su sistema inmune funciona bien, los anticuerpos ayudan a matar todas las partículas extrañas, como virus y bacterias, por los glóbulos blancos. Cuando algo sale mal dentro de su sistema inmune, se sabe que es hiperactivo. El sistema inmune hiperactivo ahora está funcionando mal. El sistema inmune hiperactivo que funciona mal produce glóbulos blancos hiperactivos. Los glóbulos blancos desencadenados autoinmunes no entienden la diferencia entre los anticuerpos dentro de las células invasoras y algunas de las células sanas. Los anticuerpos localizados dentro de las células sanas normales atraen los glóbulos blancos desencadenados autoinmunes. El sistema inmune hiperactivo produce glóbulos blancos asesinos. Los glóbulos blancos hiperactivos atraídos por anticuerpos comienzan a matar células sanas normales dentro de su cuerpo. El tratamiento del sistema inmune hiperactivo incluye el curso de corticosteroides, quimioterapia y medicamentos antiinflamatorios. En algunos casos, la cirugía puede ser necesaria. Los siguientes remedios naturales se usan ocasionalmente para apoyar medicamentos y tratamiento intervencionista.

  1. Busque opinión médica antes de probar cualquier terapia natural y con las pruebas de laboratorio apropiadas, obtenga su diagnóstico confirmado.
  2. Reduzca su estrés con la ayuda de técnicas de relajación, escuchando música, involucrando en artes creativas, yoga y meditación.
  3. Comience a comer frutas y verduras saludables como granos integrales, leche baja en grasa, proteínas, pescado y huevos. Beba mucha agua y reduzca la ingesta de sal, azúcar y aceite. Tome los suplementos de vitaminas y minerales necesarios según lo recomiende su médico.
  4. Duerma durante alrededor de 6-8 horas, ya que también es útil para mejorar su sistema inmunológico. Mantenga un equilibrio o trabaje y descanse.
  5. Comience a hacer ejercicio regularmente, meditación y yoga.
  6. Use refuerzos inmunológicos buscando la aprobación de su médico. Hay ciertos potenciadores naturales disponibles tales como aloe-vera, beta glucanos, hongos medicinales, suma, equinácea y otros antipatógenos como el orégano; extractos de semilla de pomelo, hoja de olivo y ajo.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment