¿Qué es la conmoción cerebral deportiva y cómo se trata?

¿Qué es la conmoción cerebral en los deportes?

La conmoción cerebral es un tipo de lesión cerebral traumática que generalmente es causada por un golpe en la cabeza o una caída traumática al suelo. La conmoción cerebral afecta temporalmente el funcionamiento del cerebro y puede causar problemas con la concentración, la memoria, la coordinación y el equilibrio. A veces, la conmoción cerebral también puede ocurrir cuando el cuerpo se agita violentamente como si estuviera en un accidente automovilístico. La mayoría de la conmoción cerebral ocurre cuando se practican deportes de contacto. Se dice que un individuo que sufrió una conmoción cerebral como resultado de los deportes de contacto tuvo una conmoción cerebral deportiva.

Según el CDC o el Centro para el control de enfermedades en los Estados Unidos, más de un millón de personas sufren conmoción cerebral deportiva cada año que es una estadística asombrosa. Conmoción cerebral deportiva puede ocurrir al jugar una variedad de deportes como fútbol, ​​rugby, hockey de campo, lucha libre y boxeo. Conmoción cerebral deportiva puede afectar a los jugadores profesionales que juegan en las ligas.

La conmoción cerebral en los niños toma más tiempo para sanar que los adultos y por lo tanto es importante que los niños que han sufrido conmoción deportiva sean tratados de manera emergente para prevenir secuelas a largo plazo la lesión. La mayoría de las personas que sufren conmoción cerebral en los deportes se recuperan sin ningún daño permanente en el cerebro ni en ninguna otra estructura del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la conmoción cerebral en los deportes?

La conmoción cerebral deportiva se produce cuando la cabeza, el cráneo o el cerebro se agitan violentamente con una fuerza excesiva. Esto puede ocurrir como resultado de un golpe directo en la cabeza como si fuera una pelota o de caer al suelo con mucha fuerza, algo que es bastante común en juegos como el fútbol y el rugby. La conmoción cerebral en los deportes generalmente ocurre con deportes como hockey sobre hielo, hockey de campo, fútbol americano, béisbol, rugby, pero también puede ocurrir con cualquier otro deporte donde exista el riesgo de sufrir una caída o recibir un golpe en la cabeza.

¿Cuáles son los síntomas de la conmoción cerebral en los deportes?

Es importante reconocer los síntomas de la conmoción cerebral temprana para iniciar el tratamiento de forma emergente y prevenir las complicaciones a largo plazo de la conmoción cerebral. Esto es más así en los niños, ya que toman más tiempo para sanar que los adultos normales de Concusión deportiva. Existe la creencia común de que la conmoción cerebral en los deportes provoca la pérdida inmediata de la conciencia pero este no es siempre el caso. Un deportista puede tener una conmoción cerebral deportiva incluso sin sufrir pérdida de conciencia. Los síntomas de la conmoción cerebral en el deporte no son reconocibles de inmediato, pero tienden a emerger lentamente después de unos días de la lesión. Los síntomas pueden ser tan simples como somnolencia persistente sin causa conocida o algo más complejo como cognitivo, como tener pérdida temporal de memoria. Algunos de los síntomas más comunes de la conmoción cerebral deportiva son:

  • Somnolencia persistente
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Pérdida de la conciencia
  • Pérdida de memoria
  • Irritabilidad frecuente
  • Confusión
  • Problemas con el equilibrio o inestabilidad
  • Persistente mareo
  • Problemas con la comunicación como hablar o entender
  • Depresión
  • Náuseas y vómitos
  • Patrones de sueño alterados.

¿Cómo se diagnostica la conmoción cerebral en los deportes?

Para el diagnóstico de Conmoción Cerebral Deportiva, la evaluación comienza con una sesión de preguntas y respuestas entre el paciente y el cuidador en la que se informan los detalles de la lesión sobre cuándo y cómo se produjo la lesión. El médico también puede preguntarle al paciente si hubo alguna pérdida de conciencia inmediatamente después de la lesión, cualquier problema de equilibrio o problemas con la alteración de la actividad mental. El médico también puede preguntar sobre cualquier historial previo de conmociones cerebrales. Una vez que la pregunta y la respuesta se reciben, el proveedor de atención médica realizará una evaluación neurológica completa del paciente para verificar el equilibrio, la coordinación, la actividad mental, cualquier cambio en la visión o la audición, o cualquier cambio en los reflejos. Se ordenarán estudios radiológicos en forma de MRI o tomografía computarizada del cerebro para observar las estructuras internas del cerebro y verificar si ha habido algún daño.

El próximo paso para diagnosticar la conmoción cerebral en los deportes es llevar a cabo una evaluación neuropsicológica en la que el paciente será revisado por cualquier anormalidad en las capacidades mentales del paciente después de la lesión. Durante esta evaluación, se evaluará la memoria a largo y corto plazo. También se evaluará la concentración del paciente, la capacidad de resolver problemas simples, la toma de decisiones y el habla.

La próxima etapa para diagnosticar la conmoción cerebral deportiva será una evaluación del equilibrio ya que muchas personas con conmociones cerebrales tendrán inestabilidad o desequilibrio durante varios días después la lesión. Esta evaluación le permitirá al médico saber qué tan bien está funcionando la parte del cerebro que controla el movimiento. Se le puede pedir al paciente que camine sobre una cinta de correr o un escalón y se evaluará la capacidad del paciente para caminar, correr y correr.

Una vez que se realizan todas estas pruebas, según los resultados, se le administra al paciente un diagnóstico de conmoción cerebral en el deporte.

¿Cómo se trata la conmoción cerebral en los deportes?

La mejor forma de tratar la conmoción cerebral deportiva es descansar lo suficiente física y mentalmente para que el cerebro vuelva a funcionar normalmente lo antes posible después de la lesión y se resuelvan todos los síntomas. Las síntomas se resuelven en aproximadamente un par de semanas.

Una vez que se resuelven los síntomas, el paciente no debe volver a la actividad deportiva inmediatamente ya que puede provocar complicaciones o incluso riesgo de sufrir otra conmoción cerebral, que puede ser bastante grave. El regreso a la actividad debe ser gradual y lento para que cuando regrese a jugar nuevamente, el cerebro esté completamente curado y se resuelvan todas las secuelas de una conmoción cerebral deportiva.

El paciente debe volver a la actividad deportiva paso a paso, lo que significa que el paciente primero vuelve al entrenamiento y monitorea los síntomas. Si él o ella puede pasar por la sesión de entrenamiento con poca o ninguna molestia, gradualmente puede volver a la actividad deportiva después de una conmoción cerebral deportiva.

¿Cuál es el pronóstico de una conmoción cerebral en los deportes?

Como se indicó anteriormente, un caso menor de conmoción cerebral en los deportes puede demorar entre una semana y dos semanas en resolverse. En algunos casos donde la lesión es mucho más grave, puede tomar hasta un mes antes de que el paciente pueda comenzar a regresar a las actividades deportivas después de sufrir una conmoción cerebral deportiva.

Lea también:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment